jueves, 14 de agosto de 2014

Dios no es un idólatra. Devocional John Piper 23/08

2 Tesalonicenses 1:10: "Cuando venga en aquel día para ser glorificado en sus santos y ser admirado en todos los que creyeron"
La gente tropieza en la enseñanza de que Dios exalta su propia gloria y busca ser alabado por su pueblo, porque la Biblia nos enseña que nosotros no seamos así. Por ejemplo la Biblia dice que el amor "no busca lo suyo" (En 1 Corintios 13:5).

¿Cómo puede ser Dios amoroso y sin embargo estar totalmente dedicado a buscar su propia gloria, alabanza y gozo? ¿Cómo puede Dios estar por nosotros si está tan totalmente dedicado a sí mismo?

La respuesta que propongo es esta: Dado que Dios es un ser único y completamente glorioso y autosuficiente, tiene que estar por sí mismo si ha de estar por nosotros. Las reglas de humildad que se aplican a la criatura no pueden aplicarse del mismo modo a su Creador.

Si Dios se abandonase a sí mismo como Fuente del gozo infinito, dejaría de ser Dios. Estaría negando el infinito valor de su propia gloria. Estaría dando a entender que hay algo más valioso fuera de si mismo. Cometería idolatría.

Eso no sería una ganancia para nosotros. Porque...¿A donde podemos ir cuando Dios se ha vuelto injusto? ¿Donde encontraríamos una Roca de integridad en el universo cuando el corazón de Dios ha dejado de valorar supremamente a lo que es supremamente valioso? ¿A dónde nos dirigiríamos con nuestra adoración cuando Dios mismo ha abandonado la afirmación de su infinito valor y belleza?

No, no convertimos la auto exaltación de Dios en amor exigiendo que Dios deje de ser Dios.

En lugar de eso, hemos de llegar a ver que Dios es amor precisamente porque busca implacablemente las alabanzas de su nombre en los corazones de su pueblo.

Traducido de: http://solidjoys.desiringgod.org/en/devotionals/god-is-not-an-idolator

No hay comentarios: