domingo, 14 de febrero de 2010

La carta del tío

En 1925, en Estados Unidos, una señora ya entrada en años consiguió enviar a sus hijos a la universidad, en una ciudad distante. El hermano de esta señora fue un día a visitarla.

-¿Cómo estás hermana? -dijo el hombre

-No muy bien, respondió la mujer con rostro triste. Hace ya más de 2 meses que no tengo noticias de mis hijos. Les he escrito en 3 o 4 ocasiones y en las dos últimas les pedí que por favor me escribiesen algo cuando tuviesen tiempo. Estoy muy sola aquí sin ellos. Pero aún no lo han hecho y comienzo a preocuparme.

-Dejamé que yo les escriba.

Esta es la carta que escribió el tío a los muchachos.

"Queridos sobrinos. Espero que les esté yendo bien en la universidad y que sean aplicados con sus estudios. Los recuerdo con mucho cariñó y se les echa de menos por aquí, sobre todo su madre, que anhela de sus palabras. Con esta carta les mando 50 $ para sus gastos. Con mucho cariño, su tío".

-Verás como contestan pronto hermana -la consoló el hombre. Después de esto echó la carta al correo.

No había pasado aún una semana cuando llegó la contestación a la carta.

-¿Cómo lo hiciste para que contestaran hermano? -Preguntó la mujer.

-Simplemente "olvidé" meter los 50 $ en el sobre.


Adaptada de una historia en el libro "Como hacer amigos e influir sobre las personas" de Dale Carnegie