domingo, 12 de abril de 2015

Un pueblo para su nombre. Devocional John Piper Solid Joys 10/05

Hechos 15:14 "Simón ha contado cómo Dios visitó por primera vez a los gentiles, para tomar de ellos pueblo para su nombre"
Apenas es posible enfatizar demasiado la centralidad de la fama de Dios al motivar la misión de la iglesia.

Cuando el mundo de Pedro fue puesto de arriba abajo por la visión de los animales impuros que le sucedió en Hechos 10, y por la lección de parte de Dios de que debía evangelizar a los gentiles además de a los judíos, volvió a Jerusalén y le dijo a los apóstoles que todo se debía al celo de Dios por su propio nombre. Sabemos esto porque Santiago resumió el discurso de Pedro de esta forma en Hechos 15:14: "Varones hermanos, oídme. Simón ha contado cómo Dios visitó por primera vez a los gentiles, para tomar de ellos pueblo para su nombre".

No es sorprendente que Pedro dijese que el propósito de Dios era reunir a un pueblo para su nombre, porque el Señor Jesús había impactado a Pedro algunos años antes con una lección inolvidable.

Recordemos que, después de que un joven rico había dado su espalda a Jesús y se había negado a seguirle, Pedro dijo a Jesús En Mateo 19:27: "He aquí, nosotros lo hemos dejado todo, y te hemos seguido [al contrario de lo que ha hecho este tipo rico]; ¿qué, pues, tendremos?". Jesús le reprendió suavemente, diciéndole que no hay un sacrificio definitivo cuando vives por el nombre del Hijo del Hombre. En Mateo 19:29 dijo: "Cualquiera que haya dejado casas, o hermanos, o hermanas, o padre, o madre, o mujer, o hijos, o tierras, por mi nombre, recibirá cien veces más, y heredará la vida eterna".

La verdad está clara: Dios está buscando con un deleite omnipotente el propósito mundial de reunir, para su nombre, un pueblo de cada tribu, lengua y nación (Apocalipsis 5:9, 7:9). Él tiene un inagotable entusiasmo por la fama de su nombre entre las naciones.

Cuando ponemos nuestros deseos en línea con los de Dios, y por amor a su nombre renunciamos a la búsqueda de comodidades mundanas y nos unimos a su propósito global, el compromiso omnipotente de Dios por su nombre está sobre nosotros y no podemos perder, a pesar de las muchas tribulaciones (Hechos 9:16, Romanos 8:35-39).

Traducido de: http://solidjoys.desiringgod.org/en/devotionals/a-people-for-his-name

No hay comentarios: