domingo, 6 de julio de 2014

Cómo venció Cristo la amargura Devocional John Piper 06/07

1 Pedro 2:23: " cuando le maldecían, no respondía con maldición; cuando padecía, no amenazaba, sino encomendaba la causa al que juzga justamente"

Contra nadie se pecó más gravemente que contra Jesús. Cada pizca de odio contra Él era totalmente inmerecida.

Nadie que haya vivido jamás era más digno de honra que Jesús, y nadie fue más deshonrado que Él.

Si hubiera alguien con derecho a ser iracundo, amargado y vengativo, ese era Jesús. ¿Cómo se controló cuando esos sivergüenzas, cuyas mismas vidas eran sustentadas por Él, le escupían en la cara? 1 Pedro 2:23 da la respuesta.

Lo que este versículo significa es que Jesús tenía fe en la gracia venidera del justo juicio de Dios. No tenía necesidad de vengarse Él mismo por todas las indignidades que sufría, porque confió su causa a Dios. Dejó la venganza en manos de Dios y oró por el arrepentimiento de sus enemigos (Como vemos en Lucas 23:34).

Pedro nos da una idea de la fe de Jesús para que aprendamos como vivir de esa forma nosotros mismos. Pedro dijo en 1 Pedro 2:21: "Para esto fuisteis llamados [a soportar con paciencia el ser tratados mal]; porque también Cristo padeció por nosotros, dejándonos ejemplo, para que sigáis sus pisadas".

Si Cristo venció la amargura y la venganza mediante la fe en la gracia venidera, ¿Cuánto más deberíamos nosotros, ya que tenemos menos derecho que Él a murmurar por ser tratados mal?

Traducido de: http://solidjoys.desiringgod.org/en/devotionals/how-christ-conquered-bitterness

No hay comentarios: