jueves, 11 de diciembre de 2014

El nacimiento de los días antiguos. Devocional John Piper Solid Joys 21/12

Juan 18:37: "Le dijo entonces Pilato: ¿Luego, eres tú rey? Respondió Jesús: Tú dices que yo soy rey. Yo para esto he nacido, y para esto he venido al mundo, para dar testimonio a la verdad. Todo aquel que es de la verdad, oye mi voz"
Aunque este texto pertenece al final de la vida de Jesús sobre la tierra, es un buen texto sobre su venida.

Lo único del nacimiento de Jesús es que Él no se originó en su nacimiento. Jesús existía antes de nacer en el pesebre. Su persona y carácter, la personalidad de Jesús de Nazaret, existía antes de que el hombre llamado Jesús de Nazaret existiese.

La palabra que se utiliza en teología para describir este misterio no es creación, sino encarnación. La persona, no el cuerpo, sino la personalidad esencial de Jesús, existía antes de nacer como hombre. Su nacimiento no fue el comienzo de la vida de una persona nueva, sino la venida al mundo de una persona infinitamente antigua.

700 años antes del nacimiento de Jesús, Miqueas lo puso de esta forma en Miqueas 5:2

Pero tú, Belén Efrata, pequeña para estar entre las familias de Judá, de ti me saldrá el que será Señor en Israel; y sus salidas son desde el principio, desde los días de la eternidad.
El misterio del nacimiento de Jesús no es simplemente que fuese nacido de una virgen. Dios quería que este milagro diese testimonio a un grado aún mayor, es decir, que el niño que nació ese día, fuese una persona que existía "desde el principio, desde los días de la eternidad".


Traducido de: http://solidjoys.desiringgod.org/en/devotionals/the-birth-of-the-ancient-of-days

No hay comentarios: