viernes, 17 de octubre de 2014

Medicina para el misionero. Devocional John Piper 26/10

Marcos 10:27: " todas las cosas son posibles para Dios"
La gracia soberana es la fuente de vida para el hedonista cristiano, porque lo que el hedonista cristiano ama más es la experiencia de ser lleno de la gracia soberana de Dios y desbordar esta gracia para el el bien de otros.

Los misioneros hedonistas cristianos aman la experiencia de poder decir "no yo, sino la gracia de Dios conmigo" (como dice 1 Corintios 15:10). Disfrutan sabiendo la verdad de que el fruto de su trabajo misionero es algo completamente de Dios (ver 1 Corintios 3:7 y Romanos 11:36).

Lo único que sienten es agrado cuando el Maestro dice: "separados de mí nada podéis hacer" (ver Juan 15:5). Saltan como corderos al comprender la verdad de que Dios ha quitado de sus hombros el peso imposible de hacer nuevas criaturas y lo ha puesto sobre sí mismo. Sin reparos, estos misioneros pueden decir como Pablo en 2 Corintios 3:5: "no que seamos competentes por nosotros mismos para pensar algo como de nosotros mismos, sino que nuestra competencia proviene de Dios".

Cuando vuelven a casa con un permiso, no hay nada que les de más alegría que decirle a las iglesias "Porque no osaría hablar sino de lo que Cristo ha hecho por medio de mí para la obediencia de los gentiles" (ver Romanos 15:18).

"¡Todas las cosas son posibles para Dios!". Estás palabras dan esperanza, y tras de ellas también se produce humildad. Son el antídoto tanto para la desesperación como para el orgullo. La medicina perfecta para el misionero.


Traducido de: http://solidjoys.desiringgod.org/en/devotionals/medicine-for-the-missionary

No hay comentarios: