martes, 14 de octubre de 2014

El misterio del matrimonio. Devocional John Piper 21/10

Génesis 2:24 "Por tanto, dejará el hombre a su padre y a su madre, y se unirá a su mujer, y serán una sola carne"
Cuando Dios se dispuso a crear al hombre y la mujer y ordenar la unión del matrimonio, no se puso a tirar los dados, o a sacar la paja más corta o a lanzar monedas para decidir cómo se relacionarían el uno con el otro, sino que diseñó el matrimonio a propósito a semejanza de la relación entre su Hijo y la iglesia, una relación que había planeado desde toda la eternidad.

Por eso, el matrimonio es un misterio; es algo que contiene y esconde un significado mucho mayor de lo que se puede ver a simple vista. Dios creó al género humano varón y hembra y dispuso el matrimonio de tal forma que la relación de pacto eterna entre Cristo y su iglesia se reflejase en la unión matrimonial.

Lo que Pablo infiere de este misterio es que los papeles del esposo y la esposa no son algo que se asigne arbitrariamente en el matrimonio, sino que están enraizados en los papeles distintivos de Cristo y su iglesia.

Aquellos que estamos casados, debemos reflexionar una y otra vez cuán misterioso y maravilloso es que Dios nos de el privilegio de reflejar en el matrimonio unas realidades divinas asombrosas, infinitamente mayores y más maravillosas que nosotros mismos.

Este es el fundamento del patrón de amor que Pablo describe para el matrimonio. No es suficiente decir que cada esposo debería buscar su propia felicidad en la felicidad del otro. También es importante decir que los esposos y esposas deberían copiar conscientemente la relación que Dios quería que tuviesen Cristo y la iglesia.

Espero que, ya sea que seas casado o soltero, joven o anciano, tomes esto en serio. La revelación de los que cumplen los pactos, de la iglesia y Cristo, depende de esto.

Traducido de: http://solidjoys.desiringgod.org/en/devotionals/the-mystery-of-marriage

No hay comentarios: