lunes, 6 de octubre de 2014

El gozo de Jesús en el matrimonio. Devocional John Piper 18/10

Efesios 5:25-27: "Maridos, amad a vuestras mujeres, así como Cristo amó a la iglesia, y se entregó a sí mismo por ella, para santificarla, habiéndola purificado en el lavamiento del agua por la palabra, a fin de presentársela a sí mismo, una iglesia gloriosa"
La razón por la que hay tanta miseria en el matrimonio, no es que los esposos y las esposas busquen su propio placer, sino que no lo buscan en el placer de su cónyuge. El mandato bíblico a los esposos y las esposas es que busquen su propio gozo en el gozo de su cónyuge.

No existe un pasaje más hedonista en la Biblia que el que encontramos sobre el matrimonio en Efesios 5:25-30. Se le dice a los esposos que tienen que amar a sus esposas de la misma forma que Cristo amó a la iglesia.

¿Cómo amó a la iglesia? "Se entregó a si mismo por ella". Pero ¿por qué? "Para santificarla y lavarla". Y, ¿por qué querría hacer eso? "A fin de presentar la iglesia a sí mismo en esplendor".

¡Ahí lo tenemos!. Como dice en Hebreos 12:2: "por el gozo puesto delante de él sufrió la cruz". ¿Qué gozo? El gozo del matrimonio con su esposa, la iglesia.

Jesús no quiere una esposa sucia y que no es santa. Por tanto, estaba dispuesto a morir para "santificar y lavar" a su prometida, de forma que la pudiese presentar a sí mismo"gloriosa". Él ganó el deseo de su corazón entregándose a sí mismo por el bien de su esposa.

Traducido de: http://solidjoys.desiringgod.org/en/devotionals/jesus-joy-in-marriage

No hay comentarios: