miércoles, 28 de enero de 2015

Insultado aquí, recompensado allí. Devocional John Piper Solid Joys 06/02

Salmos 1:3 "Será como árbol plantado junto a corrientes de aguas, Que da su fruto en su tiempo, Y su hoja no cae; Y todo lo que hace, prosperará"
¿Cómo apunta a Cristo la promesa del Salmo 1:3?

Dice: "todo lo que hace, prosperará". Los justos prosperan en todo lo que hacen. ¿Es esto verdad o se trata de ingenuidad?

En esta vida, muchas veces prosperan los malos. Salmos 37:7 "No te alteres con motivo del que prospera en su camino, Por el hombre que hace maldades". Malaquías 3:15: "los que hacen impiedad no sólo son prosperados, sino que tentaron a Dios y escaparon".

Y también en esta vida los justos muchas veces sufren y su bondad es recompensada con abusos. Salmos 44:20-22: "Si nos hubiésemos olvidado del nombre de nuestro Dios ... ¿No demandaría Dios esto? ... Pero por causa de ti nos matan cada día; Somos contados como ovejas para el matadero".

Por tanto, cuando el salmista dice "todo lo que hace, prosperará", está apuntando a través de las ambigüedades de esta vida, hasta la vida después de la muerte, donde la prosperidad de todo lo que hemos hecho aparecerá.

Esa es la forma en la que pensaba Pablo.

En 1 Corintios 15:55-57, primero celebra la victoria de Cristo sobre la muerte: "¿Dónde está, oh muerte, tu victoria? ... gracias sean dadas a Dios, que nos da la victoria por medio de nuestro Señor Jesucristo"

En segundo lugar, extrae la conclusión de que debido a esta victoria, cualquier obra que los creyentes hayan hecho jamás prosperará. 1 Corintios 15:58 dice "Así que, hermanos míos amados ... vuestro trabajo en el Señor no es en vano". Cuando algo no es en vano, es porque prospera.

Debido a que Jesús murió en nuestro lugar, garantizó que toda buena obra prosperará al final. Mateo 5:11-12 dice: "Bienaventurados sois cuando por mi causa os vituperen ... Gozaos y alegraos, porque vuestro galardón es grande en los cielos; porque así persiguieron a los profetas que fueron antes de vosotros". Insultados aquí, recompensados allí.

La frase "todo lo que hace prosperará" que parece ingenua en el Antiguo Testamento, apunta profundamente a la obra de Cristo y la realidad de la resurrección.

Traducido de: http://solidjoys.desiringgod.org/en/devotionals/reviled-here-rewarded-there

El propósito principal del ministerio. Devocional John Piper Solid Joys 05/02

Hebreos 10:39 "Pero nosotros no somos de los que retroceden para perdición, sino de los que tienen fe para preservación del alma"
No miremos al costo temporal del amor y retrocedamos de la confianza en las promesas de Dios, que son infinitamente superiores, porque no es solo que perderemos las promesas, sino que seremos destruidos.

Es el infierno lo que está en juego, y no la pérdida de unas cuantas recompensas extra. Hebreos 10:39 dice: "no somos de los que retroceden para perdición", está hablando del juicio eterno.

Así que nos advertimos unos a otros para no alejarnos, para no amar al mundo, para que no comencemos a pensar que no hay nada grande en juego. Temamos a la situación terrible de no valorar las promesas de Dios por encima de las promesas del pecado.

Pero principalmente, hemos de enfocarnos en lo precioso de las promesas y ayudarnos unos a otros a valorar sobre todas las cosas la gran recompensa que Cristo obtuvo por nosotros. Debemos decirnos unos a otros lo que dice el versículo 35: "No perdáis, pues, vuestra confianza, que tiene grande galardón". Y luego hemos de ayudarnos unos a otros para ver la grandeza de esa recompensa.

Creo que esa es la tarea principal de la predicación y el propósito principal de los grupos de estudio pequeños y de todos los ministerios de la iglesia: ayudar a la gente a ver la grandeza de lo que Cristo obtuvo para todos los que lo valoran por encima del mundo. Ayudar a que la gente lo vea y pueda sentirlo, de manera que el valor superior de Dios brille en su satisfacción, y en los sacrificios que salen de ella.

Traducido de: http://solidjoys.desiringgod.org/en/devotionals/the-main-purpose-of-ministry

5 Formas en la que la aflicción nos ayuda. Devocional John Piper Solid Joys 04/02

Salmos 119:67 "Antes que fuera yo humillado, descarriado andaba; Mas ahora guardo tu palabra"
Este versículo muestra que Dios envía aflicciones para ayudarnos a aprender su palabra. Debemos preguntarnos como la aflicción nos ayuda a entender la Palabra de Dios y a guardarla.

Existen muchas respuestas y muchas experiencias, pero aquí tenemos cinco de ellas:

1) La aflicción suprime el engaño de la vida y nos hace más serios, de forma que nuestra mentalidad esté más en sintonía con la seriedad de la Palabra de Dios.

2) La aflicción nos quita los apoyos mundanos y nos fuerza a confiar más en Dios, lo cual nos pone más en sintonía con el objetivo de la Palabra.

3) La aflicción nos hace buscar en las Escrituras con mayor desesperación en busca de ayuda, en lugar de tratarlas como algo marginal en nuestra vida.

4) La aflicción nos hace compañeros en los sufrimientos de Cristo, de forma que tengamos mayor comunión con Él y veamos el mundo más a través de sus ojos.

5) La aflicción mortifica los deseos carnales, que nos engañan y distraen, y nos ponen en un marco más espiritual que encaja mejor con la palabra de Dios.

Que el Espíritu Santo nos de gracia para no murmurar contra la forma de enseñar de Dios.

Traducido de: http://solidjoys.desiringgod.org/en/devotionals/five-ways-affliction-helps

martes, 27 de enero de 2015

El amor más grande. Devocional John Piper Solid Joys 03/02

1 Juan 2:12: "Os escribo a vosotros, hijitos, porque vuestros pecados os han sido perdonados por su nombre"
¿Por qué enfatizamos que Dios ama, perdona y salva por su propia gloria? He aquí dos razones (entre muchas):

1) Porque la Biblia lo hace

Isaías 43.25: Yo, yo soy el que borro tus rebeliones por amor de mí mismo, y no me acordaré de tus pecados.

Salmos 25:11: Por amor de tu nombre, oh Yahweh, Perdonarás también mi pecado, que es grande.

Salmos 79:9: Ayúdanos, oh Dios de nuestra salvación, por la gloria de tu nombre; Y líbranos, y perdona nuestros pecados por amor de tu nombre.

Jeremías 14:7: Aunque nuestras iniquidades testifican contra nosotros, oh Yahweh, actúa por amor de tu nombre; porque nuestras rebeliones se han multiplicado, contra ti hemos pecado.

Jeremías 14:20-21:  Reconocemos, oh Yahweh, nuestra impiedad, la iniquidad de nuestros padres; porque contra ti hemos pecado. Por amor de tu nombre no nos deseches, ni deshonres tu glorioso trono.

Romanos 3:25-26: a quien Dios puso como propiciación por medio de la fe en su sangre, para manifestar su justicia, a causa de haber pasado por alto, en su paciencia, los pecados pasados, con la mira de manifestar en este tiempo su justicia, a fin de que él sea el justo, y el que justifica al que es de la fe de Jesús.

1 Juan 2:12: porque vuestros pecados os han sido perdonados por su nombre.

2) Porque deja claro que Dios nos ama con el amor más grande

Juan 17:24: Padre, aquellos que me has dado, quiero que donde yo estoy, también ellos estén conmigo, para que vean mi gloria,

Dios no nos ama de una forma que nos haga supremos a nosotros, sino que le haga supremo a Él. El cielo no será una sala de espejos, sino la vista cada vez mayor de una infinita grandeza. Llegar al cielo y encontrar que somos supremos sería una gran desilusión.

El amor más grande se asegura de que Dios hace todo de tal manera que magnifique y sostenga su supremacía, de forma que cuando lleguemos allí, tengamos algo que aumente nuestro gozo para siempre: La gloria de Dios. El mayor amor de Dios es darse a sí mismo para que nosotros lo disfrutemos para siempre, al precio de la vida de su Hijo (Romanos 8:32)

Traducido de: http://solidjoys.desiringgod.org/en/devotionals/the-greatest-love

El ciclo del perdón. Devocional John Piper Solid Joys 02/02

Lucas 11:4 "Y perdónanos nuestros pecados, porque también nosotros perdonamos a todos los que nos deben. Y no nos metas en tentación, mas líbranos del mal"
¿Quién perdona primero a quién?

Colosenses 3:13: "De la manera que Cristo os perdonó, así también hacedlo vosotros".

Cuando Jesús nos enseña a orar para que Dios nos perdone "porque también nosotros perdonamos" no quiere decir que el primer movimiento de perdón fuese nuestro. Más bien funciona así: Dios nos perdonó a nosotros cuando creímos en Cristo (ver Hechos 10:43), luego, desde esta experiencia de quebrantamiento, alegría, gratitud, y esperanza de ser perdonados, ofrecemos perdón a otros.

Esto significa que hemos sido perdonados para salvación, es decir, nuestro perdón muestra que tenemos fe, que estamos unidos a Cristo, y que el Espíritu habita en nosotros.

Pero todavía pecamos (1 Juan 1:8, 10). Así que todavía tenemos que volvernos a Dios para que nos aplique de forma fresca la obra de Cristo. Aplicaciones frescas de perdón. No podemos hacer esto con confianza si estamos guardando un espíritu de falta de perdón (Mateo 18:23-25).

Es por eso que Jesús dice que pedimos perdón porque somos perdonadores. Es como decir "Padre, sigue extendiendo hacia mí las misericordias obtenidas por Cristo, porque por esas misericordias abandono la venganza y extiendo a otros lo que me has dado".

Que conozcas el perdón de Dios de nuevo cada día, y que la gracia desborde en tu corazón en perdón hacia otros.

Traducido de: http://solidjoys.desiringgod.org/en/devotionals/the-forgiveness-cycle


Incluído en el pacto. Devocional John Piper Solid Joys 01/02

Salmos 132:17-18: "17 Allí haré retoñar el poder de David; He dispuesto lámpara a mi ungido.18 A sus enemigos vestiré de confusión, Mas sobre él florecerá su corona"
¿Quién se beneficiará de las promesas que Dios hizo a David?

* Salmos 132:17-18: "17 Allí haré retoñar el poder de David; He dispuesto lámpara a mi ungido.18 A sus enemigos vestiré de confusión, Mas sobre él florecerá su corona"

* Isaías 55:1, 3: "1 A todos los sedientos: Venid a las aguas; y los que no tienen dinero, venid, comprad y comed ... haré con vosotros pacto eterno, las misericordias firmes a David"

Dios hará un pacto con aquel que venga a Dios a través de Jesucristo su Hijo, sediento por lo que es Él en lugar de depender en quienes somos o lo que hacemos.

¿Qué pacto? Un pacto que se define y asegura por las "misericordias firmes a David" que da Dios. Creo que eso significa que estamos incluidos en el pacto davídico. Lo que obtiene David, es lo que nosotros obtenemos en Cristo Jesús.

¿Y qué es lo que eso incluye? Que el poder retoñará para nosotros. Una gran fuerza para luchar por nosotros y protegernos. Habrá una lámpara de Dios dispuesta para nosotros. Esto es, la luz nos rodeará, y la oscuridad no podrá vencernos. Habrá una corona para nosotros, es decir, reinaremos con el Hijo de David y nos sentaremos en su trono. Como dice Apocalipsis 3:21: "Al que venciere, le daré que se siente conmigo en mi trono".

Es algo impactante que nos beneficiemos de las promesas hechas a David. Dios quiere que esto nos impacte, quiere que nos levantemos de nuestro devocional impactados por el poder, la autoridad y seguridad con la que somos amados por Dios.

Traducido de: http://solidjoys.desiringgod.org/en/devotionals/included-in-the-covenant

domingo, 25 de enero de 2015

Luchar contra la pornografía: Versículos y reflexiones

La pornografía es una industria multimillonaria, y la más grande en Internet, y supone un pecado indignante contra Dios y el ser humano, que lleva su imagen. Pero no estamos sin guía. A través de la palabra de Dios, específicamente 1 Corintios 5-7, se nos muestra como tratar con el porno y otros pecados sexuales.

La  iglesia de Corinto estaba salpicada por distintas perversiones sexuales. Había un hombre que se acostaba con la mujer de su padre. Sorprendentemente, la iglesia presumía de tales prácticas, y no había aislado a aquel que cometía este acto infame. Pablo, alarmado por esta presunción dijo: "¿No debierais más bien haberos lamentado?" (1 Corintios 5:2).

Pablo trata este problema dando verdades teológicas a la iglesia para que, al ser aceptadas, venzan todas las formas de inmoralidad sexual que existen en nuestros corazones. Pablo utiliza las palabras "¿No sabéis?" en 7 ocasiones en 1 Corintios 5-7 (1 Corintios 5:6; 6:2-3, 9, 15-16, 19). Pablo claramente supone que ya deberíamos tener el conocimiento que nos está dando. También cree que este conocimiento formará y gobernará nuestra sexualidad a través del poder que contienen estas verdades. La buena teología triunfa sobre la biología.

La munición necesaria

El doble imperativo para la iglesia es huir de la inmoralidad y glorificar a Dios con su cuerpo (1 Corintios 6:18-20). Pablo nos da siete verdades teológicas para fortalecernos a la hora de obedecer estos mandamientos y conseguir vencer la pornografía.

1) Como iglesia de Dios, sabemos que tolerar la inmoralidad sexual en medio de nosotros leuda a la iglesia (1 Corintios 5:6-8)
2) Como creyente en Cristo, sabes que fuiste lavado, santificado y justificado (1 Corintios 6:11) en el nombre de Jesucristo y por el Espíritu Santo de Dios (toda la Trinidad, Padre, Espíritu e Hijo, estuvo involucrada en tu salvación).
3) Sabes que tu cuerpo es para el Señor, no para la pornografía, masturbación o el adulterio (1 Corintios 6:12-14)
4) Sabes que eres miembro del cuerpo de Cristo (1 Corintios 6:15)
5) Sabes que estás casado(a) con Cristo (1 Corintios 6:16-17)
6) Sabes que las estrellas y espectadores del porno que no se arrepientan, no heredarán el reino de Dios (1 Corintios 6:9-10)
7) Sabes que el cuerpo es el templo del Espíritu Santo (1 Corintios 6:19-20), por tanto has de huir de la inmoralidad sexual y glorificar a Dios en tu cuerpo.

Este es tu armamento: verdades cumplidas por Dios, conocimiento dado por su gracia.

Sigamos los mandamientos que este conocimiento nos libera para cumplir.

En primer lugar, convierte en un hábito el huir de la inmoralidad sexual. No solamente la evites, huye de ella. En Antiguo Testamento la gente huía de los enemigos mortales (ver Génesis 14:10), de las serpientes (Éxodo 4:3), de los vengadores de sangre (Números 35:6) y de otros grandes peligros. La inmoralidad sexual, sin embargo, supone un peligro mayor que cualquiera de estos enemigos. La inmoralidad sexual es enemiga de tu alma: quiere condenarte para siempre.

Y no solo eso, sino que la inmoralidad sexual golpea lo más profundo de nuestro ser. "Cualquier otro pecado que el hombre cometa, está fuera del cuerpo; mas el que fornica, contra su propio cuerpo peca" (1 Corintios 6:18). La pornografía presenta una amenaza a tu nuevo estado y naturaleza en Cristo porque, en lugar de permanecer unido a Cristo como parte de su cuerpo, te unes a una prostituta. Nos viene a la mente la historia de José en Egipto. José, al contrario que su hermano mayor Judá (Génesis 38), es un ejemplo perfecto de cómo huir. Moisés registra tres veces en el capítulo 39 de Génesis que José, que también tenía el Espíritu de Dios (Génesis 41:38) "huyó" del adulterio, porque consideró que la inmoralidad sexual era un "grande mal contra Dios".

En segundo lugar, glorifica a Dios con tu cuerpo. En el Antiguo Testamento, el templo existía para glorificar a Dios y santificar su nombre (1 Reyes 8). Ahora que los creyentes en Cristo somos el templo, tenemos que glorificar su nombre con nuestros cuerpos.

Traducido y resumido de http://www.desiringgod.org/blog/posts/ammunition-for-the-fight-against-porn