miércoles, 1 de octubre de 2014

Cuidado con servir a Dios. Devocional John Piper 12/10

Hechos 17:24-25:"El Dios que hizo el mundo y todas las cosas que en él hay, siendo Señor del cielo y de la tierra, no habita en templos hechos por manos humanas, ni es honrado por manos de hombres, como si necesitase de algo; pues él es quien da a todos vida y aliento y todas las cosas"
No glorificamos a Dios proveyendo para sus necesidades, sino orando para que Él provea las nuestras, y confiando en que Él responderá.

En esto estamos en el centro de las buenas noticias del hedonismo Cristiano. La insistencia de Dios en que pidamos para darnos ayuda, de forma que Él se lleve la gloria (ver Salmos 50:15), nos fuerza al asombroso hecho de que hemos de tener cuidado con servir a Dios y tener especial cuidado por dejar que Él nos sirva, para que no le robemos su gloria.

Esto suena muy extraño. La mayoría de nosotros piensa que servir a Dios es algo completamente positivo; no hemos considerado que servir a Dios puede ser un insulto para Él. Pero el meditar en el significado de la oración exige que consideremos esto. Hechos 17:24-25 lo deja claro.

Este razonamiento es el mismo que el que hace Robinson Crusoe acerca de la oración: Salmos 50:12 y 15: "Si yo tuviese hambre, no te lo diría a ti; porque mío es el mundo y su plenitud ... invócame en el día de la angustia; Te libraré, y tú me honrarás".

Esto indica que, evidentemente, hay una forma de servir a Dios que lo menosprecia, como si necesitara de nuestro servicio. Marcos 10:45 dice: "El Hijo del Hombre no vino para ser servido sino para servir". Su objetivo es ser el siervo. Él busca llevarse la gloria como Dador.


Traducido de: http://solidjoys.desiringgod.org/en/devotionals/beware-of-serving-god

No podemos hacer nada. Devocional John Piper 11/10

Juan 15:5: "Yo soy la vid, vosotros los pámpanos; el que permanece en mí, y yo en él, éste lleva mucho fruto; porque separados de mí nada podéis hacer"
Supongamos que estás totalmente paralizado, y que no puedes hacer nada, salvo hablar. Y supongamos que un amigo fuerte y de confianza, ha prometido vivir contigo y hacer lo que quiera que necesites. ¿Cómo podrías glorificar a tu amigo si un extraño viniese a visitarte?

¿Glorificarías su generosidad y su fuerza intentando levantarte de la cama y llevándole a cuestas? ¡No! Más bien dirías: "Amigo, levántame, y por favor ¿podrías poner una almohada detrás de mí para que pueda mirar a mi invitado? además ¿podrías ponerme las gafas?"

De esa forma tu visitante, sabría por tus peticiones que tú estás incapacitado, y que tu amigo es fuerte y bueno. Glorificarías a tu amigo necesitándole, pidiéndole ayuda y contando con él.

En Juan 15:5, Jesús dice: "Separados de mí nada podéis hacer". Así que estamos paralizados de verdad. Sin Cristo, no somos capaces de hacer nada bien. Como Pablo dice en Romanos 7:18: "Y yo sé que en mí, esto es, en mi carne, no mora el bien".

Pero de acuerdo a Juan 15:5, Dios tiene la intención de que hagamos algo bueno. Quiere que llevemos fruto. En Juan 15:15 Jesús dice "os he llamado amigos", así que nuestro amigo fuerte y de confianza promete hacer por nosotros lo que no podemos hacer por nosotros mismos.

¿Cómo podemos glorificar a Jesús entonces? Él nos da la respuesta en Juan 15:7: "Si permanecéis en mí, y mis palabras permanecen en vosotros, pedid todo lo que queréis, y os será hecho". Es decir, ¡la respuesta es orar! Pedimos a Dios que haga por nosotros, a través de Cristo, lo que no podemos hacer por nosotros mismos: llevar fruto.

El versículo 8 da el resultado: "En esto es glorificado mi Padre, en que llevéis mucho fruto".

¿Cómo se glorifica a Dios con la oración entonces? La oración es admitir de forma abierta que sin Cristo no podemos hacer nada. Es el volvernos de nosotros a Dios, con la confianza de que Él proveerá la ayuda que necesitamos.

Traducido de: http://solidjoys.desiringgod.org/en/devotionals/we-can-do-nothing

El mejor pasaje de la Biblia. Devocional John Piper 10/10

Romanos 3:25-26: "[Jesús] a quien Dios puso como propiciación por medio de la fe en su sangre, para manifestar su justicia, a causa de haber pasado por alto, en su paciencia, los pecados pasados, con la mira de manifestar en este tiempo su justicia, a fin de que él sea el justo, y el que justifica al que es de la fe de Jesús"
Romanos 3:25-26 pueden ser los versículos más importantes de la Biblia.

¡Dios es completamente justo! ¡Y Él justifica a los impíos!

No se trata de una cosa o la otra, ¡son ambas! Él absuelve a los culpables, pero no es culpable al hacerlo. ¡Estas son las mejores noticias del mundo!

* 2 Corintios 5:21: "Al que no conoció pecado, por nosotros lo hizo pecado, para que nosotros fuésemos hechos justicia de Dios en él".

* Romanos 8:3: "Dios, enviando a su Hijo en semejanza de carne de pecado y a causa del pecado, condenó al pecado en la carne".

* 1 Pedro 2:24: "[Cristo] llevó él mismo nuestros pecados en su cuerpo sobre el madero"

* 1 Pedro 3:18: "Porque también Cristo padeció una sola vez por los pecados, el justo por los injustos, para llevarnos a Dios"

* Romanos 6:5: "Porque si fuimos plantados juntamente con él en la semejanza de su muerte, así también lo seremos en la de su resurrección"

Si las noticias más aterradoras del mundo son que hemos caído bajo la condenación de nuestro Creador, y que Él está obligado por su justo carácter a preservar el valor de su gloria derramando una ira eterna sobre nuestro pecado ...

... Entonces las mejores noticias de todo el mundo (¡el evangelio!), es que Dios ha decretado un camino de salvación que mantiene el valor de su gloria, el honor de su Hijo, y la eterna salvación de sus elegidos. Él ha dado a su Hijo para morir por los pecadores y conquistar su muerte por su propia resurrección.

Traducido de: http://solidjoys.desiringgod.org/en/devotionals/best-passage-ever

La sabia misericordia de Dios. Devocional John Piper 09/10

1 Corintios 1:23-24  "Predicamos a Cristo crucificado, para los judíos ciertamente tropezadero, y para los gentiles locura; mas para los llamados, así judíos como griegos, Cristo poder de Dios, y sabiduría de Dios"
Por encima de las noticias aterradoras de que hemos caído bajo la condenación de nuestro Creador, y que Él está obligado por su justo carácter a preservar el valor de su gloria derramando una ira eterna sobre nuestro pecado, están las maravillosas noticias del evangelio.

Esta es una verdad que nadie puede aprender de la naturaleza. Tiene que ser contada a los vecinos y predicada en las iglesias, y llevada por los misioneros.

Las buenas noticias es que Dios mismo ha decretado una manera de satisfacer las demandas de su justicia sin condenar a toda la raza humana.

El infierno es una de las formas de saldar cuentas con los pecadores y mantener su justicia. Pero hay otra forma.

La sabiduría de Dios ha ordenado un camino para que el amor de Dios nos libre de su ira sin comprometer su justicia.

Y ¿cuál es esta sabiduría? ¡la muerte del Hijo de Dios por los pecadores!

La muerte de Cristo es la sabiduría de Dios por la cual el amor de Dios salva a los pecadores de la ira de Dios, mientras mantiene y demuestra la justicia de Dios en Cristo.

Traducido de: http://solidjoys.desiringgod.org/en/devotionals/god-s-wise-mercy

martes, 30 de septiembre de 2014

Nuestro bien es el deleite de Dios. Devocional John Piper 08/10

Jeremías 32:40-41: "Y haré con ellos pacto eterno, que no me volveré atrás de hacerles bien, y pondré mi temor en el corazón de ellos, para que no se aparten de mí. Y me alegraré con ellos haciéndoles bien, y los plantaré en esta tierra en verdad, de todo mi corazón y de toda mi alma"
La búsqueda de Dios de obtener alabanza de nosotros, y nuestra búsqueda de placer en Él son una y la misma búsqueda. La búsqueda de Dios para ser glorificado, y la nuestra por ser satisfechos, llegan a su objetivo solamente en una experiencia: cuando nos deleitamos en Dios y eso se desborda en alabanza.

Para Dios, la alabanza es el dulce eco de su propia excelencia en los corazones de su pueblo.

Para nosotros, la alabanza es la cima de la satisfacción que viene de vivir en la comunión con Dios.

La impactante implicación de este descubrimiento es que toda la energía omnipotente que lleva al corazón de Dios a buscar su propia gloria, también lo lleva a satisfacer los corazones de aquellos que buscan su gozo en Él.

Las buenas noticias de la Biblia son que Dios no se siente poco inclinado a satisfacer los corazones de aquellos que esperan en Él, sino justo al contrario: Aquello que nos puede hacer más felices es en lo que Dios se deleita con todo el corazón y con toda el alma.

Con todo su corazón y con toda su alma, Dios se une a nosotros en la búsqueda de nuestro gozo eterno, porque la consumación de ese gozo en Él redunda para la gloria de su propio valor infinito.


Traducido de: http://solidjoys.desiringgod.org/en/devotionals/our-good-is-god-s-delight

Nosotros esperamos, Él hace. Devocional John Piper 07/10

Isaías 64:4: "Ni nunca oyeron, ni oídos percibieron, ni ojo ha visto a Dios fuera de ti, que hiciese por el que en él espera"
Hay solamente unas pocas cosas que me hayan atrapado con más gozo que la verdad de que Dios ama mostrar su bondad obrando por mí.Y su obra por mí está siempre antes, debajo y en cualquier obra que yo hago para Él.

En principio puede sonarnos como algo arrogante y que menosprecia a Dios el decir que Él obra, que trabaja por nosotros. Pero eso nos sucede solamente por la connotación de que yo soy el empleador y Dios necesita un empleo. Esa no es la connotación cuando la Biblia habla de que Dios obra por nosotros como en Isaías 64:4: "Dios hace por los que en Él esperan".

La connotación adecuada de decir que Dios trabaja para mí, es que yo estoy en bancarrota y necesito un rescate. Yo soy débil y necesito a alguien fuerte. Yo estoy en peligro y necesito un protector. Soy necio y necesito a alguien sabio. Estoy perdido y necesito un Rescatador.

"Dios trabaja por mí" significa que yo no puedo hacer el trabajo.

Y esto le glorifica a Él y no a mí. El que da es el que obtiene la gloria. El Poderoso es el que se gana la alabanza.

Lee y se liberado del peso de llevar tu propia carga. Deja que Él haga ese trabajo.

1. Isaías 64:4 "Ni ojo ha visto a Dios fuera de ti, que hiciese por el que en él espera"

2. Hechos 17:25 "Dios no es honrado por manos de hombres, como si necesitase de algo; pues él es quien da a todos vida y aliento y todas las cosas"

3. Marcos 10:45 "Porque el Hijo del Hombre no vino para ser servido, sino para servir, y para dar su vida en rescate por muchos"

4. 2 Crónicas 16:9 "Porque los ojos de Yahweh contemplan toda la tierra, para mostrar su poder a favor de los que tienen corazón perfecto para con él"

5. Salmos 50:12, 15 "Si yo tuviese hambre, no te lo diría a ti; invócame en el día de la angustia; Te libraré, y tú me honrarás"

6. Isaías 46:4 "Y hasta la vejez yo mismo, y hasta las canas os soportaré yo; yo hice, yo llevaré, yo soportaré y guardaré"

7. 1 Corintios 15:10 "antes he trabajado más que todos ellos; pero no yo, sino la gracia de Dios conmigo"

8. Salmos 127:1 "Si Yahweh no edificare la casa, En vano trabajan los que la edifican"

9. 1 Pedro 4:11 "Si alguno ministra, ministre conforme al poder que Dios da, para que en todo sea Dios glorificado"

10. Filipenses 2:12-13 "Ocupaos en vuestra salvación con temor y temblor, porque Dios es el que en vosotros produce así el querer como el hacer"

11. 1 Corintios 3:6  "Yo planté, Apolos regó; pero el crecimiento lo ha dado Dios"

Traducido de: http://solidjoys.desiringgod.org/en/devotionals/we-wait-he-works

El Dios feliz. Devocional John Piper 06/10

1 Timoteo 1:10-11:"... la sana doctrina, según el glorioso evangelio del Dios bendito [feliz]"
Gran parte de la gloria de Dios es su felicidad.

Para el apóstol Pablo era inconcebible que a Dios se le pudiese negar el gozo infinito y aun así seguir siendo glorioso. Ser infinitamente glorioso es ser infinitamente feliz. Él utilizó la frase: "glorioso del Dios bendito" porque es algo glorioso que Dios sea tan feliz como, de hecho, lo es.

La gloria de Dios consiste mucho en el hecho de que Él es feliz más allá de lo que podamos imaginar.

 Este es el evangelio: "El glorioso evangelio del Dios feliz". Para nosotros, son buenas noticias que Dios sea gloriosamente feliz.

Nadie querría pasar la eternidad con un Dios que no es feliz. Si Dios no es feliz, entonces el objetivo del evangelio no es un objetivo feliz, y eso significaría que no sería un evangelio en absoluto.

Pero, de hecho, Jesús nos está invitando a pasar la eternidad con un Dios feliz cuando dice en Mateo 25:23: "entra en el gozo de tu Señor". Jesús vivió y murió para que este gozo, el gozo de Dios, pudiese estar en nosotros y nuestro gozo pudiese ser cumplido (Juan 15;11; 17:13). Por eso, el evangelio es "El glorioso evangelio del Dios feliz".

La felicidad de Dios es en primer lugar la felicidad en su Hijo. Por eso cuando compartimos la felicidad de Dios, estamos compartiendo el agrado que el Padre tiene en el Hijo.

Este es el motivo de que Jesús nos diese a conocer al Padre. Al final de su gran oración en Juan 17, Él dijo a su Padre en el versículo 26: "Y les he dado a conocer tu nombre, y lo daré a conocer aún, para que el amor con que me has amado, esté en ellos, y yo en ellos". Él nos dio a conocer a Dios, para que el placer en su Hijo pudiese estar en nosotros y convertirse en el nuestro.

Traducido de: http://solidjoys.desiringgod.org/en/devotionals/the-happy-god