miércoles, 17 de septiembre de 2014

Nuestro bien es su gloria. Devocional John Piper 28/09

Mateo 6:6:"Mas tú, cuando ores, entra en tu aposento, y cerrada la puerta, ora a tu Padre que está en secreto; y tu Padre que ve en lo secreto te recompensará en público"
Una objeción común al hedonismo cristiano es que pone los intereses del hombre por encima de la gloria de Dios, que pone mi felicidad por encima del honor de Dios. Pero, enfáticamente, el hedonismo cristiano no hace esto.

De seguro, los hedonistas cristianos nos proponemos buscar nuestro interés y felicidad con todas nuestras fuerzas. Suscribimos la resolución de Jonathan Edwards: "Resuelvo proponerme el obtener para mi mismo tanta felicidad en el otro mundo como pueda, con toda la potencia, poder, vigor, vehemencia y fuerza de la que sea capaz, y a la que pueda esforzarme, en toda manera que se pueda imaginar".

Pero he aprendido de la Biblia (y de Edwards) que el interés de Dios es magnificar la plenitud de su gloria que se desborda en misericordia hacia nosotros.

Por eso, la búsqueda de nuestro interés y felicidad nunca está por encima de Dios, sino siempre en Dios. La verdad más preciosa de la Biblia es que el mayor interés de Dios es glorificar la riqueza de su gracia a través de hacer que los pecadores sean felices en Él - ¡en Él!

Cuando nos humillamos como niños pequeños y no tenemos aires de auto suficiencia, sino que corremos con felicidad al gozo del abrazo con nuestro Padre, la gloria de su gracia es magnificada y el anhelo de nuestra alma es satisfecho. Nuestro interés y su gloria son uno.

Por eso, los hedonistas cristianos no ponen su felicidad por encima de la gloria de Dios cuando buscan su felicidad en Él.

Traducido de: http://solidjoys.desiringgod.org/en/devotionals/our-good-is-his-glory

El poder de una promesa superior. Devocional John Piper 27/09

Salmos 119:45: "Y andaré en libertad, Porque busqué tus mandamientos"
Un elemento esencial del gozo es la libertad. Ninguno de nosotros sería feliz si no fuese libre de lo que odia y libre para lo que ama.

Y ¿dónde encontramos verdadera libertad? El salmo 119:45 dice: "andaré en libertad, porque busqué tus mandamientos".

El cuadro es de espacios abiertos. La Palabra nos libera de la estrechez de mente (1 Reyes 4:29) y de confinamientos amenazantes (Salmos 18:19).

Jesús dice en Juan 8:32: "Conoceréis la verdad y la verdad os hará libres". Está pensando en la libertad de la esclavitud del pecado (versículo 34). O, por ponerlo de forma positiva, la libertar para santidad.

Las promesas de la gracia de Dios proveen el poder que hace de las demandas de santidad de Dios sean una experiencia de libertad más que de temor. Pedro describió el poder liberador de las promesas de Dios así en 2 Pedro 1:4: "por medio de las cuales nos ha dado preciosas y grandísimas promesas, para que por ellas llegaseis a ser participantes de la naturaleza divina, habiendo huido de la corrupción que hay en el mundo a causa de la concupiscencia".

En otras palabras, cuando confiamos en las promesas de Dios, cortamos la raíz de corrupción por el poder de una promesa superior.

¡Cuán crucial es la Palabra que rompe el poder de los placeres falsos! Y ¡Cuán vigilantes debemos ser para iluminar nuestros caminos y cargar nuestros corazones con la Palabra de Dios!

Salmos 119:105 dice: "Lámpara es a mis pies tu palabra, Y lumbrera a mi camino" y el versículo 11: "En mi corazón he guardado tus dichos, Para no pecar contra ti" (ver también el versículo 9).

Traducido de: http://solidjoys.desiringgod.org/en/devotionals/the-power-of-a-superior-promise

Vive confiado en el Poder de Dios. Devocional John Piper 26/09

Efesios 1:19: "la supereminente grandeza de su poder para con nosotros los que creemos..."
La omnipotencia de Dios significa un refugio eterno e inamovible en su gloria eterna, sin importar lo que suceda en esta tierra. Y esa confianza es el poder de la obediencia radical al llamado de Dios.

¿Hay algo más liberador, más emocionante o más fortalecedor que la verdad de que el Dios Todopoderoso es tú refugio, todo el día, todos los días, en todas las experiencias ordinarias y extraordinarias de la vida?

Si creyésemos esto, si de verdad dejásemos que esta verdad de la omnipotencia de Dios se apoderase de nosotros...¡Qué diferencia supondría en nuestras vidas personales y nuestros ministerios! ¡Cuán humildes y poderosos nos volveríamos para los propósitos salvadores de Dios!

La omnipotencia de Dios significa refugio para el pueblo de Dios. Y cuando de verdad crees que tu refugio es la omnipotencia de Dios Todopoderoso, hay gozo y libertad y poder que salpica en una vida de obediencia radical a Jesucristo.

La omnipotencia de Dios significa reverencia, recompensa, y refugio para el pueblo de su pacto.

Te invito a aceptar los términos de este pacto de gracia: Vuélvete del pecado y confía en el Señor Jesucristo, y la omnipotencia de Dios Todopoderoso será la reverencia de tu alma, la recompensa por tus enemigos, y el refugio de tu vida. Para siempre.

Traducido de: http://solidjoys.desiringgod.org/en/devotionals/live-confident-in-god-s-power

La vida depende de la Palabra de Dios. Devocional John Piper 25/09

Deuteronomio 32:46-47:"Aplicad vuestro corazón a todas las palabras que yo os testifico hoy, para que las mandéis a vuestros hijos, a fin de que cuiden de cumplir todas las palabras de esta ley.
47 Porque no os es cosa vana; es vuestra vida, y por medio de esta ley haréis prolongar vuestros días sobre la tierra adonde vais, pasando el Jordán, para tomar posesión de ella"
La Palabra de Dios no es trivial. Es cuestión de vida o muerte. Si tratas a las Escrituras como triviales o como palabras vacías, estás desechando la vida.

Incluso nuestra vida física depende de la Palabra de Dios, porque por su Palabra fuimos creados (Salmos 33:6; Hebreos 11:3), y Él "Sustenta todas las cosas con la palabra de su poder" (Hebreos 1:3).

Nuestra vida espiritual comienza con la Palabra de Dios. Santiago 1:18 dice: "De su voluntad, nos hizo nacer por la palabra de verdad, para que seamos primicias de sus criaturas" y 1 Pedro 1:23: "Siendo renacidos ... por la palabra de Dios que vive y permanece para siempre".

No solo comenzamos a vivir por la Palabra de Dios, sino que continuamos viviendo por ella. Mateo 4:4 y Deuteronomio 8:3 dicen: "No sólo de pan vivirá el hombre, sino de toda palabra que sale de la boca de Dios".

Nuestra vida física es creada y sustentada por la Palabra de Dios, y nuestra vida espiritual es avivada y sostenida por la Palabra de Dios. ¡Cuántas historias podrían reunirse como testimonio del poder dador de vida de la Palabra de Dios!

De hecho, la Biblia no es una "palabra vacía para ti" -¡es tu vida! el cimiento de todo gozo es la vida. Nada es más fundamental que la pura existencia, nuestra creación y preservación.

Todo esto se debe al poder de la Palabra de Dios. Por ese mismo poder, él ha hablado en la Escritura para crear y sostener nuestra vida espiritual. Por tanto, la Biblia no es palabra vacía, es tu misma vida, ¡lo que aviva tu gozo!

La búsqueda de gozo de Jesús. Devocional John Piper 24/09

Hebreos 12:2 "Puestos los ojos en Jesús, el autor y consumador de la fe, el cual por el gozo puesto delante de él sufrió la cruz, menospreciando el oprobio, y se sentó a la diestra del trono de Dios"

¿Contradice el ejemplo de Jesús el principio del hedonismo Cristiano? Es decir, que el amor es el camino al gozo y que deberíamos elegirlo por esa misma razón, para no tener recelo de la obediencia al Todopoderoso, tener rozaduras por el privilegio de ser un canal de gracia, o menospreciar la recompensa prometida.

Hebreos 12:2 parece decir claramente que Jesús no contradijo este principio.

La mayor labor de amor que sucedió jamás fue posible porque Jesús persiguió el mayor gozo imaginable, es decir, el gozo de ser exaltado a la diestra de Dios en la asamblea de un pueblo redimido: "Por el gozo puesto delante de él sufrió la cruz".

Al decir esto, el autor quiere poneros a Jesús como un ejemplo adicional junto con los santos de Hebreos 11, de aquellos que están tan confiados en el gozo que Dios ofrece que rechazan los "deleites temporales del pecado" (ver Hebreos 11:25) y eligen ser tratados mal para estar alineados con la voluntad de Dios.

Por tanto, es bíblico decir que lo que sostuvo a Cristo en las horas oscuras de Getsemaní fue la esperanza de gozo tras la cruz. Esto no disminuye la realidad y la grandeza de su amor por nosotros, porque el gozo que esperaba era el gozo de llevar a muchos hijos a la gloria (ver Hebreos 2:10).

Su gozo es nuestra redención, que repercute en la gloria de Dios. Abandonar la cruz y por tanto abandonarnos a nosotros y la voluntad del Padre era un pensamiento tan horrible en la mente de Cristo, que lo repelió y abrazó la muerte.

Traducido de: http://solidjoys.desiringgod.org/en/devotionals/jesus-s-pursuit-of-joy

Esperanza para el peor de los pecadores. Devocional John Piper 23/09

Éxodo 33:19 "Tendré misericordia del que tendré misericordia, y seré clemente para con el que seré clemente"
Moisés necesitaba tener esperanzas de que Dios de verdad podía tener misericordia de un pueblo de cerviz tan dura, un pueblo que acababa de cometer idolatría y de despreciar al Dios que los había sacado de Egipto.

Para dar a Moisés la esperanza y confianza que necesitaba, Dios dijo: "Tendré misericordia del que tendré misericordia". En otras palabras: "Mis elecciones no dependen del grado de maldad o bondad del hombre, sino solamente de mi voluntad soberana. Por tanto nadie puede decir que es demasiado malo como para que yo le muestre gracia".

La  elección incondicional es la gran doctrina de la esperanza para el peor de los pecadores. Quiere decir que cuando se trata de ser candidato de la gracia, tu pasado no tiene nada que ver con la elección de Dios.

Si no has nacido de nuevo y has sido traído a la fe salvadora en Jesucristo, no te hundas en la desesperanza pensando que la podredumbre o dureza excesiva de tu vida pasada es un obstáculo insalvable para la obra de gracia de Dios en tu vida. A Dios le encanta magnificar la libertad de su gracia salvando a los peores pecadores.

Vuélvete de tu pecado; clama al Señor. Incluso en este devocional Él está teniendo gracia contigo y animándote con fuerza a que vengas a Él para darte misericordia.

Isaías 1:18 dice: "Venid luego, dice Yahweh, y estemos a cuenta: si vuestros pecados fueren como la grana, como la nieve serán emblanquecidos; si fueren rojos como el carmesí, vendrán a ser como blanca lana"

Traducido de: http://solidjoys.desiringgod.org/en/devotionals/hope-for-the-worst-of-sinners

Deja ir los bienes y los parientes Devocional John Piper 22/09

Hebreos 10:32-35: "32 Pero traed a la memoria los días pasados, en los cuales, después de haber sido iluminados, sostuvisteis gran combate de padecimientos;33 por una parte, ciertamente, con vituperios y tribulaciones fuisteis hechos espectáculo; y por otra, llegasteis a ser compañeros de los que estaban en una situación semejante.34 Porque de los presos también os compadecisteis, y el despojo de vuestros bienes sufristeis con gozo, sabiendo que tenéis en vosotros una mejor y perdurable herencia en los cielos.35 No perdáis, pues, vuestra confianza, que tiene grande galardón;"
Los cristianos de Hebreos 10:32-35 se han ganado el derecho a enseñarnos acerca del amor que cuesta.

La situación parece ser esta: En los primeros días de su conversión, algunos de ellos fueron encarcelados por la fe. Otros fueron confrontados con una elección difícil: Mantenerse bajo tierra y estar "seguros" o visitar a sus hermanos y hermanas en prisión y arriesgar sus vidas y propiedades. Eligieron el camino del amor y aceptaron el coste.

"Porque de los presos también os compadecisteis, y el despojo de vuestros bienes sufristeis con gozo".

Pero, ¿fueron unos perdedores?. No. ¡Perdieron propiedades y ganaron gozo! Aceptaron la pérdida gozosamente.

En cierto sentido, se negaron a sí mismos. Pero en otro, no lo hicieron. Eligieron el camino del gozo. Evidentemente, estos cristianos fueron motivados al ministerio en prisión de la misma forma que los Macedonios de 2 Corintios 8:1-9 fueron motivados a ayudar a los pobres. Su gozo en Dios desbordaba en amor para con otros.

Miraban sus propias vidas y decían: "La misericordia del Señor es mejor que la vida" (ver Salmos 63:3).

Miraban sus posesiones y decían: "Tenemos herencia en los cielos que es mejor y dura más tiempo que cualquiera de estas cosas" (Hebreos 10:34).

Luego se miraban unos a otros y decían:

Deja ir los bienes y los parientes
también esta vida mortal
el cuerpo pueden matar
pero la verdad de Dios permanece
Su reino es para siempre
(Martín Lutero)
Traducido de: http://solidjoys.desiringgod.org/en/devotionals/let-goods-and-kindred-go