sábado, 20 de diciembre de 2014

El objetivo es la gloria. Devocional John Piper Solid Joys 28/12

Romanos 5:2 "Por quien también tenemos entrada por la fe a esta gracia en la cual estamos firmes, y nos gloriamos en la esperanza de la gloria de Dios"
Ver la gloria de Dios es nuestra esperanza final: Romanos 5:2 "nos gloriamos en la esperanza de la gloria de Dios" y Judas 1:24 dice que Dios nos "presentará sin mancha delante de su gloria con gran alegría".

Romanos 9:23 dice que Él "hará notorias las riquezas de su gloria, para con los vasos de misericordia que él preparó de antemano para gloria". "Él nos llamó a su reino y gloria" según 1 Tesalonicenses 2:12, y Tito 2:13 dice que "nuestra esperanza bienaventurada [es] la manifestación gloriosa de nuestro gran Dios y Salvador Jesucristo".

Jesús, toda su persona y obra, es la encarnación de la revelación definitiva de la gloria de Dios. Hebreos 1:3 dice "Él es el resplandor de la gloria de Dios, y la imagen misma de su sustancia". Juan 17:24 dice "Padre, aquellos que me has dado, quiero que donde yo estoy, también ellos estén conmigo, para que vean mi gloria".

1 Pedro 5:1 también dice: "Ruego a los ancianos que están entre vosotros, yo anciano también con ellos, y testigo de los padecimientos de Cristo, que soy también participante de la gloria que será revelada". Romanos 8:21: "La creación misma será libertada de la esclavitud de corrupción, a la libertad gloriosa de los hijos de Dios".

1 Corintios 2:7: "hablamos sabiduría de Dios en misterio, la sabiduría oculta, la cual Dios predestinó antes de los siglos para nuestra gloria". 2 Corintios 4:17: "Porque esta leve tribulación momentánea produce en nosotros un cada vez más excelente y eterno peso de gloria". Romanos 8:30 "y a los que justificó, a éstos también glorificó".

Nuestra mayor esperanza es ver y compartir la gloria de Dios a través del evangelio de Cristo.

La esperanza que de verdad conocemos y valoramos tiene un efecto enorme y decisivo sobre nuestros valores, elecciones y acciones en el presente.

Conozcamos la gloria de Dios. Estudiemos la gloria de Dios, la gloria de Cristo, la gloria de la creación que revela la gloria de Dios, la gloria del evangelio que revela la gloria de Cristo.

Valoremos la gloria de Dios por sobre todas las cosas.

Estudiemos nuestra alma. Conozcamos por que gloria estamos seducidos, y conozcamos por qué valoramos glorias que no son la gloria de Dios.

Estudiemos nuestra alma para saber cómo hacer que las glorias del mundo sean derribadas como Dagon (1 Samuel 5:4) que sean rotas en pedazos en el suelo de los templos del mundo.

Traducido de: http://solidjoys.desiringgod.org/en/devotionals/glory-is-the-goal

Como meditar en las Escrituras

En la palabra de Dios, la Biblia, se nos insta a meditar sobre ella. Pero ¿cómo puede hacerse esto? una buena forma es tomar lápiz y papel, escribir una porción de la palabra (por ejemplo un versículo) y pensar en las implicaciones, significados, lo que quiere y no quiere decir el texto, mientras subrayamos y trazamos conexiones.

El pastor John Piper nos ofrece un ejemplo de cómo hacer esto y recibir la bendición y el gozo de la palabra de Dios en nuestra vida en el siguiente vídeo.


lunes, 15 de diciembre de 2014

¿Cuál es tu objetivo?. Devocional John Piper Solid Joys 27/12

Hebreos 10:24 "Y considerémonos unos a otros para estimularnos al amor y a las buenas obras"
Cuando te levantas en la mañana y enfrentas el día ¿cuáles son las esperanzas que tienes para ese día? Cuando repasas el día desde el principio hasta el final, ¿qué es lo que quieres que suceda a través de ti?

Si dices: "ni siquiera pienso en eso, simplemente me levanto y hago lo que tengo que hacer", entonces te estás negando a ti mismo los medios básicos de gracia, y la fuente de dirección, fuerza, fruto y gozo. Está muy claro en la Biblia, incluso en este texto, que Dios quiere que tengamos un objetivo consciente en algo significativo en nuestros días.

La voluntad revelada de Dios para ti, es que cuando te levantes por la mañana, no te dejes llevar sin objetivo a lo largo del día, dejando que las circunstancias dicten lo que tienes que hacer, sino que tengas algún objetivo. Que te enfoques en algún tipo de propósito. Y me refiero a todo tipo de personas: niños, adolescentes, adultos, solteros, casados, viudos, madres y todos.

No tener objetivo se parece a no tener vida. Las hojas muertas de un jardín se mueven más que ninguna otra cosa. Más que el perro y más que los niños. El viento sopla para un lado, y ellas van para ese lado. El viento sopla para otro lado, y para allá van. Tropiezan, giran, botan, se arrastran y se chocan contra la valla, pero no tienen ningún objetivo. Están llenas de movimiento, pero vacías de vida.

Dios  no creo a los seres humanos a su imagen para estar sin objetivo, como si fueran hojas sin vida sopladas por el viento en el jardín de la vida. Nos creó para tener un propósito, para tener un objetivo para todos nuestros días. ¿Cuál es tu objetivo hoy?

Traducido de: http://solidjoys.desiringgod.org/en/devotionals/what-is-your-aim

sábado, 13 de diciembre de 2014

Como considerar las desgracias. Devocional John Piper Solid Joys 26/12

2 Samuel 22: 5, 31: "5 Me rodearon ondas de muerte, Y torrentes de perversidad me atemorizaron ... 31 En cuanto a Dios, perfecto es su camino.."
Después de perder diez hijos en un "desastre natural" en Job 1:19, Job dijo en Job 1:21: "Yahweh dio, y Yahweh quitó; sea el nombre de Yahweh bendito". Al final del libro, el autor inspirado por Dios confirma que el entendimiento de Job acerca de lo sucedido era correcto. Dice que los hermanos y hermanas de Job "se condolieron de él, y le consolaron de todo aquel mal que Yahweh había traído sobre él" (en Job 42:11).

Todo esto tiene implicaciones muy importantes para nosotros, si pensamos en la masiva calamidad que sucedió el 26 de Diciembre de 2005 en el océano índico, uno de los desastres naturales más mortales que se registran.

Primero: Satanás no es definitivo, Dios si que lo es

Satanás jugó un papel, en la miseria de Job, pero no el papel decisivo. Dios dio a Satanás permiso para afligir a Job (lo vemos en Job 1:12 y 2:10). Pero tanto Job, como el narrador del libro tratan a Dios como si fuese la causa decisiva y definitiva. Cuando Satanás aflige a Job con llagas, Job dice a su esposa en Job 2:10 "¿Recibiremos de Dios el bien, y el mal no lo recibiremos?", y el narrador dice que esas llagas satánicas eran "el mal que Yahweh había traído sobre él" en Job 42:11. Así que Satanás es real, y Satanás acarrea desgracia, pero no es definitivo ni decisivo. Tiene una correa atada y no puede ir más allá de lo que Dios decisivamente permite.

Segundo: Incluso si Satanás hubiese provocado el terremoto en el Océano Índico, él no es la causa decisiva de las más de 200.000 muertes. Dios lo es

Dios dice que tiene poder sobre los tsunamis en Job 38:8 y siguientes, cuando le pregunta de forma retórica a Job "¿Quién encerró con puertas el mar, Cuando se derramaba saliéndose de su seno ... Y dije: Hasta aquí llegarás, y no pasarás adelante, Y ahí parará el orgullo de tus olas?" El Salmo 89:8-9 dice: "Oh Yahweh ... Tú tienes dominio sobre la braveza del mar; Cuando se levantan sus ondas, tú las sosiegas". Y Jesús tiene el mismo control hoy que el que tenía sobre la amenaza de las olas en Lucas 8:24: " él, reprendió al viento y a las olas; y cesaron, y se hizo bonanza". En otras palabras, incluso si fue Satanás el que causó el terremoto, Dios podía haber parado las olas.

Tercero: Las desgracias destructivas que suceden en el mundo mezclan el juicio y la misericordia

El propósito que tienen estos sucesos no es simple. Job era un hombre piadoso, y sus miserias no eran un castigo de Dios (ver Job 1:1 y 8). Su diseño era purificar, no castigar (ver Job 42:6) . Pero no conocemos cuál era la condición espiritual de los hijos de Job. Desde luego, Job estaba preocupado por ellos, porque hacía sacrificios por sus posibles pecados (ver Job 1:5). Es posible que Dios tomase su vida como juicio. Si eso es verdad, entonces la misma desgracia al final resultó ser misericordia para Job y juicio sobre sus hijos. Esto se cumple en todas las calamidades. Mezclan juicio y misericordia y son a la vez castigo y purificación. El sufrimiento, e incluso la muerte, pueden ser tanto juicio como misericordia al mismo tiempo.

La ilustración más clara de esto es la muerte de Jesús. Fue tanto juicio como misericordia. Fue juicio para Jesús porque Él llevó nuestros pecados (no los suyos) y fue misericordia hacia nosotros que confiamos en Él para soportar nuestro castigo (ver Gálatas 3:13; 1 Pedro 2:24) y ser nuestra justicia (2 Corintios 5:21). Otro ejemplo es la maldición que hay sobre esta tierra caída. Aquellos que no creen en Cristo la experimentan como si fuese juicio, pero los creyentes la experimentas como algo misericordioso, aunque doloroso, que los prepara para la gloria. Romanos 8:20 dice: "Porque la creación fue sujetada a vanidad, no por su propia voluntad, sino por causa del que la sujetó en esperanza". Está sujeta por Dios, y es por eso que existen tsunamis.

Cuarto: El corazón que da Cristo a su pueblo siente compasión por aquellos que sufren, sin importar su fe.

Cuando la Biblia dice en Romanos 12:15: "Gozaos con los que se gozan; llorad con los que lloran" no añade "a menos que Dios sea el causante del llanto". Los que vinieron a consolar a Job, hubiesen hecho mejor en llorar con Job en lugar de hablar tanto. Y eso no cambia cuando descubrimos que finalmente el sufrimiento de Job venía de Dios. Por el contrario, está bien llorar con aquellos que sufren. El dolor es dolor, sin importar quién lo causa. Todos somos pecadores y la empatía debe fluir, no por la causa del dolor, sino por la compañía en el dolor. Todos estamos unidos en eso.

Quinto: Finalmente, Cristo nos llama a mostrar misericordia con aquellos que sufren, incluso si no la merecen.

Ese es el significado de la misericordia: ayuda inmerecida Lucas 6:27 dice: "Amad a vuestros enemigos, haced bien a los que os aborrecen".

Traducido de: http://solidjoys.desiringgod.org/en/devotionals/how-to-contemplate-calamity

viernes, 12 de diciembre de 2014

10 Maneras de ver porno y seguir siendo "cristiano"

1) Di que no ves porno, pero asegúrate en secreto que tienes acceso a él. No leas Romanos 13:14

2) Nunca se te pase por la cabeza cultivar el temor a Dios. Eso es muy antiguo. No pares de decirte a ti mismo que los seres humanos tienen debilidades.

3) Ignora la disciplina sin sentido de leer la Biblia diariamente. Tienes cosas más importantes que hacer.

4) Mantente alejado de las absurdas palabras de Jesús, especialmente la locura de Mateo 5:29.

5) Asegúrate de tener un "compañero para rendir cuentas" y mentirle acerca de las cosas que ves. Todo el mundo miente.

6) Déjate llevar por placentereos pensamientos eróticos. Los dos sabemos que te encantan. No leas Proverbios 4:23.

7) Nunca recites versículos de la Biblia cuando seas tentado. No sirve de nada. Y no se te ocurra memorizar Santiago 1:14 o 1 Corintios 10:13.

8) No desperdicies tu precioso tiempo escuchando "El secreto mejor guardado del infierno" o "la verdadera y la falsa conversión" de ese sitio para idiotas llamado aguasvivientes.com

9) Decirte a ti mismo que estás salvo, porque estás viviendo en santidad, sin la cual nadie verá a ya sabes quien.

10) Soy el dios de este mundo, y utilizaré este lazo para tomar cautivos y que hagan mi voluntad. Dejémoslo así.

Firmado: El príncipe de este mundo.

jueves, 11 de diciembre de 2014

Tres regalos. Devocional John Piper Solid Joys 25/12

1 Juan 3:7-8: "7 Hijitos, nadie os engañe; el que hace justicia es justo, como él es justo. 8 El que practica el pecado es del diablo; porque el diablo peca desde el principio. Para esto apareció el Hijo de Dios, para deshacer las obras del diablo"
Meditemos en esta importante situación. Si el Hijo de Dios vino a ayudarnos a parar de pecar (es decir, a destruir las obras del diablo) y si también vino a morir para que, cuando pequemos, haya una propiciación, una eliminación de la ira de Dios... ¿Qué implica esto a lahora de vivir nuestra vida?

Tres cosas. Y es maravilloso tener estas cosas. Os las voy a dar de forma breve, a manera de regalos.

1) Un propósito claro para vivir.

Primero implica que tenemos un propósito claro para vivir. Puesto de forma negativa simplemente se trata de no pecar 1 Juan 2:1 dice: "estas cosas os escribo para que no pequéis", y 1 Juan 3:8 dice: "El Hijo de Dios apareció para deshacer las obras del diablo".

Pero si me preguntan "¿Podría dármelo de forma positiva en lugar de negativa?" la respuesta es si. Está resumido en 1 Juan 3:23, que es un gran resumen de lo que pide toda la carta de Juan. Notemos el singular "mandamiento": "Este es su mandamiento: Que creamos en el nombre de su Hijo Jesucristo, y nos amemos unos a otros como nos lo ha mandado". Estas dos cosas están conectadas de manera tan cercana para Juan que él las llama un mandamiento: creer en Jesús y amar a los otros. Ese es nuestro propósito, es el resumen de la vida cristiana. Confiar en Jesús y amar a la gente. Confía en Jesús, ama a la gente. Este es el primer regalo, un propósito para vivir.

2) Esperanza de que nuestros fallos serán perdonados.

Ahora consideremos la segunda implicación de la doble verdad de que Cristo vino a destruir nuestros pecados y a perdonarlos. Esta es: hacemos progresos en vencer nuestro pecado cuando tenemos esperanza de que nuestros fallos serán perdonados. Si no tenemos esperanza en que Dios perdonará nuestros fallos cuando comencemos a luchar con el pecado, abandonaremos.

Muchos de nosotros estamos reflexionando acerca de cambios para el año nuevo, porque hemos caído en patrones de pecado y queremos escapar. Queremos nuevos patrones para comer, nuevos patrones para el entretenimiento, nuevos patrones para dar, nuevos patrones a la hora de relacionarnos con nuestros cónyuges. Nuevos patrones para los devocionales familiares, nuevos patrones para el sueño y el ejercicio. Nuevos patrones para tener ánimo y testificar. Pero estamos luchando con ello, preguntándonos si hay alguna posibilidad. Este es el segundo regalo: Cristo no solamente vino a deshacer las obras del diablo (nuestros pecados) también vino a ser un abogado para nosotros cuando fallamos en nuestra lucha.

Así que ruego que la libertad para fallar nos de la esperanza para luchar. Pero ¡cuidado! si convertimos la gracia de Dios en una licencia y decimos "bueno, si puedo fallar no importa ¿por qué preocuparme de luchar?" si decimos esto de verdad, y lo hacemos, probablemente no hayamos nacido de nuevo y deberíamos temblar.

Pero la mayoría no estamos en ese punto. La mayoría quiere luchar contra los patrones de pecado de sus vidas, y lo que Dios nos dice es esto: dejad que la libertad para fallar os de esperanza para luchar. Os escribo esto para que no pequéis, pero si pecáis, tenéis un abogado: Jesucristo.

3) Cristo nos ayudará.

Finalmente, la tercera implicación de esta doble verdad de que Cristo vino a destruir nuestros pecados y perdonarlos, es esta: Cristo de verdad nos ayudará en nuestra lucha. Su ayuda será verdadera. Está de nuestro lado. Él no vino a destruir el pecado porque el pecado es divertido, sino porque el pecado es fatal. Es una obra engañosa del diablo que nos destruirá si no luchamos contra él. Cristo vino a ayudarnos, no a hacernos daño.

Así que este es el tercer regalo: Cristo nos ayudará a vencer el pecado en nosotros. 1 Juan 4:4 dice: "Mayor es el que está en vosotros, que el que está en el mundo". Jesús está vivo, Jesús es todopoderoso, Jesús vive en nosotros por fe, y Jesús está por nosotros, no contra nosotros. Te ayudará. Confía en Él.

Traducido de: http://solidjoys.desiringgod.org/en/devotionals/three-christmas-presents

El Hijo de Dios apareció. Devocional John Piper Solid Joys 24/12

1 Juan 3:7-8: "7 Hijitos, nadie os engañe; el que hace justicia es justo, como él es justo. 8 El que practica el pecado es del diablo; porque el diablo peca desde el principio. Para esto apareció el Hijo de Dios, para deshacer las obras del diablo"
Cuando el versículo 8 dice: "Para esto apareció el Hijo de Dios, para deshacer las obras del diablo", ¿cuáles son las "obras del diablo" que Juan tiene en mente? La respuesta está clara por el contexto.

En primer lugar, el versículo 5 es un paralelo claro: "Y sabéis que él apareció para quitar nuestros pecados". Las palabras "apareció para ..." aparecen en el versículo 5 y en el 8. Así que probablemente "las obras del diablo" que Jesús vino a destruir son pecados. La primera parte del versículo 8 lo hace más cierto "El que practica el pecado es del diablo, porque el diablo peca desde el principio".

El tema en este contexto es el pecado, no la enfermedad, los coches averiados, o los planes que se han complicado. Jesús vino al mundo para ayudarnos a parar de pecar.

Permitidme que lo coloque junto con la verdad de 1 Juan 2:1: "Hijitos míos, estas cosas os escribo para que no pequéis". En otras palabras, estoy haciendo promoción del propósito de la encarnación. Luego añade en el versículo 2:2: "y si alguno hubiere pecado, abogado tenemos para con el Padre, a Jesucristo el justo. Y él es la propiciación por nuestros pecados; y no solamente por los nuestros, sino también por los de todo el mundo".

Pero miremos lo que esto significa: Jesús apareció en el mundo por dos razones: para que no siguiésemos pecando, y para morir de forma que hubiese una propiciación, un sacrificio en sustitución que aleje la ira de Dios por nuestros pecados, si es que pecamos.

Traducido de: http://solidjoys.desiringgod.org/en/devotionals/the-son-of-god-appeared