martes, 31 de marzo de 2015

Un futuro para los fracasos. Devocional John Piper Solid Joys 19/04

1 Samuel 12:20-21: "20 Y Samuel respondió al pueblo: No temáis; vosotros habéis hecho todo este mal; pero con todo eso no os apartéis de en pos de Yahweh, sino servidle con todo vuestro corazón. 21 No os apartéis en pos de vanidades que no aprovechan ni libran, porque son vanidades"

Cuando los israelitas fueron llevados al temor y al arrepentimiento de su pecado por haber exigido a Samuel que les diese un rey, vinieron las buenas noticias: "No temáis; vosotros habéis hecho todo este mal; pero con todo eso no os apartéis de en pos de Yahweh, sino servidle con todo vuestro corazón. 21 No os apartéis en pos de vanidades que no aprovechan ni libran, porque son vanidades".

Este es el evangelio. Incluso cuando hemos pecado en gran manera, y hemos deshonrado terriblemente al Señor, incluso cuando tenemos reyes que es un pecado tener, incluso cuando ese pecado no se puede deshacer y hay consecuencias dolorosas que van a venir como resultado, aun hay un futuro y una esperanza.

¡No temáis!, ¡No temáis!

Entonces viene la fuerte base del evangelio en el versículo 22: "Pues Yahweh no desamparará a su pueblo, por su grande nombre; porque Yahweh ha querido haceros pueblo suyo".


Traducido de: http://solidjoys.desiringgod.org/en/devotionals/a-future-for-failures

Dios, toca nuestros corazones. Devocional John Piper Solid Joys 18/04

1 Samuel 10:26: "... Saúl también se fue a su casa en Gabaa, y fueron con él los hombres de guerra cuyos corazones Dios había tocado"
Pensemos en lo que dice este versículo. Dios les tocó el corazón. No su esposa, ni un niño, ni un padre, ni un consejero, sino Dios.

El Dios que tiene infinito poder en el universo. Aquel que tiene la autoridad, sabiduría, amor, bondad, pureza y justicia infinitas. Ese mismo, tocó su corazón.

¿Cómo puede la circunferencia de un planeta como Júpiter tocar el borde de una molécula, ni menos aún entrar a su núcleo?

El toque de Dios es asombroso porque es un toque. Es una conexión real. Que implique el corazón y a Dios es asombroso. Y que implique un verdadero toque, es asombroso.

A los hombres de guerra no se les habló simplemente. No es que fueran simplemente inclinados por una influencia divina. No es solo que fuesen vistos y conocidas. Dios, con una concesión increíble, tocó sus corazones. Dios estuvo así de cercano, y no fueron consumidos.

Me encanta ese toque, y quiero más y más de él. Para ti y para mí. Oro para que Dios me toque de nuevo para su gloria. Oro para que nos toque a todos.

¡Cuánto daríamos por el toque de Dios! si viene con fuego, que así sea. Si viene con agua, que sea así. Si viene con viento, que venga, oh Dios. Si viene con truenos y relámpagos, inclinémonos delante de él.

Ven Señor, ven así de cerca. Quema, empapa, sopla y aplasta. O ven con calma y suavidad. Ven como sea. Toca nuestros corazones.

Traducido de: http://solidjoys.desiringgod.org/en/devotionals/god-touch-our-hearts

Abrazando a Jesús. Devocional John Piper solid joys 17/04

1 Juan 5:3-4: "3 Pues este es el amor a Dios, que guardemos sus mandamientos; y sus mandamientos no son gravosos. 4 Porque todo lo que es nacido de Dios vence al mundo; y esta es la victoria que ha vencido al mundo, nuestra fe"
Jonathan Edwards, el pastor y teólogo del siglo XVIII meditó mucho sobre este texto y concluyó que "La fe salvadora implica ... amor ... nuestro amor por Dios nos capacita para vencer las dificultades que surgen al guardan los mandamientos de Dios, lo cual nos muestra que el amor es el ingrediente principal de la fe salvadora, de la vida y el poder de ella, por el cual produce grandes efectos".

Creo que Edwards estaba en lo cierto, y que hay muchos textos en la Biblia que apoyan lo que dice.

Otra forma de decirlo es que la fe en Cristo no consiste solamente en decir que sí a lo que Dios es para nosotros, sino también en abrazar lo que es para nosotros en Cristo. La verdadera fe abraza a Cristo en todas las formas en que las Escrituras lo ofrecen a los pobres pecadores. Este "abrazo" es un tipo de amor a Cristo, del tipo que lo atesora por encima de todas las cosas.

Por eso, no hay contradicción entre 1 Juan 5:3 por un lado, que dice que nuestro amor por Dios nos capacita para guardar sus mandamientos, y el versículo 4 por otro, que nos dice que la fe vence los obstáculos del mundo que nos evitan que obedezcamos los mandamientos de Dios. El amor por Dios y por Cristo está implícito en la fe.

El versículo 5 define la fe que obedece como "el que cree que Jesús es el Hijo de Dios". Esta fe "abraza" al Jesucristo presente como la persona divina y gloriosa que es. No se trata de asentir simplemente a la verdad de que Jesús es el Hijo de Dios, porque los demonios también dicen que sí a eso (Mateo 8:29). Creer que Jesús es el Hijo de Dios significa "abrazar" la importancia de esa verdad, es decir, estar satisfecho con Cristo como Hijo de Dios y como todo lo que Dios es para nosotros en Él.

"Hijo de Dios" significa que Jesús es la mayor persona del universo junto con su Padre. Por eso, todo lo que enseñó es verdad, y todo lo que prometió se mantendrá, y toda su grandeza, que satisface el alma, nunca cambiará.

Creer que Él es el Hijo de Dios, por tanto, incluye el confiar en todo esto, y estar satisfecho con ello.

Traducido de: http://solidjoys.desiringgod.org/en/devotionals/embracing-jesus

Misericordia para hoy. Devocional John Piper solid joys 16/04

Lamentaciones 3:22-23: "22 Por la misericordia de Yahweh no hemos sido consumidos, porque nunca decayeron sus misericordias. 23 Nuevas son cada mañana; grande es tu fidelidad"
Las misericordias de Dios son nuevas cada mañana, porque cada día solamente tiene suficiente misericordia para ese día.

Es por eso que tenemos la tendencia a desesperar, cuando pensamos que tenderemos que soportar la carga de mañana con los recursos de hoy. Dios quiere que sepamos que no es así. Las misericordias de hoy son para los problemas de hoy. Las de mañana, para los problemas de mañana.

A veces nos preguntamos si nos dará la misericordia para soportar en una tremenda prueba. Sí, lo hará. Pedro dice en 1 Pedro 4:14: "Si sois vituperados por el nombre de Cristo, sois bienaventurados, porque el glorioso Espíritu de Dios reposa sobre vosotros". Cuando llega el vituperio, también viene el Espíritu de gloria. A Esteban le sucedió mientras estaba siendo apedreado. También nos sucederá a nosotros: el Espíritu y la gloria vendrán cuando se necesiten.

El maná del desierto se daba cada día para ese día. No había almacenamiento. Esa es la forma en que debemos depender de la misericordia de Dios. No recibimos hoy la fuerza para soportar las cargas de mañana, sino que se nos dan misericordias para los problemas de hoy.

Las misericordias de mañana serán nuevas. 1 Corintios 1:9 dice: "Fiel es Dios, por el cual fuisteis llamados a la comunión con su Hijo Jesucristo nuestro Señor"


Traducido de: http://solidjoys.desiringgod.org/en/devotionals/mercy-for-today

lunes, 30 de marzo de 2015

No seas como la mula. Devocional John Piper Solid Joys 15/04

Salmos 32:9 "No seáis como el caballo, o como el mulo, sin entendimiento, Que han de ser sujetados con cabestro y con freno, Porque si no, no se acercan a ti"

Imaginemos el pueblo de Dios como una granja con todo tipo de animales. Dios cuida de sus animales, les muestra donde tienen que ir, y les da un establo para protegerse.

Pero hay un animal en la granja que le da a Dios tiempos desagradables: la mula. Es estúpida y tozuda, de hecho, es difícil distinguir si es más tozuda o más estúpida.

La forma en que a Dios le gusta meter a sus animales en el establo, para recibir su alimento y cobijo, es enseñándoles un nombre y llamándoles por él. Salmos 32:8 dice: "Te haré entender, y te enseñaré el camino en que debes andar".

Pero la mula no responde a este tipo de dirección. No tiene entendimiento. Así que Dios se monta en su camión, va al campo, pone la brida y el bocado en la boca de la mula, lo engancha al camión, y la arrastra con las patas tiesas y resoplando todo el camino hacia el establo.

Pero esa no es la forma en que Dios quiere que sus animales vengan a recibir su bendición.

Cualquier día, será demasiado tarde para esa mula. Será golpeada por el granizo y por los rayos, y cuando vaya corriendo a la puerta del establo, estará cerrada.

Por tanto, no seamos como la mula, sino que todo aquel que es santo vaya a Dios en oración en el tiempo en el que puede ser encontrado (Salmos 32:6).

La forma de no ser como una mula es humillarnos. Ir a Dios en oración, confesar nuestros pecados, y aceptar su dirección para ir al establo y recibir protección, como si fuésemos pequeños pollitos.

Traducido de: http://solidjoys.desiringgod.org/en/devotionals/don-t-be-like-the-mule


sábado, 28 de marzo de 2015

Ora por su fama. Devocional John Piper Solid Joys 14/04

Mateo 6:9 "Vosotros, pues, oraréis así: Padre nuestro que estás en los cielos, santificado sea tu nombre"

Docenas de veces, las Escrituras nos dicen que Dios hace las cosas "por amor a su nombre". Pero si te preguntas qué es lo que mueve el corazón de Dios en esta frase (y muchas como estas), la respuesta es que Dios se deleita en que su nombre se de a conocer.

La primera y más importante oración que se puede orar es esta: "Santificado sea tu nombre". Esta es una petición a Dios a que trabaje para que la gente santifique su nombre.

Dios ama que más y más gente "santifique" su nombre, y por eso su Hijo enseña a los cristianos a poner sus oraciones en línea con esta gran pasión del Padre.

"Señor, haz que cada vez más gente santifique tu nombre" es decir, que lo estimen, lo admiren, lo respeten, lo atesoren, lo honren, y lo alaben. Básicamente, es una oración misionera.

Traducido de: http://solidjoys.desiringgod.org/en/devotionals/pray-for-his-fame

Habla a tus lágrimas. Devocional John Piper Solid Joys 13/04

Salmos 126:5-6: "5 Los que sembraron con lágrimas, con regocijo segarán. 6 Irá andando y llorando el que lleva la preciosa semilla; Mas volverá a venir con regocijo, trayendo sus gavillas"
No tiene nada de triste el sembrar semilla. No es más trabajoso que cosechar. Esos días pueden ser hermosos, y tener una gran esperanza de cosecha.

Sin embargo el salmo habla de "sembrar con lágrimas". Dice que alguien "irá andando y llorando llevando la preciosa semilla". ¿Por qué está llorando?

No creo que la razón sea que sembrar sea triste, o que sea difícil. Creo que la razón no tiene nada que ver con la siembra. El sembrar es simplemente el trabajo que hay que hacer, incluso cuando hay otras cosas en la vida que nos hacen llorar.

Los campos no esperan a que termine nuestra tristeza o hasta que resolvamos nuestros problemas. Si queremos comer el próximo invierno, tenemos que salir al campo y sembrar la semilla, ya sea que estemos llorando o no. Si hacemos eso, la promesa de el salmo es que "volveremos a venir con regocijo, trayendo las gavillas". No es que las lágrimas de la siembra produzcan el gozo de la cosecha, sino que, simplemente, la siembra produce la cosecha, y tienes que recordar esto incluso cuando tus lágrimas te tientan a dejar de sembrar.

Así que esta es la lección: Cuando hay un trabajo simple y directo que hacer, y estamos llenos de tristeza, y las lágrimas fluyen fácilmente, vayamos y hagamos el trabajo con lágrimas. Seamos realistas. Digamos a las lágrimas: "Lágrimas, os siento. Hacéis que quiera abandonar la vida. Pero hay un campo que sembrar (o platos que lavar, o coches que arreglar, o sermones que escribir)".

Luego, en base a la Palabra de Dios digamos: "Lágrimas, se que no vais a durar para siempre. El simple hecho de hacer mi trabajo, aun con lágrimas, al final va a traer una cosecha de bendición. Así que adelante, y fluir si queréis. Pero creo (aunque no lo vea o lo sienta totalmente) - creo que el simple trabajo de sembrar me traerá gavillas de cosecha. Y mis lágrimas se cambiarán en gozo".

Traducido de: http://solidjoys.desiringgod.org/en/devotionals/talk-to-your-tears

No puedes perder al final. Devocional John Piper Solid Joys 12/04

Mateo 27:65 "Y Pilato les dijo: Ahí tenéis una guardia; id, aseguradlo como sabéis"

Cuando Jesús estaba muerto y enterrado, con una piedra grande rodada contra la tumba, los fariseos vinieron a Pilato y le pidieron permiso para sellar la piedra y guardar la tumba.

Hicieron su mejor esfuerzo en vano.

Era inútil entonces, es inútil ahora, y siempre será inútil. Por más que lo intenten, la gente no puede mantener enterrado a Jesús.

No es difícil darse cuenta del por qué. Él puede salir porque nunca fue forzado a entrar. Se dejó difamar, hostigar, golpear, menospreciar, empujar y matar.

Juan 10:17-18 dice: "17 ... yo pongo mi vida, para volverla a tomar.
18 Nadie me la quita, sino que yo de mí mismo la pongo. Tengo poder para ponerla, y tengo poder para volverla a tomar...."
Nadie puede mantenerle derribado, porque nadie le derribó. Se entregó cuando estaba preparado.

Cuando parecía que Jesús estaba enterrado para siempre, Jesús estaba haciendo algo asombroso en la oscuridad. Marcos 4:26-27 nos dice: "26 ... Así es el reino de Dios, como cuando un hombre echa semilla en la tierra; 27 y duerme y se levanta, de noche y de día, y la semilla brota y crece sin que él sepa cómo".

El mundo piensa que Jesús está acabado, fuera de juego, pero Jesús está obrando en los lugares oscuros. Juan 12:24 dice "De cierto, de cierto os digo, que si el grano de trigo no cae en la tierra y muere, queda solo; pero si muere, lleva mucho fruto". Permite que lo entierren "nadie me quita mi vida", y luego volverá en poder cuando y donde le plazca "tengo poder para volverla a tomar".

Hechos 2:24 dice: "al cual Dios levantó, sueltos los dolores de la muerte, por cuanto era imposible que fuese retenido por ella". Jesús tiene su sacerdocio hoy "según el poder de una vida indestructible" (Hebreos 7:16).

Durante veinte siglos, el mundo ha hecho su mejor intento en vano. No pueden enterrarlo. No pueden retenerlo dentro. No pueden silenciarlo ni limitarlo. Jesús está vivo y completamente libre para ir y venir a donde quiera.

Confía en Él y ve con Él, sin importar nada. No puedes perder al final.


Traducido de: http://solidjoys.desiringgod.org/en/devotionals/you-cannot-lose-in-the-end

El vino del gran Rey. Devocional John Piper Solid Joys 11/04

Hebreos 4:15 "No tenemos un sumo sacerdote que no pueda compadecerse de nuestras debilidades, sino uno que fue tentado en todo según nuestra semejanza, pero sin pecado"

Nunca he escuchado a nadie decir: "Las lecciones más profundas de mi vida, las he aprendido en tiempos fáciles y cómodos". Pero si he escuchado decir a santos fuertes: "Cada progreso significativo que he hecho en el entendimiento de las profundidades del amor de Dios y en el acercarme a Él, ha sido por medio del sufrimiento".

Esto es una verdad bíblica muy aleccionadora. Por ejemplo Filipenses 3:8 dice: "Aun estimo todas las cosas como pérdida ... para ganar a Cristo". Para decirlo de otra forma, no hay ganancia sin dolor, o

Sea todo sacrificado, si consigo más de Cristo.

He aquí otro ejemplo: Hebreos 5:8: "Y aunque era Hijo, por lo que padeció aprendió la obediencia". El mismo libro dice que nunca pecó en Hebreos 4:15.

Esto quiere decir que, aprender obediencia, no significa cambiar de la desobediencia a la obediencia. Significa crecer más y más con Dios en la experiencia de la obediencia. Significa experimentar lo profundo de la entrega a Dios, que de otra forma no se hubiese exigido. Esto es lo que vino a través del sufrimiento. Sin dolor, no hay ganancia.

Samuel Rutherford dijo que, cuando fue arrojado a las celdas de la aflicción, recordó que el gran Rey siempre guarda su vino allí. Charles Spurgeon dijo: "Los que se zambullen en el mar de la aflicción, sacan perlas preciosas".

¿No amas más a tu persona amada cuando sientes algún dolor extraño que te hace pensar que tienes un cáncer? Somos extrañas criaturas. Si tenemos salud, paz, y tiempo para amar, todo es superficial y apresurado. Pero si estamos muriendo, el amor es más profundo, como un río lento de un gozo inexpresable, y apenas podemos soportar el abandonar.

Por eso, hermanos y hermanas, como dice en Santiago 1:2: "tened por sumo gozo cuando os halléis en diversas pruebas".

Traducido de: http://solidjoys.desiringgod.org/en/devotionals/the-great-kings-wine


¿Qué es la vergüenza apropiada?. Devocional John Piper Solid Joys 10/04

Romanos 6:20-21: "20 Porque cuando erais esclavos del pecado, erais libres acerca de la justicia. 21 ¿Pero qué fruto teníais de aquellas cosas de las cuales ahora os avergonzáis? Porque el fin de ellas es muerte"
Cuando los ojos de un cristiano son abiertos a su anterior comportamiento malo y que deshonraba a Dios, se siente debidamente avergonzado. Pablo dice a la iglesia en Roma en Romanos 6:20-21 " cuando erais esclavos del pecado, erais libres acerca de la justicia. ¿Pero qué fruto teníais de aquellas cosas de las cuales ahora os avergonzáis? Porque el fin de ellas es muerte".

Hay un lugar adecuado para mirar atrás y sentir el pinchazo de dolor de que una vez vivimos de manera que era menospreciativa hacia Dios. Veremos enseguida que no debemos quedarnos paralizados pensando en esto, pero un corazón cristiano sensible, no puede recordar la necedad de la juventud y no sentir ecos de vergüenza, incluso si ya nos hemos puesto a cuentas con el Señor.

La vergüenza apropiada puede ser saludable y redentora. Pablo dijo a los tesalonicenses en 2 Tesalonicenses 3:14: "Si alguno no obedece a lo que decimos por medio de esta carta, a ése señaladlo, y no os juntéis con él, para que se avergüence". Esto significa que la vergüenza es un paso apropiado y redentor en la conversión, y en el arrepentimiento de un creyente que lleva una temporada de frialdad espiritual y pecado. La vergüenza no es algo que se deba evitar a toda costa. Hay lugar para ella en los buenos tratos de Dios con su pueblo.

Podemos concluir que el criterio que nos da la Biblia para la vergüenza inapropiada y apropiada, está radicalmente centrado en Dios.

El criterio bíblico para la vergüenza inapropiada, dice que no sintamos vergüenza por algo que honra a Dios, sin importar cuan débil, necio o incorrecto nos haga parecer a los ojos de otras personas. Y también que no tomemos sobre nosotros la vergüenza de una situación verdaderamente vergonzosa a menos que, de alguna manera, estemos implicados de verdad con lo que se ha hecho mal.

El criterio bíblico para la vergüenza apropiada, dice que sintamos vergüenza por haber formado parte de cualquier cosa que deshonre a Dios, sin importar cuan fuerte, sabia, o bien nos haga parecer esa cosa a ojos de otros.

Traducido de: http://solidjoys.desiringgod.org/en/devotionals/what-is-well-placed-shame

viernes, 27 de marzo de 2015

Háblale a Dios, no solo hables acerca de Él. Devocional John Piper Solid Joys 09/04

Salmos 23:4: "Aunque ande en valle de sombra de muerte, No temeré mal alguno, porque tú estarás conmigo; Tu vara y tu cayado me infundirán aliento"
La estructura que sigue este salmo es instructiva. En los primeros tres versículos David se refiere a Dios como a "Él", en tercera persona.

El Señor es mi pastor ...
Él me hará descansar ...
Él me guiará ...
Él confortará mi alma ...

Pero luego, en los versículos 4 y 5, David se refiere a Dios como "Tú".

Tú estarás conmigo ...
Tu vara y tu cayado me infundirán aliento ...
Tú aderezas mesa delante de mi presencia ...
Tú unges mi cabeza con aceite ...
Luego en el versículo 6, cambia de nuevo a la tercera persona:

Y en la casa del Señor moraré ...

La lección que he aprendido de esta estructura es que es bueno no hablar durante mucho tiempo acerca de Dios sin hablarle a Dios.

Todo cristiano es al menos un teólogo amateur, es decir, una persona que intenta entender el carácter y el camino de Dios y ponerlo en sus propias palabras. Si no somos pequeños teólogos, entonces nunca diremos nada a otros acerca de Dios y seremos de poca ayuda a la fe de los demás.

Pero lo que he aprendido de David en el salmo 23 y otros, es que debo intercalar mi teología con mi oración. Debo interrumpir con frecuencia mi charla acerca de Dios hablando a Dios.

La frase "gracias, Dios" no debería estar muy lejos de la sentencia teológica "Dios es generoso". En los talones de "Dios es glorioso" debería venir la frase "adoro tu gloria".

Lo que he llegado a ver es que esta es la forma en que debe ser si estamos sintiendo la realidad de Dios en nuestros corazones a la vez que la describimos con nuestras mentes.

Traducido de: http://solidjoys.desiringgod.org/en/devotionals/talk-to-god-not-just-about-him

Haz que Satanás conozca su derrota. Devocional John Piper Solid Joys 08/04

Santiago 4:7: "Someteos, pues, a Dios; resistid al diablo, y huirá de vosotros"

Cuanto más real se nos muestra Satanás en nuestros días, más preciosa será la victoria de Cristo para aquellos que le creen.

El Nuevo Testamento enseña que cuando Cristo murió y se levantó de nuevo, Satanás fue derrotado. Se le ha concedido un tiempo de libertad limitada, pero su poder contra el pueblo de Dios está roto y su destrucción es segura.

* 1 Juan 3:8 dice: "Para esto apareció el Hijo de Dios, para deshacer las obras del diablo".

* Hebreos 2:14 dice: "[Cristo] también participó de lo mismo, para destruir por medio de la muerte al que tenía el imperio de la muerte, esto es, al diablo". Colosenses 2:15 dice "[Dios] despojando a los principados y a las potestades, los exhibió públicamente, triunfando sobre ellos en la cruz".

En otras palabras, el golpe decisivo fue dado en el Calvario. Y un día, cuando el tiempo de la libertad limitada de Satanás termine, Apocalipsis 20:10 dice que "El diablo ... [será] lanzado en el lago de fuego y azufre ... y será atormentado día y noche por los siglos de los siglos".

¿Qué significa esto para aquellos de nosotros que seguimos a Jesucristo?

Significa que "Ahora pues, ninguna condenación hay para los que están en Cristo Jesús" (Romanos 8:1).

Significa que "¿Quién acusará a los escogidos de Dios? Dios es el que justifica" (Romanos 8:33).

Significa que "Ni ángeles, ni principados, ni ninguna otra cosa creada nos podrá separar del amor de Dios en Jesucristo" (Romanos 8:38).

Significa que "mayor es el que está en vosotros, que el que está en el mundo" (1 Juan 4:4).

Significa que "ellos le han vencido por medio de la sangre del Cordero y de la palabra del testimonio de ellos"  (Apocalipsis 12:11).

Por eso, "Resistid al diablo y huirá de vosotros". Ha sido derrotado, y se nos ha dado la victoria. Nuestra tarea ahora es vivir en esa victoria y hacer que Satanás conozca su derrota.


Traducido de: http://solidjoys.desiringgod.org/en/devotionals/make-satan-know-his-defeat


jueves, 26 de marzo de 2015

¿Qué significa orar por tu enemigo? Devocional John Piper Solid Joys 07/04

Mateo 5:44 "Amad a vuestros enemigos ... y orad por los que os ultrajan y os persiguen"
Orar por los enemigos es una de las formas más profundas de amor, porque significa que de verdad tienes que querer que algo bueno les suceda.

Podemos hacer cosas buenas por nuestros enemigos sin tener un deseo genuino de que las cosas les vayan bien. Pero orar por ellos es algo que está en la presencia de Dios, el cual conoce tu corazón, y la oración significa que estás intercediendo a Dios en favor de ellos.

Puede que estemos orando por su conversión, o por su arrepentimiento, o porque se apague la enemistad de sus corazones, o porque sean detenidos en su espiral decreciente de pecado, incluso si se necesita una enfermedad o calamidad para que lo hagan. Pero la oración a la que se refiere Jesús es una oración por su bien.

Esto es lo que hizo Jesús cuando colgaba de la cruz:

Lucas 23:34 dice: "Padre, perdónalos, porque no saben lo que hacen".

Y es lo que hizo Esteban cuando estaba siendo apedreado:

Hechos 7:60 dice: "Y puesto de rodillas, clamó a gran voz: Señor, no les tomes en cuenta este pecado"

Jesús nos llama, no solamente a hacer cosas buenas por nuestros enemigos, como saludarles y ayudarles a que cubran sus necesidades, también nos ha llamado a que queramos lo mejor para ellos, y a expresar ese deseo en oraciones cuando el enemigo no está cerca.

Nuestros corazones deberían querer su salvación y su presencia en los cielos, y querer su felicidad eterna. Así que oremos como el apóstol Pablo por los judíos, aunque muchos le hacían la vida difícil.

Romanos 10:1 dice: "El anhelo de mi corazón, y mi oración a Dios por Israel, es para salvación"

Traducido de: http://solidjoys.desiringgod.org/en/devotionals/what-it-means-to-pray-for-your-enemy

Dos formas de recordar a Jesús. Devocional John Piper Solid Joys 06/04

2 Timoteo 2:8 "Acuérdate de Jesucristo, del linaje de David, resucitado de los muertos conforme a mi evangelio"
Pablo menciona dos formas específicas de recordar a Jesús: Recordarlo como resucitado de los muertos, y recordarlo como descendencia de David. ¿Por qué recordarlo de estas dos formas?

Porque si ha sido resucitado de los muertos, está vivo y ha triunfado sobre la muerte. Romanos 8:11 dice "Si el Espíritu de aquel que levantó de los muertos a Jesús mora en vosotros, el que levantó de los muertos a Cristo Jesús vivificará también vuestros cuerpos mortales por su Espíritu que mora en vosotros".

Lo cual significa que no importa cuan serio sea el sufrimiento, lo peor que nos puede hacer en esta tierra es matarnos. Y Jesús ha quitado el aguijón a este enemigo. Él vive, y nosotros viviremos también. Mateo 10:28 dice: "no temáis a los que matan el cuerpo, mas el alma no pueden matar".

La resurrección de Jesús no fue una resurrección aleatoria. Fue la resurrección del hijo de David "Acuérdate de Jesucristo, del linaje de David". ¿Por qué dice Pablo esto?

Porque todos los judíos sabían lo que significaba. Significaba que Jesús es el Mesías (Juan 7:42). Y eso significaba que la resurrección no era una resurrección cualquiera, sino la de un rey eterno. Escuchemos las palabras del ángel a María, la madre de Jesús:

"31 Y ahora, concebirás en tu vientre, y darás a luz un hijo, y llamarás su nombre JESÚS. 32 Este será grande, y será llamado Hijo del Altísimo; y el Señor Dios le dará el trono de David su padre; 33 y reinará sobre la casa de Jacob para siempre, y su reino no tendrá fin" - Lucas 1:31-33

Así que recordemos que Jesús, al que servimos, y por el cual sufrimos. Está vivo y reinará para siempre, y su reino no tendrá fin. No importa lo que te hagan, no tienes que temer.

Traducido de: http://solidjoys.desiringgod.org/en/devotionals/two-ways-to-remember-jesus

lunes, 23 de marzo de 2015

Los libros en el juicio. Devocional John Piper Solid Joys 05/04

Apocalipsis 13:8: "Y la adoraron todos los moradores de la tierra cuyos nombres no estaban escritos en el libro de la vida del Cordero que fue inmolado..."
La Salvación está asegurada para todos aquellos que están escritos en el libro de la vida.

La razón por la que estar escrito en el libro de la vida asegura nuestra salvación, es que el libro se llama "el libro de la vida del Cordero que fue inmolado" (ver Apocalipsis 13:8). Los nombres del libro no son salvos en base a sus obras. Son salvos en base a que Cristo fue inmolado.

Entonces ¿qué parte juega el registro de nuestras vidas en el juicio? La respuesta es que los libros contienen suficientes evidencias de que pertenecemos a Cristo, de manera que funcionan como una confirmación pública de nuestra fe y nuestra unión con Él.

Consideremos Apocalipsis 21:27: "No entrará en ella [En la Nueva Jerusalén] ninguna cosa inmunda, o que hace abominación y mentira, sino solamente los que están inscritos en el libro de la vida del Cordero". Aquí vemos que el resultado de estar "inscrito en el libro de la vida" no es solamente no perecer, sino no practicar comportamientos detestables y pecaminosos.

Pensemos por ejemplo en el ladrón de la cruz. Jesús dijo que entraría en el paraíso en Lucas 23:43. Pero ¿cuál será el juicio para él cuando se abran los libros? Más del 99,9% de su vida será pecado. Su salvación estará asegurada por la sangre de Cristo.

En ese momento Dios abrirá los libros y utilizará el registro de pecado para glorificar el supremo sacrificio de su Hijo, y utilizará la última página para mostrar el cambio que vino a las palabras y actitudes del ladrón. La última página, las últimas horas sobre la cruz, serán la confirmación pública de la fe del ladrón y su unión con Cristo.

Por tanto, cuando digo que lo que está escrito en los libros es una confirmación pública de nuestra fe y de la unión con Cristo, no quiero decir que el registro contendrá más buenas obras que malas. Lo que quiero decir es que allí estarán registrados los tipos de cambio que muestran la realidad de la fe, la realidad de la regeneración y la unión con Cristo. Es así como enfrento el día, confiado en que mi condenación es pasado (Romanos 8:3), y de que mi nombre está en el libro de la vida, y de que el que comenzó la buena obra en mí, la terminará en el día de Cristo.

Traducido de: http://solidjoys.desiringgod.org/en/devotionals/the-books-at-the-judgment

Dios nos fortalece a través de otros. Devocional John Piper Solid Joys 04/04

Lucas 22:31-32: "31 ... Simón, Simón, he aquí Satanás os ha pedido para zarandearos como a trigo; 32 pero yo he rogado por ti, que tu fe no falte; y tú, una vez vuelto, confirma a tus hermanos".
¿Qué sucedió con los otros diez apóstoles, sin contar a Judas? Satanás también los iba a zarandear. ¿Por qué no oró Jesús por ellos?

Sí que lo hizo. Pero no pidió al Padre que guardase la fe de ellos de la misma forma en que guardó la de Pedro.

Dios quebró la retaguardia del orgullo y autoconfianza de Pedro en la agonía del cedazo de Satanás. Pero no lo dejó irse. Lo hizo volver, lo perdonó, lo restauró y lo fortaleció su fe. Y luego fue la misión de Pedro fortalecer a los otros diez.

Jesús dio provisión para los diez proveyendo para Pedro. El fortalecido se convirtió en fortalecedor.

En esto hay una gran lección para nosotros. A veces Dios trata con nosotros directamente, fortaleciendo nuestra fe en las pocas horas de la mañana. Pero la mayoría de las veces (podría decirse que diez de cada once veces), Dios fortalece nuestra fe a través de otra persona.

Dios nos envía a algún Simón Pedro que nos trae la palabra de gracia que necesitamos para continuar en la fe: algún testimonio acerca de como "Por la noche durará el lloro, Y a la mañana vendrá la alegría"  (Salmos 30:5).

La seguridad eterna es un proyecto comunitario. Siempre que Dios aliente tu corazón con la promesa de que en medio del zarandeo de Satanás tu fe no faltará, toma aliento y duplica tu gozo utilizándolo para fortalecer a tus hermanos y hermanas.

Traducido de: http://solidjoys.desiringgod.org/en/devotionals/god-strengthens-us-through-others

Cómo responder cuando desfalleces. Devocional John Piper Solid Joys 03/04

Romanos 7:19 "Porque no hago el bien que quiero, sino el mal que no quiero, eso hago"
Aunque los cristianos no viven solo en la derrota, tampoco viven solamente en una victoria perfecta sobre el pecado. Y en esos tiempos cuando no triunfamos sobre el pecado, Romanos 7:14-25 nos muestra la forma normal en que un cristiano saludable debería responder.

Diríamos

1) Amo la ley de Dios (versículo 22)
2) Odio lo que acabo de hacer (versículo 15).
3) ¡Miserable de mí! ¿quién me librará de este cuerpo de muerte? (versículo 24)
4) Gracias doy a Dios, la victoria vendrá por mi Señor Jesucristo (versículo 25).

En otras palabras, no hay ningún cristiano que quiera vivir en derrota. Ningún cristiano se propone vivir de esa forma. Pero si vivimos de esta forma durante un tiempo, no deberíamos mentir acerca de ello.

Sin hipocresía, sin aparentar, sin presumir de perfeccionismo. Sin sonrisas fingidas en la iglesia y sin alegría superficial.

Que Dios nos salve de la ceguera a nuestros propios fallos y la consiguiente velocidad para juzgar a otros. Que Dios nos ayude a sentirnos peor por nuestras propias carencias que por el fallo de otros. Que Dios nos de la honestidad, el candor y la humildad del apóstol Pablo en este texto.

Traducido de: http://solidjoys.desiringgod.org/en/devotionals/how-to-respond-when-you-falter

Mejor que el Everest. Devocional John Piper Solid Joys 02/04

Romanos 8:28: "Y sabemos que a los que aman a Dios, todas las cosas les ayudan a bien, esto es, a los que conforme a su propósito son llamados"
Si vivimos dentro de esta monumental promesa, nuestra vida será más sólida y estable que el monte Everest.

Ningún viento puede derribarnos cuando vivimos entre los muros de Romanos 8:28. Fuera de Romanos 8:28 todo es confusión, ansiedad, miedo e incertidumbre. Fuera de esta promesa de gracia de Dios que todo lo abarca, hay chozas de paja de droga, pornografía y docenas de diversiones fútiles. Hay paredes de tablas y techos de lata de estrategias de inversión frágiles y coberturas fugaces de seguros, y planes de retiro triviales. Existen castillos de naipes de cerraduras con cerrojo, de sistemas de alarmas y de misiles antibalísticos. Ahí fuera hay miles de sustitutos para Romanos 8:28.

Cuando entramos por la puerta del amor a la estructura enorme e inconmovible de Romanos 8:28, todo cambia. Viene a nuestra vida estabilidad, profundidad y libertad. Es tan simple como que no podemos volver a ser derribados. La confianza de que un Dios soberano gobierna para nuestro bien todo el dolor y el gozo que experimentaremos jamás, es un refugio, seguridad, esperanza y poder incomparable en nuestra vida.

Cuando el pueblo de Dios vive de verdad por la gracia venidera de Romanos 8:28, desde la niñez hasta la tumba, son el pueblo más libre, fuerte y generoso del mundo.

Su luz brilla y la gente da gloria a su Padre en los cielos (Mateo 5:16)


Traducido de: http://solidjoys.desiringgod.org/en/devotionals/better-than-everest

sábado, 21 de marzo de 2015

Dos de nuestras necesidades más profundas. Devocional John Piper Solid Joys 01/04

2 Tesalonicenses 1:1: "...A la iglesia de los tesalonicenses en Dios nuestro Padre y en el Señor Jesucristo"
Como iglesia, estamos "en" un Padre y "en" un Señor. ¿Qué significa eso?

La palabra "Padre" implica principalmente cuidado, sustento, protección, provisión y disciplina. Así que estar "en" el Padre significaría en primer lugar estar bajo su cuidado y protección.

El otro nombre es Señor: estamos en el Señor Jesucristo. La palabra "Señor" implica principalmente autoridad, liderazgo y propiedad. Por eso estar "en" el Señor, significa principalmente estar a su cargo, bajo su autoridad y su posesión.

Pablo saluda a la iglesia tesalonicense de tal forma que recuerden que están en una familia (al cuidado de un Padre) y que son siervos (están a cargo de un Señor). Estas dos descripciones de Dios como Padre y Señor, y por tanto de la iglesia como familia y siervos, corresponde con dos de nuestras necesidades más profundas.

Las dos necesidades que todos tenemos, son las de ser rescatados y ayudados, y la de tener un propósito y un significado.

1. Necesitamos un Padre celestial que se compadezca de nosotros y nos rescate del pecado y la miseria. Necesitamos su ayuda a cada paso porque somos débiles y vulnerables.

2. Pero también necesitamos un Señor celestial que nos guíe en la vida y nos diga lo que es sabio. Que nos de un cargo grande e importante que cumplir. No solo queremos estar seguros bajo el cuidado de un Padre. También queremos tener una causa gloriosa por la que vivir.

Queremos a un Padre misericordioso que sea nuestro Protector, y queremos un Señor omnipotente que sea nuestro campeón, comandante y líder. Así que cuando Pablo dice en el versículo 1, sois una iglesia "en Dios nuestro Padre y en el Señor Jesucristo" podemos recibir descanso y ayuda de uno, y tomar aliento y significado de otro.

Traducido de: http://solidjoys.desiringgod.org/en/devotionals/two-of-our-deepest-needs

viernes, 20 de marzo de 2015

Lo que ata las manos del amor. Devocional John Piper Solid Joys 31/03

Colosenses 1:3-5: "3 ... damos gracias a Dios, Padre de nuestro Señor Jesucristo, 4 habiendo oído de vuestra fe en Cristo Jesús, y del amor que tenéis a todos los santos, 5 a causa de la esperanza que os está guardada en los cielos ..."
El problema con la iglesia de hoy no es que haya demasiada gente que esté apasionadamente enamorada con el cielo. El problema no es que los que se dicen cristianos se estén apartando del mundo y que pasen la mitad de sus días leyendo la Biblia y la otra mitad cantando acerca del gozo en Dios, mientras son indiferentes a las necesidades del mundo.

El problema es que los que se dicen cristianos pasan diez minutos leyendo las Escrituras y luego se pasan medio día ganando dinero y otro medio día disfrutando y arreglando las cosas en las que se han gastado ese dinero.

No es una mente centrada en lo celestial lo que obstaculiza el amor. Es una mente centrada en lo mundano lo que obstaculiza el amor, incluso cuando se disfraza de una rutina religiosa en los fines de semana.

¿Dónde hay una persona cuyo corazón esté tan apasionadamente enamorado con la gloria prometida del cielo que se sienta como un exiliado y residente temporal sobre la tierra? ¿Dónde está la persona que haya probado la hermosura de la era por venir y que concluya que los diamantes del mundo parecen mármol, que el entretenimiento del mundo está vacío, y que las causas morales del mundo son demasiado pequeñas porque no tienen la vista puesta en la eternidad? ¿Dónde está esa persona?

Esta persona no estará esclavizada a Internet, o a comer, dormir, beber, festejar, pescar, navegar o a dar vueltas por ahí. Es un hombre libre en una tierra extraña. Y su pregunta es esta ¿Cómo puedo maximizar mi disfrute de Dios en la eternidad mientras estoy exiliado en esta tierra? y su respuesta es siempre la misma: haciendo obras de amor.

Solo hay una cosa que satisfaga el corazón que tiene por tesoro el cielo: hacer las obras del cielo. ¡Y el cielo es un mundo de amor!

No son las cuerdas del cielo las que atan las manos del amor. Es el amor al dinero, al ocio, a la comodidad y a las alabanzas. Esas son las cuerdas que atan las manos del amor. Y el poder para cortar estas cuerdas es la esperanza cristiana.

Lo digo de nuevo con la convicción que hay dentro de mí: No es la mente centrada en el cielo lo que obstaculiza el amor en esta tierra. Es la mente centrada en el mundo. Y por eso la gran fuente de amor es la poderosa y liberadora confianza de la esperanza cristiana.

Traducido de: http://solidjoys.desiringgod.org/en/devotionals/what-binds-the-hands-of-love

Nos guardará seguros. Devocional John Piper Solid Joys 30/03

1 Corintios 1:8-9 "8 el cual también os confirmará hasta el fin, para que seáis irreprensibles en el día de nuestro Señor Jesucristo. 9 Fiel es Dios, por el cual fuisteis llamados a la comunión con su Hijo Jesucristo nuestro Señor"
¿De qué dependemos para que nuestra fe dure hasta que Jesús venga?

La pregunta no es si creemos en la seguridad eterna. La pregunta es ¿cómo nos mantenemos seguros?

¿Es que la perseverancia de nuestra fe descansa en la fiabilidad de nuestros propios propósitos? ¿o descansa en la obra de Dios para "mantenernos confiando"?

Que Dios es fiel, es una gran y maravillosa verdad de las Escrituras, y él guardará para siempre a aquellos que ha llamado. Nuestra confianza de que estamos eternamente seguros es una confianza en que Dios nos "mantendrá confiando".

La certeza de la eternidad, no es mayor que la certeza de que Dios nos guardará confiando ahora. Pero dicha certeza es muy grande para todos los que Dios ha llamado.

Hay al menos tres pasajes que unen el llamado de Dios y cómo nos guarda Dios.

1) 1 Corintios 1:8-9, que dice "8 el [Señor] ... también os confirmará (mantendrá) hasta el fin, para que seáis irreprensibles en el día de nuestro Señor Jesucristo. 9 Fiel es Dios, por el cual fuisteis llamados a la comunión con su Hijo Jesucristo nuestro Señor".

2) 1 Tesalonicenses 5:23-24 que dice "23 Y el mismo Dios de paz os santifique por completo; y todo vuestro ser, espíritu, alma y cuerpo, sea guardado (se mantenga) irreprensible para la venida de nuestro Señor Jesucristo. 24 Fiel es el que os llama, el cual también lo hará".

3) Judas 1:1-2 que dice "1 Judas, siervo de Jesucristo, y hermano de Jacobo, a los llamados, santificados en Dios Padre, y guardados en Jesucristo: 2 Misericordia y paz y amor os sean multiplicados"

La fidelidad de Dios garantiza que guardará seguros a todos los que ha llamado. (Ver también Romanos 8:30, Filipenses 1:6, 1 Pedro 1:5 y Judas 1:24)

Traducido de: http://solidjoys.desiringgod.org/en/devotionals/he-will-keep-us-safe

Tan seguro como su hijo. Devocional John Piper Solid Joys 29/03

Romanos 8:32 "El que no escatimó ni a su propio Hijo, sino que lo entregó por todos nosotros, ¿cómo no nos dará también con él todas las cosas?"
Dios quita el poder destructivo a todo dolor. Debemos creer en esto o no avanzaremos, o tal vez ni siquiera sobreviviremos como cristianos ante las presiones y tentaciones de la vida moderna.

Hay tanto dolor, tantos contratiempos y desánimos, tantas controversias y presiones, que no se a donde iría si no creyese que el Dios todopoderoso está tomando cada contratiempo, desánimo, controversia, presión y dolor, quitándoles su poder destructivo, y haciendo que sirvan para aumentar mi gozo en Dios.

El mundo es nuestro. La vida es nuestra. La muerte es nuestra. Dios reina tan supremamente a favor de sus elegidos que, cualquier cosa que enfrentemos en una vida de obediencia y ministerio, estará sometida a la poderosa mano de Dios y será hecha sierva de nuestra santidad y nuestro gozo eterno en Dios.

Si Dios es por nosotros, y si Dios es Dios, entonces es verdad que nada puede tener éxito contra nosotros. El que no escatimó ni a su propio Hijo, sino que lo entregó por todos nosotros, nos dará gratuita e infaliblemente todas las cosas, todas, el mundo, la vida, la muerte y hasta a Dios mismo.

Romanos 8:32 es un amigo preciado. La promesa de la gracia venidera de Dios es abrumadora. Pero el cimiento lo importa todo. Es un lugar para sostenerse contra todos los obstáculos. ¡Dios no escatimó a su propio Hijo! ¿Cuánto más entonces no escatimará esfuerzos para darme todo lo que Cristo murió para obtener, para darme todas las cosas buenas?

Esto es tan seguro como la certeza de que ama a su Hijo.

Traducido de: http://solidjoys.desiringgod.org/en/devotionals/as-sure-as-his-son

Cuando todo el mundo te abandona. Devocional John Piper Solid Joys 28/03

2 Timoteo 4:16-18: "16 En mi primera defensa ninguno estuvo a mi lado, sino que todos me desampararon; no les sea tomado en cuenta. 17 Pero el Señor estuvo a mi lado, y me dio fuerzas, para que por mí fuese cumplida la predicación, y que todos los gentiles oyesen. Así fui librado de la boca del león. 18 Y el Señor me librará de toda obra mala, y me preservará para su reino celestial. A él sea gloria por los siglos de los siglos. Amén".
Esta mañana he meditado durante largo tiempo sobre estas palabras magníficas que rompen el corazón. Pablo está bajo custodia en Roma. Hasta donde sabemos, no fue liberado. Su última carta termina de esta forma.

¡Considerémoslo y asombrémonos!

Está abandonado. Es un anciano, un siervo leal en una ciudad extranjera, lejos de su hogar. Rodeado de enemigos y en peligro de muerte. ¿Por qué? Para que pueda escribir estas preciosas palabras para nuestra alma "¡Pero el Señor estuvo a mi lado!".

¡Cuanto amo esas palabras! Cuando somos abandonados por nuestros amigos cercanos ¿clamamos contra Dios? ¿son las personas en nuestra vida realmente nuestro Dios? ¿o nos animamos en esta magnífica verdad que dice "yo estaré con vosotros hasta el fin del mundo"? ¿fortalecemos el corazón con esta inexorable verdad que dice "nunca te dejaré ni te desampararé"?

¡Digamos nosotros también: "El Señor estuvo a mi lado"!

Pregunta: ¿Cuál era la amenaza del versículo 18? Respuesta: que Pablo no alcanzara el reino celestial del Señor. Dice "el Señor ... me preservará para su reino celestial".

Pregunta: ¿Cómo podría una obra mala amenazar el que Pablo alcanzase el reino celestial? Respuesta: tentándole a abandonar su lealtad a Cristo a través de la desobediencia.

Pregunta: ¿Era esta tentación la "boca del león" de la cual fue rescatado? Respuesta: Si. Dice (1 Pedro 5:8) "vuestro adversario el diablo, como león rugiente, anda alrededor buscando a quien devorar, al cual resistid firmes en la fe".

Pregunta: Por tanto, ¿quién se lleva la gloria por el hecho de que Pablo no cediese a la tentación, sino que perseverase hasta el final en fe y obediencia? Respuesta: "A él [al Señor] sea gloria por los siglos de los siglos".

Pregunta: ¿Por qué? ¿Acaso no fue Pablo quien se mantuvo firme? Respuesta: dice  "el Señor estuvo a mi lado, y me dio fuerzas".

Traducido de: http://solidjoys.desiringgod.org/en/devotionals/when-everyone-deserts-you

martes, 17 de marzo de 2015

10 resultados de la resurrección. Devocional John Piper Solid Joys 27/03

1 Corintios 15:17: "y si Cristo no resucitó, vuestra fe es vana; aún estáis en vuestros pecados"
He aquí diez cosas asombrosas que le debemos a la resurrección de Jesús:

1) Un Salvador que no puede morir de nuevo. Romanos 6:9 dice: "sabiendo que Cristo, habiendo resucitado de los muertos, ya no muere".

2) El arrepentimiento. Hechos 5:30-31 dice: "30 El Dios de nuestros padres levantó a Jesús, a quien vosotros matasteis colgándole en un madero.31 A éste, Dios ha exaltado con su diestra por Príncipe y Salvador, para dar a Israel arrepentimiento".

3) Nuevo nacimiento. 1 Pedro 1:3 dice: "Según su grande misericordia nos hizo renacer para una esperanza viva, por la resurrección de Jesucristo de los muertos".

4) Perdón de pecados. 1 Corintios 15:17 dice: "Si Cristo no resucitó, vuestra fe es vana; aún estáis en vuestros pecados".

5) El Espíritu Santo. Hechos 2:32-33: "32 A este Jesús resucitó Dios, de lo cual todos nosotros somos testigos. 33 Así que, exaltado por la diestra de Dios, y habiendo recibido del Padre la promesa del Espíritu Santo, ha derramado esto que vosotros veis y oís".

6) No hay condenación para los elegidos. Romanos 8:34 dice "¿Quién es el que condenará? Cristo es el que murió; más aun, el que también resucitó, el que además está a la diestra de Dios..."

7) La compañía y protección personal de Jesús. Mateo 28:20 dice: "He aquí yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo".

8) La prueba del juicio venidero. Hechos 17:31 dice: "Por cuanto ha establecido un día en el cual juzgará al mundo con justicia, por aquel varón a quien designó, dando fe a todos con haberle levantado de los muertos".

9) Salvación de la ira venidera de Dios. 1 Tesalonicenses 1:10 dice: "Y esperar de los cielos a su Hijo, al cual resucitó de los muertos, a Jesús, quien nos libra de la ira venidera". Ver también en Romanos 5:10.

10) Nuestra propia resurrección de entre los muertos. 2 Corintios 4:14 dice: "Sabiendo que el que resucitó al Señor Jesús, a nosotros también nos resucitará con Jesús, y nos presentará juntamente con vosotros". Ver también Romanos 6:4, Romanos 8:11, 1 Corintios 6:14 y 1 Corintios 15:20.

Traducido de: http://solidjoys.desiringgod.org/en/devotionals/10-results-of-the-resurrection

lunes, 16 de marzo de 2015

Como deleitarse en la Palabra de Dios. Devocional John Piper Solid Joys 26/03

Salmos 119:103: "Cuán dulces son a mi paladar tus palabras! Más que la miel a mi boca"
No reduzcamos el cristianismo a una cuestión de requerimientos, resoluciones, y fuerza de voluntad. Es cuestión de lo que amamos, de aquello en lo que nos deleitamos, de lo que nos gusta.

Cuando Jesús vino al mundo la humanidad se vio dividida con respecto a lo que amaba. Juan 3:19 dice "la luz vino al mundo, y los hombres amaron más las tinieblas que la luz". Los justos y los malvados están separados por lo que les gusta: ya sea la revelación de Dios o la forma de vida del mundo.

Pero alguien podría preguntar: ¿Cómo puedo llegar a deleitarme en la Palabra de Dios? Mi respuesta sería doble:

Orar pidiendo nuevas papilas gustativas en la lengua de nuestro corazón: meditar en las impresionantes promesas que hace Dios a su pueblo.

El mismo salmista que dijo en Salmos 119:103: "Cuán dulces son a mi paladar tus palabras! Más que la miel a mi boca", también dijo antes en Salmos 119:18: "Abre mis ojos, y miraré Las maravillas de tu ley". Él oró, porque tener papilas gustativas santas en la lengua de el corazón es un don de Dios. No hay ningún hombre que de forma natural se deleite en la sabiduría de Dios.

Pero cuando hayas orado, y de hecho cuando oras, medita en los beneficios que Dios promete a su pueblo y en el gozo de tener al Dios todopoderoso como ayudador y como esperanza eterna.

¿Quién no se deleitaría en leer un libro que lo cambiase de ser paja a ser un cedro del Líbano, o de ser un montón de polvo en Texas a una orquidea de Hawai? A nadie le gusta ser paja, no tener raíz ni peso, ser inútil. A todos nos gusta sacar fuerzas de algún río profundo de realidad y convertirnos en gente fructífera y útil.

Ese río de realidad es la Palabra de Dios y todos los grandes santos han sido hechos grandes por él.

Traducido de: http://solidjoys.desiringgod.org/en/devotionals/how-to-delight-in-god-s-word


Satisfecho para siempre. Devocional John Piper Solid Joys 25/03

Juan 6:35: "Yo soy el pan de vida; el que a mí viene, nunca tendrá hambre; y el que en mí cree, no tendrá sed jamás"
Este texto apunta al hecho de que, creer en Jesús, es alimentarse y beber de todo lo que Jesús es. Va tan lejos como para decir que la sed de nuestra alma se satisface con Jesús, de tal forma que no tendremos más sed.

Él es el fin de nuestra búsqueda por la satisfacción.

Cuando confiamos en Jesús de la forma en que Juan quiere que lo hagamos, la presencia y la promesa de Jesús es tan satisfactoria, que no nos vemos dominados por los atrayentes placeres del pecado (ver Romanos 6:14). Esto nos da cuentas de por qué una fe como esa en Jesús anula el poder del pecado y nos capacita para la obediencia.

Juan 4:14 apunta en la misma dirección cuando dice: "mas el que bebiere del agua que yo le daré, no tendrá sed jamás; sino que el agua que yo le daré será en él una fuente de agua que salte para vida eterna". De acuerdo con Juan 6:35, la fe salvadora de la que se habla aquí es como beber del agua que satisface los anhelos más profundos del alma.

Es lo mismo en Juan 7:37-38: "37 En el último y gran día de la fiesta, Jesús se puso en pie y alzó la voz, diciendo: Si alguno tiene sed, venga a mí y beba.38 El que cree en mí, como dice la Escritura, de su interior correrán ríos de agua viva".

A través de la fe, Cristo se convierte para nosotros en una fuente inagotable y satisfactoria de vida, que dura para siempre y nos lleva hasta el cielo. Esto lo hace enviándonos su Espíritu (Juan 7:38-39)

Traducido de: http://solidjoys.desiringgod.org/en/devotionals/forever-satisfied

El ministerio y el temor al hombre. Devocional John Piper Solid Joys 24/03

Jeremías 1:8 "No temas delante de ellos, porque contigo estoy para librarte, dice Yahweh"
Un gran obstáculo para servir al Señor, especialmente entre los jóvenes, es el temor al rechazo o a la oposición.

En la mente entran toda clase de pensamientos acerca de cómo a algunas personas puede no gustarles la forma en que hago las cosas. La gente podría no estar de acuerdo o sentirse ofendida. Puede que cometa un error y sea criticado.

El temor al hombre es un gran obstáculo para el ministerio.

Así que Dios dice: no temas, porque estaré contigo y te libraré. La presencia y la aprobación de Dios son más valiosas que todos los reconocimientos del hombre. Y Dios dice que en medio y a través de todos nuestros problemas, nos librará. Triunfaremos al final y seremos más que vencedores.

A todos se nos promete lo mismo hoy en Cristo Jesús.

* Hebreos 13:5-6 dice: "5 Sean vuestras costumbres sin avaricia, contentos con lo que tenéis ahora; porque él dijo: No te desampararé, ni te dejaré; 6 de manera que podemos decir confiadamente: El Señor es mi ayudador; no temeré Lo que me pueda hacer el hombre".

* Romanos 8:31 dice "Si Dios es por nosotros ¿quién contra nosotros?".

Así que Dios dijo a Jeremías y le dice a la gente joven de hoy, a los que llama para servirle "No digas: soy un niño" (Jeremías 1:7) ¿Por qué?

* Porque tu vida tiene raíz en los propósitos inconmovibles y soberanos de Dios. Has sido elegido, consagrado, formado y asignado para un gran propósito.

* Porque es la autoridad de Dios, y no la tuya, la que está detrás de que tu vayas y de lo que hables.

* Porque Dios mismo será el que te librará en todas tus pruebas.

Traducido de: http://solidjoys.desiringgod.org/en/devotionals/ministry-and-the-fear-of-man


La ignorancia garantiza la impiedad. Devocional John Piper Solid Joys 23/03

2 Pedro 1:3 "Como todas las cosas que pertenecen a la vida y a la piedad nos han sido dadas por su divino poder, mediante el conocimiento de aquel que nos llamó por su gloria y excelencia"
Me asombra el poder que la Biblia le da al conocimiento. Pensemos en 2 Pedro 1:3: "Como todas las cosas que pertenecen a la vida y a la piedad nos han sido dadas por su divino poder, mediante el conocimiento de aquel que nos llamó por su gloria y excelencia".

Literalmente, todo el poder disponible de parte de Dios para vivir y ser piadoso ¡viene a través del conocimiento! ¡Es asombroso! ¡Cuánto énfasis deberíamos poner en la doctrina e instrucción en las escrituras! la vida y la piedad están en juego.

No es que el conocimiento garantice la piedad. No lo hace, pero parece que la ignorancia garantiza la impiedad, ya que según dice Pedro, el poder divino que lleva a la piedad se da a través del conocimiento de Dios.

He aquí tres implicaciones, una advertencia, y una promesa:

1. Leer, leer y leer. Pero tengamos cuidado de no gastar nuestro tiempo en espuma teológica. Leamos libros doctrinales ricos acerca de "aquel que nos llamó por su gloria y excelencia".

2. Meditar y meditar. Desacelerar. Tomarse el tiempo para pensar acerca de la Biblia. Hacerse preguntas. Escribir un diario. Permitirnos a nosotros mismos vernos metidos humildemente en cosas confusas y problemáticas. Las enseñanzas más profundas surgen de intentar ver la raíz que unifica dos ramas aparentemente antagonistas.

3. Discutir y discutir. Formar parte de un grupo al que le preocupe apasionadamente la verdad. No solo que le guste hablar y exponer problemas, sino un grupo que crea que existen respuestas bíblicas a problemas bíblicos.

Advertencia: Oseas 4:6 dice "mi pueblo fue destruido porque le faltó conocimiento". Romanos 10:2 dice: "tienen celo de Dios, pero no conforme a ciencia".

Promesa: Hebreos 8:11-12 dice "11 Y ninguno enseñará a su prójimo, Ni ninguno a su hermano, diciendo: Conoce al Señor; Porque todos me conocerán, Desde el menor hasta el mayor de ellos.12 Porque seré propicio a sus injusticias, Y nunca más me acordaré de sus pecados y de sus iniquidades"

Traducido de: http://solidjoys.desiringgod.org/en/devotionals/ignorance-guarantees-ungodliness

La tienda de caramelos de Satanás. Devocional John Piper Solid Joys 22/03

1 Pedro 4:1 "Puesto que Cristo ha padecido por nosotros en la carne, vosotros también armaos del mismo pensamiento; pues quien ha padecido en la carne, terminó con el pecado"
En principio este versículo confunde. ¿Tuvo Cristo que dejar de pecar? ¡No! porque "no hizo pecado" (1 Pedro 2:22).

Pero luego encaja. Cuando nos armamos con el pensamiento de que Cristo sufrió por nosotros, nos damos cuenta de que nosotros morimos con Él. 1 Pedro 2:24 dice: "quien llevó él mismo nuestros pecados en su cuerpo sobre el madero, para que nosotros, estando muertos a los pecados, vivamos a la justicia". Cuando morimos con Él, dejamos de pecar.

Es como en Romanos 6:6-7, 11 :"6 sabiendo esto, que nuestro viejo hombre fue crucificado juntamente con él, para que el cuerpo del pecado sea destruido, a fin de que no sirvamos más al pecado. 7 Porque el que ha muerto, ha sido justificado del pecado ... 11 Así también vosotros consideraos muertos al pecado, pero vivos para Dios en Cristo Jesús".

Pedro dice: "¡Armaos de este pensamiento!", Pablo dice: "¡Consideraos muertos!". El arma para nuestro descanso es un pensamiento, una consideración.

Cuando vienen las tentaciones de Satanás, las tentaciones a desear, robar, mentir, codiciar, envidiar, contraatacar, menospreciar o temer, ármate con este pensamiento: Cuando mi Señor sufrió y murió por mí por el pecado, yo morí para el pecado.

Cuando Satanás nos dice: ¿Por qué te vas a negar el placer de la lujuria? o ¿Por qué tienes que tratar con este problema que podrías evitar mintiendo? o ¿Por qué no te das ese pequeño lujo que codicias? o ¿Por qué no buscas la justicia devolviendo el daño que te hicieron? le respondemos: El Hijo de Dios sufrió (¡y sufrió de verdad!) para liberarme del pecado. No puedo creer que sufriese para que yo me sintiese mal. Por eso, aquello por lo que murió debe ser más maravilloso que los placeres del pecado. Como confío en Él, mi susceptibilidad a tus tentaciones se ha encogido y ha muerto.

¡Vete Satanás! mi boca ya no babea cuando paso al lado de tu tienda de caramelos.


Traducido de: http://solidjoys.desiringgod.org/en/devotionals/satan-s-candy-store

La mejor promesa de Dios. Devocional John Piper Solid Joys 21/03

Romanos 8:32 "El que no escatimó ni a su propio Hijo, sino que lo entregó por todos nosotros, ¿cómo no nos dará también con él todas las cosas?"
La promesa de mayor alcance que nos da la gracia venidera de Dios se encuentra en Romanos 8:32. Para mí, este es el versículo más preciado de la Biblia. Parte de la razón de esto, es que esta promesa en sí misma es tan envolvente, que está lista para ayudarme en prácticamente todas las áreas de mi vida y mi ministerio. Nunca ha habido, ni nunca habrá una circunstancia en mi vida en que esta promesa sea irrelevante.

En sí misma, esa envolvente promesa no podría hacer el versículo más precioso. Existen otras promesas que abarcan todo como la de Salmos 84:11 "Gracia y gloria dará Yahweh. No quitará el bien a los que andan en integridad" y 1 Corinitios 3:21-23: "21 Así que, ninguno se gloríe en los hombres; porque todo es vuestro: 22 sea Pablo, sea Apolos, sea Cefas, sea el mundo, sea la vida, sea la muerte, sea lo presente, sea lo por venir, todo es vuestro, 23 y vosotros de Cristo, y Cristo de Dios". Es difícil sobreestimar el alcance y la extensión espectacular de estas promesas.

Pero lo que hace que Romanos 8:32 esté en una clase propia, es la lógica que hace nacer la promesa y la convierte en tan sólida e inamovible como el amor de Dios por su infinitamente admirable Hijo.

Romanos 8:32 contiene un cimiento y una garantía que es tan fuerte y solida, tan segura, que no hay absolutamente ninguna posibilidad de que se pueda romper. Eso es lo que la convierte en una fuerza siempre presente en los tiempos en que hay grandes problemas. Aunque todo lo demás ceda, aunque todo lo demás desilusione, aunque todo lo demás falle, esta promesa de gracia venidera que lo abarca todo, nunca puede fallar.

""El que no escatimó ni a su propio Hijo, sino que lo entregó por todos nosotros ..." si esto es verdad, dice la lógica del cielo, ¡entonces Dios seguramente dará todas las cosas por aquellos por los que dio a su Hijo!

Traducido de: http://solidjoys.desiringgod.org/en/devotionals/gods-best-promise

domingo, 15 de marzo de 2015

Jesús murió por este momento. Devocional John Piper Solid Joys 20/03

Gálatas 2:20 "Con Cristo estoy juntamente crucificado, y ya no vivo yo, mas vive Cristo en mí; y lo que ahora vivo en la carne, lo vivo en la fe del Hijo de Dios, el cual me amó y se entregó a sí mismo por mí"
Cuando sonó la alarma esta mañana a las 4:59, tuve por una fracción de segundo un pensamiento de la realidad de la muerte y de estar ante un Dios completamente santo, con nada que hablase por mí excepto mi propia vida.

El terror de este pensamiento solamente fue sobrepasado por el resplandor de la realidad de que Jesucristo había muerto por este momento.

Luego se fue.

Mi sentimiento inmediato fue que esta es la esencia de lo que sucede siempre que alguien se convierte. Así es como Jesucristo se descubre como algo real. Así es como alguien llega a valorar el amor de Cristo. De repente, por primera vez en la vida, ven y sienten con los ojos de su corazón la innegable realidad de tener que encontrarse con Dios con una conciencia culpable.

El impacto de esa visión es devastador. Hace que la gente sepa que su única esperanza es un mediador. Estando de pie, con nada a lo que enconmendarse sino a su propia vida de pecado, están completamente perdidos. Si existe alguna esperanza de eternidad en la presencia de Dios, necesitamos un Redentor, un Sustituto, un Salvador.

En este punto de terrible crisis, lo único que brilla es el evangelio de Jesucristo, "el cual me amó y se entregó a sí mismo por mí". En esa fracción de segundo antes de que Él estuviese allí, todo lo que tenía garantías de ver era la oscuridad que todo lo invade, y el terror del juicio: no una simple inferencia teológica, ni una conclusión simplemente racional, no un simple pensamiento, sino un destello del ojo interior lleno de conocimiento, sentimiento y certeza.

Nuestro Dios es fuego consumidor. No mirará la maldad. Estamos totalmente perdidos. Mi culpa era tan enorme, tan real, tan fuera de duda en esa fracción de segundo, que no había ni la más remota posibilidad de elaborar excusas. Era repentino, envolvente, e infinitamente sin esperanza.

En este instante, Jesús es todo lo que importa. ¡Oh Cristo! ¡Oh Cristo! ¿Cómo podría contener el corazón la oleada de gratitud? ¡Oh regalo de Dios! ¡Mi desesperada y única necesidad!

Traducido de: http://solidjoys.desiringgod.org/en/devotionals/jesus-died-for-this-moment

miércoles, 11 de marzo de 2015

Un resumen del evangelio de 5 puntos. Devocional John Piper Solid Joys 19/03

1 Pedro 3:18 "Porque también Cristo padeció una sola vez por los pecados, el justo por los injustos, para llevarnos a Dios, siendo a la verdad muerto en la carne, pero vivificado en espíritu"

Este es un resumen del evangelio para ayudarnos a entenderlo y a disfrutarlo:

1) Dios nos creó para su gloria

Isaías 43:6-7 dice: "6 ..Trae de lejos mis hijos, y mis hijas de los confines de la tierra, 7 todos los llamados de mi nombre; para gloria mía los he creado, los formé y los hice." Dios nos creó a todos nosotros a su imagen, para que fuésemos imagen, o reflejásemos su carácter y su belleza moral.

2) Todo ser humano debería vivir para la gloria de Dios

1 Corintios 10:31 dice: "Si, pues, coméis o bebéis, o hacéis otra cosa, hacedlo todo para la gloria de Dios". La forma de vivir para la gloria de Dios es amarle (Mateo 22:37), confiar en él (Romanos 4:20), agradecerle (Salmos 50:3) y obedecerle (Mateo 5:16). Cuando hacemos esas cosas reflejamos la gloria de Dios.

3) Todos hemos pecado y hemos sido destituidos de la gloria de Dios

Romanos 3:23 dice: "todos pecaron, y están destituidos de la gloria de Dios". Romanos 1:21-23 dice "21 Pues habiendo conocido a Dios, no le glorificaron como a Dios, ni le dieron gracias ... 23 y cambiaron la gloria del Dios incorruptible en semejanza de imagen[es]". Ninguno de nosotros ha amado, confiado, agradecido u obedecido a Dios como deberíamos.

4) Todos merecemos el castigo eterno

Romanos 6:23 dice: "Porque la paga del pecado es muerte (eterna), mas la dádiva de Dios es vida eterna en Cristo Jesús Señor nuestro". Según 2 Tesalonicenses 1:9, aquellos que no obedezcan al Señor Jesucristo "sufrirán pena de eterna perdición, excluidos de la presencia del Señor y de la gloria de su poder". Mateo 25:46 dice: "irán éstos al castigo eterno, y los justos a la vida eterna".

5) En su gran misericordia, Dios envió a su Hijo unigénito Jesucristo para dar a los pecadores el camino a la vida eterna.

Juan 3:16 dice: "Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna". Gálatas 3:13 dice "Cristo nos redimió de la maldición de la ley, hecho por nosotros maldición". 1 Pedro 3:18 dice "Porque también Cristo padeció una sola vez por los pecados, el justo por los injustos, para llevarnos a Dios".

Traducido de: http://solidjoys.desiringgod.org/en/devotionals/a-five-point-summary-of-the-gospel

Por qué hemos de asirnos de nuestra esperanza. Devocional John Piper Solid Joys 18/03

Hebreos 6:17-18 "17 Por lo cual, queriendo Dios mostrar más abundantemente a los herederos de la promesa la inmutabilidad de su consejo, interpuso juramento; 18 para que por dos cosas inmutables, en las cuales es imposible que Dios mienta, tengamos un fortísimo consuelo los que hemos acudido para asirnos de la esperanza puesta delante de nosotros".
Dios no es inconsistente. Él no se esfuerza por dar promesas, juramentos, y la sangre de su Hijo, simplemente para asegurar un extremo de nuestra salvación mientras deja el otro colgando en el aire.

La salvación que Jesús obtuvo por su sangre era todo lo que era necesario para salvar a su pueblo, no solamente parte de ello.

Por tanto nos inclinamos a decir: ¿Por qué el autor nos anima a asirnos a nuestra esperanza en el versículo 18? Si el asirnos fue algo obtenido y asegurado de forma irrevocable por la sangre de Jesús, ¿para qué nos dice Dios que nos agarremos nosotros?

La respuesta es esta:

* Lo que Cristo obtuvo para nosotros cuando murió no fue que estuviésemos libres de asirnos, sino el poder para asirnos.

* Lo que obtuvo no fue la anulación de nuestras voluntades para que no tuviésemos que asirnos, sino el fortalecimiento de nuestras voluntades, porque queremos asirnos.

* Lo que obtuvo no fue la cancelación del mandamiento a asirnos, sino el cumplimiento del mandamiento para asirnos.

* Lo que obtuvo no fue el fin de la exhortación, sino el triunfo de la exhortación.

Murió para que hagas exactamente lo que Pablo hizo en Filipenses 3:12: "prosigo, por ver si logro asir aquello para lo cual fui también asido por Cristo Jesús". Esto no es locura, es el evangelio: decir a un pecador que haga lo que solamente Cristo puede capacitarle para hacer, es decir, tener esperanza en Dios.

Así que te exhorto con todo mi corazón: estira la mano y agarra aquello para lo que fuiste asido por Cristo, agárrate con todas sus fuerzas.

Traducido de: http://solidjoys.desiringgod.org/en/devotionals/why-we-must-hold-fast-our-hope

El signo de exclamación de la oración. Devocional John Piper Solid Joys 17/03

2 Corintios 1:20 "Porque todas las promesas de Dios son en él Sí, y en él Amén, por medio de nosotros, para la gloria de Dios"

La oración es una respuesta a las promesas, es decir, a las seguridades que nos da la gracia venidera de Dios. La oración es sacar de la cuenta en la que Dios ha depositado todas sus promesas de gracia venidera.

La oración no es una esperanza de que ahí en la oscuridad pueda haber un Dios de buenas intenciones. La oración va al banco todos los días y saca las promesas de gracia venidera necesarias para ese día.

No perdamos de vista la conexión entre las dos mitades de este gran versículo. Notemos el "por medio": "Porque todas las promesas de Dios son en él Sí, y en él Amén, por medio de nosotros, para la gloria de Dios".

Para asegurarnos de que vemos la conexión, demos la vuelta a las dos partes. Cuando oramos, por medio de nosotros se dice amén a Dios a través de Cristo, porque Dios ha dicho amen a todas sus promesas en Cristo. La oración es un ruego confiado a Dios para que haga buenas sus promesas de gracia venidera por amor a Cristo. La oración conecta nuestra fe en la gracia venidera con el fundamento de todo, Jesucristo.

Lo que nos lleva al punto final: "amen" es una palabra plena y preciosa en tiempos de oración. No significa principalmente: "Sí, ya he dicho toda esta oración", sino que significa: "Sí, Dios ha hecho todas estas promesas".

Amen significa: "Si, Señor, puedes hacerlo", significa: "Si, Señor, eres poderoso. Si, Señor, eres sabio. Si, Señor, eres misericordioso. Si, Señor, toda la gracia venidera viene de ti y ha sido confirmada en Cristo".

Amen es un punto de exclamación de esperanza después de una oración pidiendo ayuda.

Traducido de: http://solidjoys.desiringgod.org/en/devotionals/prayer-s-exclamation-point

viernes, 6 de marzo de 2015

Jesús terminará la misión. Devocional John Piper Solid Joys 16/03

Mateo 24:14: "Y será predicado este evangelio del reino en todo el mundo, para testimonio a todas las naciones; y entonces vendrá el fin".
No conozco una promesa misionera más inspiradora que estas palabras de Jesús.

No dice: "Este evangelio debería ser predicado".
No dice: "Este evangelio puede que sea predicado".
Sino:  "Este evangelio será predicado".

No se trata de una gran comisión, ni de un gran mandamiento, sino de una gran certeza, una gran confianza.

¿Quién se atrevería a hablar de esa forma? ¿Cómo sabe que sucederá así? ¿Cómo puede estar seguro de que la iglesia no fallará en esta labor misionera?

La respuesta es que la gracia del servicio misionero es tan irresistible como la gracia de la regeneración. Cristo puede prometer que habrá una proclamación universal porque es soberano. Sabe cual es el futuro éxito de las misiones porque es Él quien hace el futuro. ¡Todas las naciones escucharán!

El término "nación" no se refiere a un "país" moderno. Cuando el Antiguo Testamento hablaba de naciones, se refería a pueblos como los jebuseos, los ferezeos, los heveos, los amorreos, los moabitas, los cananitas y los filisteos. "Naciones" se refiere a grupos étnicos con su propia cultura peculiar. El Salmo 117:1 dice "Alabad a Yahweh, naciones todas; Pueblos todos, alabadle".

Como el soberano Hijo de Dios y Señor de la iglesia, Jesús simplemente tomó su divino propósito y lo afirmó con una certeza absoluta: "Y será predicado este evangelio del reino en todo el mundo, para testimonio a todas las naciones".

La causa de las misiones mundiales tiene un éxito completamente asegurado. No puede fallar. ¿No es por tanto razonable que oremos con gran fe, que invirtamos con gran confianza, y que nos manejemos con un sentimiento de triunfo seguro?

Traducido de: http://solidjoys.desiringgod.org/en/devotionals/jesus-will-finish-the-mission

Subversivo por el salvador. Devocional John Piper Solid Joys 15/03

Mateo 8:28-29: "28 Cuando llegó a la otra orilla, a la tierra de los gadarenos, vinieron a su encuentro dos endemoniados que salían de los sepulcros, feroces en gran manera, tanto que nadie podía pasar por aquel camino. 29 Y clamaron diciendo: ¿Qué tienes con nosotros, Jesús, Hijo de Dios? ¿Has venido acá para atormentarnos antes de tiempo?"
Los demonios en este pasaje tomaron conciencia de un misterio. Sabían que estaban condenados. Sabían que el Hijo de Dios sería el vencedor. Pero no lo habían sentido hasta que sucedió que Cristo se encontró con ellos antes de la hora de la derrota final.

Cristo no va a esperar hasta que se tire la bomba atómica para terminar la guerra. Ha comenzado a liderar una fuerza subversiva en el territorio de Satanás. Ha entrenado a un "equipo de rescate" para que realice aventuradas operaciones de rescate. Cristo ha planeado muchas victorias tácticas antes de que llegue la hora de su victoria estratégica final.

La mentalidad de guerra resultante es esta: Como la derrota de Satanás es segura, y lo sabe, siempre podemos recordárselo cuando nos tiente a seguirle. Podemos reirnos y decir "Estás loco. ¿Quién querría unir fuerzas con un perdedor?"

La iglesia es el enemigo liberado del "dios de este mundo". Somos las guerrillas y los tábanos. Somos la insurgencia en el reino rebelde del "príncipe de la potestad del aire".

No es seguro, pero es emocionante. Se pierden muchas vidas y las fuerzas de Satanás siempre están buscando actividades subversivas. Cristo ha garantizado la resurrección para todos los que luchen hasta la muerte. Pero no ha garantizado la comodidad, la aceptación del mundo, o la prosperidad en territorio enemigo.

Muchos han dado con gusto sus vidas tras las filas llevando los encargos del comandante. No se me ocurre una mejor manera de vivir o de morir.

Traducido de: http://solidjoys.desiringgod.org/en/devotionals/subversive-for-the-savior

El triunfo es seguro. Devocional John Piper Solid Joys 14/03

Isaías 25:3 "Por esto te dará gloria el pueblo fuerte, te temerá la ciudad de gentes robustas"
Isaías ve venir el día en el que todas las naciones, representando a todos los grupos étnicos, no estarán enemistadas con Yahweh, el Dios de Israel, y con su Mesías, que sabemos que es Jesús.

Ya no adorarán durante más tiempo a Bel, Nebo, Moloc, Alá, Buda, a programas sociales utópicos o posibilidades de crecimiento capitalistas, ni a los ancestros o a espíritus animistas. En lugar de eso, vendrán en fe al banquete en la montaña de Dios.

Y el velo de tristeza será quitado, la muerte será engullida, el oprobio del pueblo de Dios será eliminado y las lágrimas se irán para siempre.

Ese es el escenario para entender la visión del versículo 3: "Por esto te dará gloria el pueblo fuerte, te temerá la ciudad de gentes robustas". En otras palabras, Dios es más fuerte que el "pueblo fuerte", y es tan poderoso y lleno de gracia que al fin hará que gentes robustas lo reverencien.

Por tanto el cuadro que Isaías nos da es uno en que todas las naciones se vuelven a Dios en alabanza, en un gran banquete para todos los pueblos, la eliminación de todo el sufrimiento, la pena, y el oprobio de las naciones que ahora se han convertido en su pueblo y el apartamiento final de la muerte para siempre.

El triunfo es seguro porque Dios lo está haciendo. Y por eso, podemos tener seguridad de que sucederá.

No hay vida dedicada a la causa de la evangelización mundial que se gaste en vano. No hay una oración, ni un dolar, ni un sermón, ni una carta de aliento enviada, ni una pequeña luz que brille en algún lugar oscuro, no hay nada que sea en vano en la causa del avance del reino.

El triunfo es seguro.

Traducido de: http://solidjoys.desiringgod.org/en/devotionals/the-triumph-is-sure

jueves, 5 de marzo de 2015

Jesús es el amén de Dios. Devocional John Piper Solid Joys 13/03

2 Corintios 1:20 "Porque todas las promesas de Dios son en él Sí, y en él Amén, por medio de nosotros, para la gloria de Dios"

La oración es el lugar donde el pasado y el futuro se enlazan una y otra vez en nuestras vidas. Menciono esto porque Pablo enlaza la oración con el si de este versículo de forma impactante.

En 2 Corintios 1:20 dice con un griego entrecortado, que se traduce en un español entrecortado: "Es por eso que a través de Él decimos Amén a Dios por su gloria". Vamos a intentar suavizarlo.

Lo que quiere decir es esto "Por tanto, a causa de Cristo, decimos Amen a Dios en nuestras oraciones para mostrar que Dios obtiene la gloria de la gracia venidera con la cual contamos".

Si alguna vez te has preguntado porqué los Cristianos dicen amén al final de las oraciones, y de donde viene esa costumbre, la respuesta es que amen es una palabra hebrea que se puso directamente en el griego, sin traducir, y de la misma manera ha llegado a otros lenguajes. En hebreo, era una afirmación muy fuerte (ver Números 5:22) era como un "estoy de acuerdo" formal, solemne, e intencionado. Como decir "afirmo lo que acabas de decir" o "Esto es verdad". Dicho de forma simple "amén" significa decir si con ganas en el contexto de dirigirse a Dios.

Ahora notemos la conexión entre las dos mitades del versículo 20. La primera mitad dice "Porque todas las promesas de Dios son en él Sí", y la segunda mitad dice "y en él Amén, por medio de nosotros, para la gloria de Dios".

Cuando nos damos cuenta de que "amén" y "sí" significan lo mismo, esto es lo que el versículo está diciendo: En Jesucristo, Dios dice su sí a nosotros a través de sus promesas, y en Cristo nosotros decimos nuestro sí a Dios a través de la oración

Traducido de: http://solidjoys.desiringgod.org/en/devotionals/jesus-is-god-s-amen

Cuando el alfarero está de nuestro lado. Devocional John Piper Solid Joys 12/03

Isaías 45:9 "¡Ay del que pleitea con su Hacedor! ¡el tiesto con los tiestos de la tierra! ¿Dirá el barro al que lo labra: ¿Qué haces? o tu obra: No tiene manos"
La majestad de Dios se magnifica cuando la vemos a través de la lente de la creación ex nihilo (que quiere decir de la nada). Dios da órdenes a la nada, y esta obedece y se convierte en algo.

De la nada hace el barro, y del barro nos hace a nosotros. Somos la alfarería del Señor, su posesión, destinados para su gloria y en total dependencia de Él.

Salmos 100:3 dice: "Reconoced que Yahweh es Dios; Él nos hizo, y no nosotros a nosotros mismos; Pueblo suyo somos, y ovejas de su prado". Considerar que somos ovejas y tiestos que pertenecemos a alguien más nos da humildad.

Esta mañana estaba leyendo en Isaías y encontré otra frase sobre la majestad de Dios. Cuando la uno al poder absoluto de Dios y a sus derechos como Creador, se produce una combustión que estalla en mi corazón.

Isaías 33:21 dice: "Porque ciertamente allí será Yahweh para con nosotros fuerte".

¡Para con nosotros! El Creador está para con nosotros, y no contra nosotros. Con todo el poder en el universo, y con todo el derecho para hacer lo que quiera con lo que creó, Él está para con nosotros.

Isaías 64:4 dice: "ni ojo ha visto a Dios fuera de ti, que hiciese por el que en él espera", Romanos 8:31 dice "Si Dios es por nosotros ¿quién contra nosotros?".

¿Puedes pensar en algo (y quiero decir en cualquier cosa) que de más tranquilidad, seguridad y deleite que saber que el Señor, en su majestad, está para contigo?

Traducido de: http://solidjoys.desiringgod.org/en/devotionals/when-the-potter-is-for-us

lunes, 2 de marzo de 2015

Dos verdades infinitamente tiernas y fuertes. Devocional John Piper Solid Joys 11/03

Isaías 46:10 "Que anuncio lo por venir desde el principio, y desde la antigüedad lo que aún no era hecho; que digo: Mi consejo permanecerá, y haré todo lo que quiero".
La palabra soberanía, al igual que la palabra "trinidad", no está en la Biblia. La utilizamos para referirnos a esta verdad: Dios tiene el control final del mundo, desde la intriga internacional más grande, hasta la caída del pájaro más pequeño de un bosque.

Esta es la forma en que la Biblia lo dice en Isaías 46:9-10: "9 Yo soy Dios, y no hay otro Dios ... 10 Mi consejo permanecerá, y haré todo lo que quiero". Daniel 4:35 dice: "él hace según su voluntad en el ejército del cielo, y en los habitantes de la tierra, y no hay quien detenga su mano, y le diga: ¿Qué haces?". Job 23:13-14 dice: "13 Pero si él determina una cosa, ¿quién lo hará cambiar? Su alma deseó, e hizo. 14 El, pues, acabará lo que ha determinado de mí". Salmos 115:3 dice "Nuestro Dios está en los cielos; Todo lo que quiso ha hecho".

Una de las razones por las que esta doctrina es tan preciada para los creyentes, es que sabemos que el gran deseo de Dios es mostrar misericordia y bondad con aquellos que confían en Él (Efesios 2:7, Salmos 37:3-7; Proverbios 29:25). La soberanía de Dios significa que estos designios para nosotros no pueden verse frustrados.

Nada, absolutamente nada, acontece para aquellos "que aman a Dios y conforme a sus propósitos son llamados" sino solo aquello que sea el bien mayor y más profundo (Salmos 84:11)

Por eso, la misericordia y soberanía de Dios son los pilares gemelos de mi vida. Son la esperanza para mi futuro, mi energía para servir, el centro de mi teología, el vínculo de mi matrimonio, la mejor medicina en todas mis enfermedades, el remedio para todos mis desánimos.

Y cuando llegue a la muerte (ya sea más pronto o más tarde) estas dos verdades estarán al lado de mi cama, y con manos infinitamente fuertes y tiernas, me levantarán hacia Dios.

Traducido de: http://solidjoys.desiringgod.org/en/devotionals/two-infinitely-strong-and-tender-truths

Adoremos al cordero. Devocional John Piper Solid Joys 10/03

Apocalipsis 5:4 "Y lloraba yo mucho, porque no se había hallado a ninguno digno de abrir el libro, ni de leerlo, ni de mirarlo"
¿Nunca has pensado que las oraciones son el aroma del cielo? La semana santa me ha llevado a leer de nuevo Apocalipsis 4 y 5. En ellos podemos ver un destello de la vida en el cielo.

En Apocalipsis 5, vemos a Dios todopoderoso en el trono con un libro en la mano. El libro tiene siete sellos, y han de quitarse antes de poder leer el libro. 

Creo que la apertura del libro representa los días finales de la historia, y el arrancar de los siete sellos representa el tipo de historia por el que pasaremos mientras nos acercamos a los últimos días.

Al principio, Juan llora porque no hay nadie digno de abrir el libro y leerlo (Apocalipsis 5:4). Pero entonces el anciano del cielo dice: "No llores. He aquí que el León de la tribu de Judá, la raíz de David, ha vencido para abrir el libro y desatar sus siete sellos" (Apocalipsis 5:5).

Al morir en la cruz, Jesús ganó el derecho de abrir lo que queda de la historia redentora, y de guiar a su pueblo victoriosamente a través de ella.

En el siguiente versículo, el León es mostrado como un Cordero, que "estaba en pie como inmolado" (Apocalipsis 5:6). ¿No es una bella imagen de la victoria de Jesús en la cruz?

La victoria es tan segura como si un león hubiese devorado a su adversario, pero la logró dejando que el adversario lo sacrificara como un cordero.

Así que ahora el Cordero es digno de tomar el libro de la historia redentora de las manos de Dios y abrirlo. Es un acto real que los veinticuatro ancianos del cielo (que son por así decirlo el concilio de alabanza de Dios) caen sobre sus rodillas en adoración.

¿Sabes lo que son las copas llenas de incienso? El versículo 8 dice que son "las oraciones de los santos". ¿Acaso no significa esto que nuestras oraciones son el aroma del cielo, que dan un grato olor ante el trono de Dios y del Cordero?

Me fortalece y me alienta a orar más a menudo y más vigorosamente, cuando pienso que mis oraciones están siendo almacenadas en el cielo y ofrecidas a Cristo repetidamente en actos celestiales de adoración.

Bendigamos, honremos y adoremos a Cristo aquí abajo con nuestras oraciones, y alegrémonos doblemente de que el concilio de adoración del cielo las ofrece de nuevo a Cristo como un incienso de olor grato, ante el Cordero que fue inmolado. 


Dios tiene cuidado de vosotros. Devocional John Piper Solid Joys 09/03

1 Pedro 5:6-7 "6 Humillaos, pues, bajo la poderosa mano de Dios, para que él os exalte cuando fuere tiempo;7 echando toda vuestra ansiedad sobre él, porque él tiene cuidado de vosotros".
¿Por qué la ansiedad por el futuro es una forma de orgullo? La respuesta de Dios sería algo parecido a esto:

"Yo, el Señor, tu hacedor, soy el que te da consuelo, el que promete cuidar de ti, y los que te amenazan simplemente son hombres mortales. Así que tu miedo debe querer decir que no confías en mí, y aunque no estás seguro de que tus propias fuerzas puedan cuidar de ti mismo, optas por tu débil confianza en ti mismo en lugar de por la fe en mi gracia. Así que todos tus temblores, aunque sean débiles, revelan orgullo".

¿Cuál es el remedio? Dejar la confianza en uno mismo y volverse a la confianza en Dios, poner la fe en el poder de la gracia venidera, que es suficiente para todo.

Vemos que la ansiedad es una forma de orgullo en 1 Pedro 5:6-7. Notemos la conexión gramatical entre los versículos  "Humillaos, pues, bajo la poderosa mano de Dios ...7 echando toda vuestra ansiedad sobre él, porque él tiene cuidado de vosotros".

Esto significa que echar la ansiedad sobre Dios es una forma de humillarse bajo su poderosa mano. Es como decir: "Come educadamente .... masticando con la boca cerrada", "Conduce con cuidado .... manteniendo los ojos abiertos" o "Se generoso ... invitando a alguien para acción de gracias".

Una forma de ser humilde es echando las ansiedades sobre Dios. Lo cual significa que un obstáculo para echar las ansiedades sobre Dios es el orgullo, y que la preocupación indebida es una forma de orgullo.

Pero ¿por qué echar nuestra ansiedad sobre el Señor es lo opuesto al orgullo? Porque al orgullo no le gusta admitir que tiene ansiedad, y si tiene que admitirlo, no le gustará admitir que el remedio pueda ser confiar en alguien más sabio o más fuerte.

Dicho de otra forma, el orgullo es una forma de incredulidad a la que no le gusta confiar en la gracia venidera de Dios. La fe admite la necesidad de ayuda, pero el orgullo no. La fe confía en Dios para recibir ayuda. El orgullo no. La fe echa la ansiedad sobre Dios. El orgullo no.

Por tanto la forma de luchar contra la incredulidad del orgullo es admitir libremente que tienes ansiedad, y gozarte en la promesa de la gracia venidera que dice "Él tiene cuidado de vosotros".

Traducido de: http://solidjoys.desiringgod.org/en/devotionals/god-cares-for-you