sábado, 18 de abril de 2015

Vivimos por fe. Devocional John Piper Solid Joys 07/06

Gálatas 2:20 "... y lo que ahora vivo en la carne, lo vivo en la fe del Hijo de Dios, el cual me amó y se entregó a sí mismo por mí"
La fe es una pareja perfecta para la gracia venidera de Dios. Se corresponde con la libertad y suficiencia de la gracia, y llama la atención a la gloriosa fiabilidad de Dios.

Una de las implicaciones importantes de esta conclusión, es que la fe que justifica y la fe que santifica no son dos tipos de fe diferentes. Santificar simplemente significa hacer santo, o ser transformados a semejanza de Cristo. Todo es por gracia.

Por eso, también debe hacerse a través de la fe, ya que la fe es el acto del alma que conecta con la gracia y la recibe, y la canaliza como poder para la obediencia, y la salvaguarda de ser desechada a través de la jactancia humana.

Pablo hace explícita la conexión entre la fe y la santificación en Gálatas 2:20: "vivo en la fe". La santificación es por el Espíritu y por la fe, que es otra forma de decir que es por gracia y por fe. El Espíritu es el "Espíritu de gracia" (Hebreos 10:29). Dios nos hace santos a través de la obra de su Espíritu, pero el Espíritu obra a través de la fe en el evangelio.

La simple razón por la que la fe que justifica es también la fe que santifica, es que tanto la justificación como la santificación son obras de la gracia soberana. No son el mismo tipo de obra, pero son ambos obras de gracia. Tanto la santificación como la justificación son "gracia sobre gracia".

El corolario de la gracia libre es la fe. Si tanto la justificación como la santificación son obras de gracia, es natural que ambas sean por fe.

Traducido de: http://solidjoys.desiringgod.org/en/devotionals/we-live-by-faith

No hay comentarios: