jueves, 16 de abril de 2015

¿Quiénes son los hijos de Abraham? Devocional John Piper Solid Joys 02/06

Génesis 12:3 "... y serán benditas en ti todas las familias de la tierra"
Tu que esperas en Cristo y le sigues en obediencia de fe, eres descendiente de Abraham, y heredero de las promesas de su pacto.

Dios dijo a Abraham en Génesis 17:4: "He aquí mi pacto es contigo, y serás padre de muchedumbre de gentes". Pero el Génesis deja claro que Abraham no fue el padre de una multitud de naciones en un sentido físico o político. Por tanto, el significado de la promesa de Dios, fue probablemente que una multitud de naciones de alguna manera disfrutaría de las bendiciones de ser hijos aunque no estuvieran físicamente relacionados con Abraham.

No hay duda de lo que Dios quería decir en Génesis 12:3 cuando le dijo a Abraham: "... y serán benditas en ti todas las familias de la tierra". Desde el mismo principio, Dios tenía en mente que Jesucristo sería el descendiente de Abraham, y que todo el que confiase en Cristo se convertiría en heredero de la promesa de Abraham.

Así que dice en Gálatas 3:29: "Y si vosotros sois de Cristo, ciertamente linaje de Abraham sois, y herederos según la promesa".

Cuando Dios dijo a Abraham hace 4.000 años "He aquí mi pacto es contigo, y serás padre de muchedumbre de gentes", abrió el camino para que cualquiera de nosotros, sin importar de que nación seamos, nos podamos convertir en hijos de Abraham y herederos de las promesas de Dios. Todo lo que tenemos que hacer es compartir la fe de Abraham, es decir, sacar nuestra esperanza de las promesas de Dios, tanto que si la obediencia lo requiere, podemos abandonar nuestra posesión más preciada, como Abraham entregó a Isaac.

No nos convertimos en herederos de las promesas de Abraham por medio de trabajar para Dios, sino estando confiados en que Dios obrará por nosotros. Romanos 4:20 dice: "[Abraham] se fortaleció en fe, dando gloria a Dios, plenamente convencido de que era también poderoso para hacer todo lo que había prometido". Es por eso que Abraham podía obedecer a Dios incluso cuando la obediencia parecía un callejón sin salida. Confiaba en Dios para hacer lo imposible.

La fe en las promesas de Dios, o como podríamos decir hoy, la fe en Cristo, que es la confirmación de las promesas de Dios, es la forma de convertirse en un hijo de Abraham. La obediencia es la evidencia de que la fe es genuina (Génesis 22:12-19), y por tanto Jesús dice en Juan 8:39: "Si fueseis hijos de Abraham, las obras de Abraham haríais".

Hijos de Abraham son todas las personas de todas las naciones que ponen su esperanza en Cristo y que, como Abraham en el monte Moriah, no dejan que sus más preciosas posesiones terrenales detengan su obediencia.

Tu que esperas en Cristo y le sigues en obediencia de fe, eres descendiente de Abraham, y heredero de las promesas de su pacto.

Traducido de: http://solidjoys.desiringgod.org/en/devotionals/who-are-the-children-of-abraham

No hay comentarios: