martes, 14 de abril de 2015

¿Por qué amamos a Dios?. Devocional John Piper Solid Joys 17/05

1 Juan 4:19 "Nosotros le amamos a él, porque él nos amó primero"
Ya que amar a Dios es la evidencia de que Él nos eligió y nos amó (Romanos 8:28, etc.), la seguridad de que Dios nos ama y nos eligió no puede ser la base de nuestro amor por Él. Nuestro amor por Él, que es evidencia de que nos eligió, es nuestro entendimiento espiritual de la gloria de Dios, que todo lo satisface.

Este amor no es principalmente la gratitud por un beneficio recibido, sino el reconocimiento y deleite de que recibirle producirá una gratitud desbordante. Este reconocimiento y deleite es, o debería ser atendido inmediatamente, de acuerdo con las Escrituras,  con la seguridad de que Él de hecho se entrega a sí mismo a nosotros para que lo disfrutemos eternamente.

El llamado del Evangelio (que Cristo murió por los pecadores, cree en Él y serás salvo), no es un llamado primeramente a creer que Él murió por nuestros pecados, sino que, debido a que es el tipo de Dios capaz de redimir a un coste tan alto, y que tiene tanta sabiduría y santidad, Él es digno de confianza y supone un reposo verdaderamente satisfactorio para todos nuestros anhelos.

Creer esto (es decir, sentir, comprender) , va seguido inmediatamente por la confianza en que somos salvos, y que Él murió por nosotros, ya que la promesa de salvación se da a aquellos que creen de esta forma.

El corazón del hedonismo cristiano está en el centro mismo de lo que es la fe salvadora, y en lo que significa realmente "recibir" a Cristo o amar a Dios.

Comparemos "Le amamos a él, porque él nos amó primero" (1 Juan 4:19). Esto puede significar que el amor de Dios nos capacita para amarle, a través de la encarnación, la expiación y la obra del Espíritu Santo, no que nuestro motivo para amar sea principalmente el que Dios nos valore mucho.

O puede significar que al contemplar y entender espiritualmente que Dios es el tipo de Dios que ama a los pecadores con una gracia tan asombrosa, y con unos medios tan impactantes, sabios y sacrificiales para expiar el pecado, somos atraídos a deleitarnos en este Dios por quien es Él, en lugar de entender la frase como que le amamos porque nos sentimos personal y particularmente elegidos por Él.

Traducido de: http://solidjoys.desiringgod.org/en/devotionals/why-we-love-god

No hay comentarios: