sábado, 11 de abril de 2015

No sirvas a Dios. Devocional John Piper Solid Joys 07/05

2 Crónicas 16:9 "Porque los ojos de Yahweh contemplan toda la tierra, para mostrar su poder a favor de los que tienen corazón perfecto para con él"

¿Qué es lo que busca Dios en el mundo?¿Ayudantes? No. El evangelio no es un cartel de "se necesita ayuda". Y el servicio cristiano tampoco lo es.

Dios no está buscando gente que trabaje para Él. "Porque los ojos de Yahweh contemplan toda la tierra, para mostrar su poder a favor de los que tienen corazón perfecto para con él ..." (2 Crónicas 16:9).

¿Qué es lo que quiere Dios de nosotros? No lo que podríamos esperar. Él reprende a Israel por traerle tantos sacrificios. Salmos 50:9-12 dice: "9 No tomaré de tu casa becerros ... 10 Porque mía es toda bestia del bosque ... 12 Si yo tuviese hambre, no te lo diría a ti; Porque mío es el mundo y su plenitud".

Pero ¿no hay nada que podamos dar a Dios y que no lo rebaje a ser un beneficiario?, sí. Nuestra ansiedad.

Es un mandamiento 1 Pedro 5:7 dice: "Echando toda vuestra ansiedad sobre él". Dios recibirá con agrado cualquier cosa de nosotros que muestre nuestra dependencia de su suficiencia.

El cristianismo es fundamentalmente una convalecencia. Los pacientes no sirven a los médicos, sino que confían en que ellos les den buenas prescripciones. El sermón del Monte son los consejos de un médico, no la descripción de un trabajo de nuestro empleador.

Nuestras mismas vidas dependen de no trabajar para Dios. Romanos 4:4-5 dice: "4 Pero al que obra, no se le cuenta el salario como gracia, sino como deuda; 5 mas al que no obra, sino cree en aquel que justifica al impío, su fe le es contada por justicia".

Los trabajadores no reciben regalos, sino su paga. Si queremos el regalo de la justificación, es mejor que no nos atrevamos a trabajar. Dios es el que trabaja en este asunto. Y obtiene la gloria de ser el benefactor de gracia, no el beneficiario de un servicio.

Traducido de: http://solidjoys.desiringgod.org/en/devotionals/don-t-serve-god

No hay comentarios: