domingo, 5 de abril de 2015

Miedo a desviarse. Devocional John Piper Solid Joys 20/04

Salmos 31:19 "¡Cuán grande es tu bondad, que has guardado para los que te temen, Que has mostrado a los que esperan en ti, delante de los hijos de los hombres!"

Consideremos dos importantes verdades en Salmos 31:19:

1) La bondad del Señor

Existe una bondad peculiar de Dios. Es decir, no hay una única bondad general que Él muestra a todo el mundo, haciendo salir su sol sobre malos y buenos (Mateo 5:45), sino que también existe una bondad peculiar para "los que le temen".

Esta bondad es abundante más allá de toda medida. No tiene límites, y dura para siempre. Abarca todo. Para aquellos que le temen, solamente hay bondad. Todo obra para el bien de ellos. Incluso sus sufrimientos están llenos de beneficio (ver Romanos 5:3-5).

Pero aquellos que no le temen, solamente reciben una bondad temporal, una bondad que no les lleva al arrepentimiento, sino a una destrucción peor (ver Romanos 2:4)

2) El temor del Señor

El temor del Señor es el temor a apartarse de Él. Por eso se expresa tomando refugio en Dios, y se mencionan dos condiciones en el Salmo 31:19: Temer al Señor y esperar en Él.

Parecen opuestos. El temor parece alejar, y la espera parece acercar. Pero cuando vemos que este temor significa un temor a no acercarnos, vemos que ambas cosas trabajan juntas.

Los santos tienen un temor que es verdadero. Filipenses 2:12 dice : "ocupaos en vuestra salvación con temor y temblor". Pero este es el tipo de temblor que se siente en los brazos de un Padre cuando este ha arrebatado a su hijo de los remolinos del océano.


Traducido de: http://solidjoys.desiringgod.org/en/devotionals/afraid-to-stray

No hay comentarios: