miércoles, 15 de abril de 2015

La luz detrás de la luz. Devocional John Piper Solid Joys 18/05

Colosenses 3:1-2: "1 Si, pues, habéis resucitado con Cristo, buscad las cosas de arriba, donde está Cristo sentado a la diestra de Dios. 2 Poned la mira en las cosas de arriba, no en las de la tierra"
Jesucristo es refrescante. Huir de Él y dedicarse a un ocio sin Cristo, hace que el alma se seque.

Al principio puede parecer libertad y diversión escatimar la oración y descuidar la Biblia. Pero luego acabamos pagando: sensación de vacío, falta de fuerzas, debilidad ante el pecado, preocupación por trivialidades, relaciones superficiales, y una aterradora falta de interés en la adoración y las cosas del Espíritu.

No dejes que el verano haga que se encoja tu alma. Dios hizo el verano para ser un anticipo del cielo, no un sustituto.

Si el cartero te trae una carta de tu persona amada, no te enamores del cartero. No te vayas a enamorar del adelanto en vídeo, de forma que luego seas incapaz de amar la realidad que viene.

Jesucristo es el refrescante centro del verano. Él es preeminente en todas las cosas (Colosenses 1:18), incluyendo las vacaciones, picnics, los juegos, los largos paseos y las barbacoas. Él nos invita este verano diciendo: " Venid a mí todos los que estáis trabajados y cargados, y yo os haré descansar" (Mateo 11:28).

¿Le queremos? esa es la cuestión. Cristo se da a sí mismo a nosotros en proporción a cuánto queremos que sea nuestro refrigerio. Jeremías 29:13 dice: "y me buscaréis y me hallaréis, porque me buscaréis de todo vuestro corazón".

Las palabras de Pedro sobre este tema son: "Arrepentíos y convertíos, para que sean borrados vuestros pecados; para que vengan de la presencia del Señor tiempos de refrigerio" (Hechos 3:19). Arrepentirse no es solo darse la vuelta al pecado, sino también volverse al Señor con corazones abiertos, expectantes y sumisos.

¿Qué tipo de mentalidad veraniega es esta? es la de Colosenses 3:1-2: "1 Si, pues, habéis resucitado con Cristo, buscad las cosas de arriba, donde está Cristo sentado a la diestra de Dios. 2 Poned la mira en las cosas de arriba, no en las de la tierra".

¡La tierra es de Dios! es un adelanto en vídeo de la realidad, de lo que será el verano eterno cuando veamos "La ciudad no tiene necesidad de sol ni de luna que brillen en ella; porque la gloria de Dios la ilumina, y el Cordero es su lumbrera" (Apocalipsis 21:23).

El sol del verano simplemente apunta al sol que será. La gloria de Dios. El verano está hecho para ver y mostrar eso. ¿Quéremos tener ojos para verlo? Señor, déjanos ver la luz detrás de la luz.

Traducido de: http://solidjoys.desiringgod.org/en/devotionals/the-light-beyond-the-light

No hay comentarios: