martes, 7 de abril de 2015

El poder liberador del perdón. Devocional John Piper Solid Joys 24/04

Lucas 7:48: " ... Tus pecados te son perdonados"
Una mujer viene a Jesús en casa de un fariseo, llorando y lavando sus pies. Sin duda siente vergüenza, mientras los ojos de Simón el fariseo comunican a todo el que está presente que esta mujer era una pecadora y que Jesús no debería dejar que lo tocase.

Desde luego, era una pecadora, y era adecuado sentir verdadera vergüenza. Pero no por mucho tiempo.

Jesús dijo: "Tus pecados te son perdonados" (Lucas 7:48). Y cuando los invitados murmuraron acerca de esto, Él ayudó a su fe diciendo en Lucas 7:50: "Tu fe te ha salvado, ve en paz".

¿Cómo ayudó Jesús a que ella luchase contra los paralizantes efectos de la vergüenza? le dio una promesa "Tus pecados te son perdonados, tu fe te ha salvado. Tu futuro será de paz". Le declaró que el perdón pasado, ahora le traería una paz futura.

Así que el asunto para ella era la fe en la gracia venidera de Dios, enraizada en la autoridad de la obra de perdón de Jesús y de su palabra liberadora. Esta es la forma en que cada uno de nosotros debe luchar contra los efectos de la vergüenza apropiada, que amenaza con permanecer demasiado tiempo y paralizarnos.

Hemos de luchar contra la incredulidad aferrándonos a las promesas de gracia venidera y paz, que vienen a través del perdón de nuestros actos vergonzosos.

* Salmos 130:4: "Pero en ti hay perdón, Para que seas reverenciado"

* Isaías 55:6-7: "6 Buscad a Yahweh mientras puede ser hallado, llamadle en tanto que está cercano.7 Deje el impío su camino, y el hombre inicuo sus pensamientos, y vuélvase a Yahweh, el cual tendrá de él misericordia, y al Dios nuestro, el cual será amplio en perdonar"

* 1 Juan 1:9: "Si confesamos nuestros pecados, él es fiel y justo para perdonar nuestros pecados, y limpiarnos de toda maldad"

* Hechos 10:43: "De éste dan testimonio todos los profetas, que todos los que en él creyeren, recibirán perdón de pecados por su nombre"

No importa si el acto de perdón de Dios es completamente pasado, o si hay nuevo perdón en el futuro. En ambos casos, el asunto principal es el poder liberador del perdón de Dios para nuestro futuro: la libertad de la vergüenza. El perdón está lleno de gracia venidera.

Cuando vivimos por fe en la gracia venidera, somos liberados del efecto paralizante y persistente de la vergüenza apropiada.

Traducido de: http://solidjoys.desiringgod.org/en/devotionals/the-liberating-power-of-forgiveness

No hay comentarios: