martes, 14 de abril de 2015

El amor más libre. Devocional John Piper Solid Joys 16/05

Deuteronomio 10:14-15: "14 He aquí, de Yahweh tu Dios son los cielos, y los cielos de los cielos, la tierra, y todas las cosas que hay en ella. 15 Solamente de tus padres se agradó Yahweh para amarlos, y escogió su descendencia después de ellos, a vosotros, de entre todos los pueblos, como en este día"
El amor que elige de Dios, es absolutamente libre. Es un desbordar gracioso de su felicidad sin límites, guiado por su infinita sabiduría.

Deuteronomio 10:14-15 describe el deleite que Dios tiene al elegir a Israel de entre todos los pueblos de la tierra. Notemos dos cosas.

Primero, notemos el contraste entre los versículos 14 y 15. ¿Por qué Moisés describe la elección de Israel sobre el fondo de que Dios es propietario de todo el universo? ¿Por qué dice en el versículo 14, "de Dios son los cielos, la tierra, y todas las cosas que hay en ella", y luego dice en el versículo 15 "sin embargo Él os eligió para ser su pueblo"?

La razón parece ser que lo hace para eliminar cualquier noción de que Dios estaba de alguna forma limitado a elegir a este pueblo. Se trata de deshacer el mito de que cada pueblo tiene su propio dios, y que este dios tiene derecho a su propio pueblo, pero a ninguno más.

La verdad es que este es el único Dios verdadero. Tiene todo el conocimiento del universo y puede tomar cualquier pueblo que quiera para que sea su posesión especial.

Por eso la verdad inexpresablemente maravillosa para Israel, es que Él los eligió. No tenía que hacerlo. Tenía derechos y privilegios para escoger cualquier pueblo sobre la tierra para sus propósitos de redención.

Por tanto, cuando Él se autodenomina "su Dios", no quiere decir que está a la altura de los dioses de Egipto o los dioses de Canaán, ya que Él posee a esos dioses y a sus pueblos. Si le hubiese agradado, podría haber elegido a un pueblo totalmente diferente para cumplir sus propósitos.

La intención de poner los versículos 14 y 15 juntos de esta forma, es enfatizar la libertad y los derechos y autoridad universales de Dios.

La segunda cosa que debemos notar en el versículo 15, es la forma en que Dios ejerce su soberana libertad para "amar a los padres". Dice "Solamente de tus padres se agradó Yahweh para amarlos". Eligió libremente agradarse en amar a los padres.

El amor de Dios por los padres de Israel era libre y misericordioso, y no estaba limitado por nada que los padres fuesen en su origen o su virtud.

Traducido de: http://solidjoys.desiringgod.org/en/devotionals/the-freest-love

No hay comentarios: