miércoles, 11 de marzo de 2015

Por qué hemos de asirnos de nuestra esperanza. Devocional John Piper Solid Joys 18/03

Hebreos 6:17-18 "17 Por lo cual, queriendo Dios mostrar más abundantemente a los herederos de la promesa la inmutabilidad de su consejo, interpuso juramento; 18 para que por dos cosas inmutables, en las cuales es imposible que Dios mienta, tengamos un fortísimo consuelo los que hemos acudido para asirnos de la esperanza puesta delante de nosotros".
Dios no es inconsistente. Él no se esfuerza por dar promesas, juramentos, y la sangre de su Hijo, simplemente para asegurar un extremo de nuestra salvación mientras deja el otro colgando en el aire.

La salvación que Jesús obtuvo por su sangre era todo lo que era necesario para salvar a su pueblo, no solamente parte de ello.

Por tanto nos inclinamos a decir: ¿Por qué el autor nos anima a asirnos a nuestra esperanza en el versículo 18? Si el asirnos fue algo obtenido y asegurado de forma irrevocable por la sangre de Jesús, ¿para qué nos dice Dios que nos agarremos nosotros?

La respuesta es esta:

* Lo que Cristo obtuvo para nosotros cuando murió no fue que estuviésemos libres de asirnos, sino el poder para asirnos.

* Lo que obtuvo no fue la anulación de nuestras voluntades para que no tuviésemos que asirnos, sino el fortalecimiento de nuestras voluntades, porque queremos asirnos.

* Lo que obtuvo no fue la cancelación del mandamiento a asirnos, sino el cumplimiento del mandamiento para asirnos.

* Lo que obtuvo no fue el fin de la exhortación, sino el triunfo de la exhortación.

Murió para que hagas exactamente lo que Pablo hizo en Filipenses 3:12: "prosigo, por ver si logro asir aquello para lo cual fui también asido por Cristo Jesús". Esto no es locura, es el evangelio: decir a un pecador que haga lo que solamente Cristo puede capacitarle para hacer, es decir, tener esperanza en Dios.

Así que te exhorto con todo mi corazón: estira la mano y agarra aquello para lo que fuiste asido por Cristo, agárrate con todas sus fuerzas.

Traducido de: http://solidjoys.desiringgod.org/en/devotionals/why-we-must-hold-fast-our-hope

No hay comentarios: