sábado, 28 de marzo de 2015

No puedes perder al final. Devocional John Piper Solid Joys 12/04

Mateo 27:65 "Y Pilato les dijo: Ahí tenéis una guardia; id, aseguradlo como sabéis"

Cuando Jesús estaba muerto y enterrado, con una piedra grande rodada contra la tumba, los fariseos vinieron a Pilato y le pidieron permiso para sellar la piedra y guardar la tumba.

Hicieron su mejor esfuerzo en vano.

Era inútil entonces, es inútil ahora, y siempre será inútil. Por más que lo intenten, la gente no puede mantener enterrado a Jesús.

No es difícil darse cuenta del por qué. Él puede salir porque nunca fue forzado a entrar. Se dejó difamar, hostigar, golpear, menospreciar, empujar y matar.

Juan 10:17-18 dice: "17 ... yo pongo mi vida, para volverla a tomar.
18 Nadie me la quita, sino que yo de mí mismo la pongo. Tengo poder para ponerla, y tengo poder para volverla a tomar...."
Nadie puede mantenerle derribado, porque nadie le derribó. Se entregó cuando estaba preparado.

Cuando parecía que Jesús estaba enterrado para siempre, Jesús estaba haciendo algo asombroso en la oscuridad. Marcos 4:26-27 nos dice: "26 ... Así es el reino de Dios, como cuando un hombre echa semilla en la tierra; 27 y duerme y se levanta, de noche y de día, y la semilla brota y crece sin que él sepa cómo".

El mundo piensa que Jesús está acabado, fuera de juego, pero Jesús está obrando en los lugares oscuros. Juan 12:24 dice "De cierto, de cierto os digo, que si el grano de trigo no cae en la tierra y muere, queda solo; pero si muere, lleva mucho fruto". Permite que lo entierren "nadie me quita mi vida", y luego volverá en poder cuando y donde le plazca "tengo poder para volverla a tomar".

Hechos 2:24 dice: "al cual Dios levantó, sueltos los dolores de la muerte, por cuanto era imposible que fuese retenido por ella". Jesús tiene su sacerdocio hoy "según el poder de una vida indestructible" (Hebreos 7:16).

Durante veinte siglos, el mundo ha hecho su mejor intento en vano. No pueden enterrarlo. No pueden retenerlo dentro. No pueden silenciarlo ni limitarlo. Jesús está vivo y completamente libre para ir y venir a donde quiera.

Confía en Él y ve con Él, sin importar nada. No puedes perder al final.


Traducido de: http://solidjoys.desiringgod.org/en/devotionals/you-cannot-lose-in-the-end

No hay comentarios: