viernes, 6 de marzo de 2015

El triunfo es seguro. Devocional John Piper Solid Joys 14/03

Isaías 25:3 "Por esto te dará gloria el pueblo fuerte, te temerá la ciudad de gentes robustas"
Isaías ve venir el día en el que todas las naciones, representando a todos los grupos étnicos, no estarán enemistadas con Yahweh, el Dios de Israel, y con su Mesías, que sabemos que es Jesús.

Ya no adorarán durante más tiempo a Bel, Nebo, Moloc, Alá, Buda, a programas sociales utópicos o posibilidades de crecimiento capitalistas, ni a los ancestros o a espíritus animistas. En lugar de eso, vendrán en fe al banquete en la montaña de Dios.

Y el velo de tristeza será quitado, la muerte será engullida, el oprobio del pueblo de Dios será eliminado y las lágrimas se irán para siempre.

Ese es el escenario para entender la visión del versículo 3: "Por esto te dará gloria el pueblo fuerte, te temerá la ciudad de gentes robustas". En otras palabras, Dios es más fuerte que el "pueblo fuerte", y es tan poderoso y lleno de gracia que al fin hará que gentes robustas lo reverencien.

Por tanto el cuadro que Isaías nos da es uno en que todas las naciones se vuelven a Dios en alabanza, en un gran banquete para todos los pueblos, la eliminación de todo el sufrimiento, la pena, y el oprobio de las naciones que ahora se han convertido en su pueblo y el apartamiento final de la muerte para siempre.

El triunfo es seguro porque Dios lo está haciendo. Y por eso, podemos tener seguridad de que sucederá.

No hay vida dedicada a la causa de la evangelización mundial que se gaste en vano. No hay una oración, ni un dolar, ni un sermón, ni una carta de aliento enviada, ni una pequeña luz que brille en algún lugar oscuro, no hay nada que sea en vano en la causa del avance del reino.

El triunfo es seguro.

Traducido de: http://solidjoys.desiringgod.org/en/devotionals/the-triumph-is-sure

No hay comentarios: