lunes, 9 de febrero de 2015

El tipo de frío que mata. Devocional John Piper Solid Joys 19/02

Salmos 147:15: "Él envía su palabra a la tierra; Velozmente corre su palabra"
Esta noche, en nuestra cocina, habrá 40 grados más de temperatura en el congelador de nuestra cocina, de los que hace afuera en Minneapolis. La temperatura máxima para mañana será de cinco grados farenheit bajo cero. Esto es algo que recibimos de mano del Señor.

Salmos 147:15-18 dice:

15 Él envía su palabra a la tierra; Velozmente corre su palabra.
16 Da la nieve como lana, Y derrama la escarcha como ceniza.
17 Echa su hielo como pedazos; Ante su frío, ¿quién resistirá?
18 Enviará su palabra, y los derretirá; Soplará su viento, y fluirán las aguas.
Este es un tipo de frío con el que no puedes jugar, porque mata.

Cuando llegué a Minnesota desde Carolina del Sur, me abrigué. Pero no preparé un apoyo salvavidas en mi coche para el caso de que se averiase. Una noche de domingo, cuando volvía a casa de la iglesia en medio de este tipo de frío, mi coche murió. Sucedió antes de que existiesen los teléfonos móviles, y llevaba dos niños pequeños en el coche. No había nadie en la carretera, y de repente me di cuenta de que era peligroso.

Y pronto fue muy peligroso, porque nadie venía.

Vi una casa a través de una verja en la distancia. Soy el padre, y esto es tarea mía. Trepé la verja y corrí hacia la casa y golpeé la puerta. Estaban en casa. Les expliqué que tenía a mi esposa y mis dos niños pequeños en el coche, y les pedí que nos dejasen entrar, y lo hicieron.

Este es el tipo de frío con el que no puedes jugar.

Es una forma más en la que Dios dice: "Ya sea que haga calor o frío, en lo alto o en lo profundo, que sea afilado o romo, ruidoso o tranquilo, brillante o oscuro ... no juegues conmigo. Soy Dios. Yo hice todas estas cosas. Ellas hablan de mí, tal y como lo hacen las brisas cálidas de verano, las suaves lluvias, las noches blandas de luz de luna, las orillas del lago, los lirios de los campos y los pájaros del cielo".

Hay una palabra para nosotros en medio de este frío. Que el Señor nos de piel para sentir, y oídos para escuchar.

Traducido de: http://solidjoys.desiringgod.org/en/devotionals/the-kind-of-cold-that-kills

No hay comentarios: