sábado, 17 de enero de 2015

Liberaciones con retraso. Devocional John Piper Solid Joys 25/01

Hechos 16:26: "... y al instante se abrieron todas las puertas, y las cadenas de todos se soltaron"
En este tiempo Dios rescata a su pueblo de algunos males, pero no de todos. Y saber esto nos reconforta, porque de otra manera, podríamos concluir de nuestros males que Dios se ha olvidado de nosotros, o que nos ha rechazado.

Así que tomemos ánimo, recordando simplemente que Pablo y Silas no fueron liberados en Hechos 16:19-24, Pablo y Silas no fueron liberados, pero en los versículos 25 y 26, si que lo fueron.

Primero, no hubo liberación:

* Versículo 19: "Prendieron a Pablo y a Silas, y los trajeron al foro, ante las autoridades"

* Versículo 22: "Y los magistrados, rasgándoles las ropas, ordenaron azotarles con varas"

* Versículo 23: "Después de haberles azotado mucho, los echaron en la cárcel"

* Versículo 24 "Los metió en el calabozo de más adentro, y les aseguró los pies en el cepo"

Pero luego si que la hubo. En los versículos 25 y 26 leemos:

Pero a medianoche, orando Pablo y Silas, cantaban himnos a Dios... Entonces sobrevino de repente un gran terremoto, de tal manera que los cimientos de la cárcel se sacudían; y al instante se abrieron todas las puertas, y las cadenas de todos se soltaron.

Dios podía haber actuado antes, pero no lo hizo. Tenía sus razones, y amaba a Pablo y a Silas.

La pregunta para nosotros es: si trazamos nuestra vida con respecto a esto...¿dónde estamos? ¿Estamos en el tiempo de ser rasgadas nuestras vestiduras y golpeados, o en el tiempo de estar libres de cadenas y con las puertas abiertas?

Ambos tiempos son tiempos en los que Dios cuida de nosotros. Si estás en el tiempo de ser encadenado, no desesperes. Canta. La libertad viene de camino, es solo una cuestión de tiempo. Incluso si la libertad llega a través de la muerte.

Traducido de: http://solidjoys.desiringgod.org/en/devotionals/delayed-deliverances

No hay comentarios: