viernes, 5 de diciembre de 2014

Vida y muerte en Diciembre. Devocional John Piper 15/12

Juan 10:10: "El ladrón no viene sino para hurtar y matar y destruir; yo he venido para que tengan vida, y para que la tengan en abundancia"
Conforme estaba comenzando este devocional, recibí una carta diciendo que Marion Newstrum acababa de morir. Marion y su esposo Elmer han formado parte de la iglesia Bethlehem más tiempo de lo que la mayoría de sus miembros han estado vivos. Ella tenía 87 años, y llevaban casados 64 años.

Cuando hablé con Elmer y le dije que quería que se mantuviese fuerte en el Señor y que no abandora la vida, él me dijo "El Señor ha sido un verdadero amigo para mi". Oro para que todos los cristianos puedan decir lo mismo al terminar su vida: "Cristo ha sido un verdadero amigo".

Cada diciembre recuerdo el aniversario de la muerte de mi madre. Ella murió a los 56 años en un accidente de autobus en Israel, el 16 de diciembre de 1974. Aquellos sucesos son increíblemente reales para mi incluso hoy. Si me lo permito, puedo llorar fácilmente, pensando por ejemplo que mis hijos nunca la conocieron. La enterramos el día después de navidad.

Hay muchas personas que sienten sus pérdidas de forma más intensa en diciembre. No las bloqueemos, dejemos que vengan y sintamos. El amor intensifica nuestros afectos, tanto en la vida como en la muerte. Pero no tengamos amargura, porque la amargura es trágicamente auto destructiva.

Jesús vino para que tengamos vida eterna, como dijo en Juan 10:10 "he venido para que tengan vida, y para que la tengan en abundancia". Elmer y Marion habían hablado acerca de donde pasarían sus últimos años. Elmer me dijo "Marion y yo habíamos acordado que nuestro último hogar estaría con el Señor".

¿Sientes nostalgia de tu hogar? Yo tengo familia que viene a casa en estas vacaciones y se siente bien. Y creo que la razón por la que se siente tan bien es porque, en el fondo de nuestro ser, estamos destinados a volver a nuestra casa final. Todas las otras vueltas al hogar son como anticipos, y son buenos.

Son buenos a menos que se vuelvan sustitutos. No dejemos que los regresos dulces de esta época se conviertan en sustitutos de la dulzura maravillosa que todo lo satisface. Que cada pérdida y cada deleite envíe nuestros corazones hacia nuestra morada en el cielo.

¿Qué es la venida de Cristo sino esto? "He venido para que tengan vida". Para que Marion Newstrum tenga vida, para que Ruth Piper tenga vida, y para que tú y yo tengamos vida. Ahora y para siempre.

Que esta época sea más rica y profunda para ti mientras bebes de la fuente de la eternidad. Está muy cerca.

Traducido de: http://solidjoys.desiringgod.org/en/devotionals/life-and-death-at-christmas

No hay comentarios: