jueves, 11 de diciembre de 2014

El Hijo de Dios apareció. Devocional John Piper Solid Joys 24/12

1 Juan 3:7-8: "7 Hijitos, nadie os engañe; el que hace justicia es justo, como él es justo. 8 El que practica el pecado es del diablo; porque el diablo peca desde el principio. Para esto apareció el Hijo de Dios, para deshacer las obras del diablo"
Cuando el versículo 8 dice: "Para esto apareció el Hijo de Dios, para deshacer las obras del diablo", ¿cuáles son las "obras del diablo" que Juan tiene en mente? La respuesta está clara por el contexto.

En primer lugar, el versículo 5 es un paralelo claro: "Y sabéis que él apareció para quitar nuestros pecados". Las palabras "apareció para ..." aparecen en el versículo 5 y en el 8. Así que probablemente "las obras del diablo" que Jesús vino a destruir son pecados. La primera parte del versículo 8 lo hace más cierto "El que practica el pecado es del diablo, porque el diablo peca desde el principio".

El tema en este contexto es el pecado, no la enfermedad, los coches averiados, o los planes que se han complicado. Jesús vino al mundo para ayudarnos a parar de pecar.

Permitidme que lo coloque junto con la verdad de 1 Juan 2:1: "Hijitos míos, estas cosas os escribo para que no pequéis". En otras palabras, estoy haciendo promoción del propósito de la encarnación. Luego añade en el versículo 2:2: "y si alguno hubiere pecado, abogado tenemos para con el Padre, a Jesucristo el justo. Y él es la propiciación por nuestros pecados; y no solamente por los nuestros, sino también por los de todo el mundo".

Pero miremos lo que esto significa: Jesús apareció en el mundo por dos razones: para que no siguiésemos pecando, y para morir de forma que hubiese una propiciación, un sacrificio en sustitución que aleje la ira de Dios por nuestros pecados, si es que pecamos.

Traducido de: http://solidjoys.desiringgod.org/en/devotionals/the-son-of-god-appeared

No hay comentarios: