jueves, 27 de noviembre de 2014

Sin desvíos al calvario. Devocional John Piper 05/12

Lucas 2:6-7: "6 Y aconteció que estando ellos allí, se cumplieron los días de su alumbramiento.
7 Y dio a luz a su hijo primogénito, y lo envolvió en pañales, y lo acostó en un pesebre, porque no había lugar para ellos en el mesón"
Podríamos pensar que si Dios gobierna el mundo de manera que se hizo un censo imperial para llevar a María y a José a Belén, Él podría haberse asegurado de que hubiese un cuarto disponible en el mesón.

Si, podría haberlo hecho. Y Jesús también podría haber nacido en una familia rica. Podría haber convertido las piedras en pan en el desierto. Podría haber llamado a diez mil ángeles para que le rescatasen en Getsemaní. Podría haber bajado de la cruz y salvarse. Pero la pregunta no es lo que Dios podría hacer, sino lo que quiso hacer.

La voluntad de Dios fue que, aunque Cristo era rico, se hiciese pobre por nosotros. Los carteles de "sin habitaciones" que había en todos los moteles de Belén fueron por nosotros. 2 Corintios 8:9 dice: "por amor a vosotros se hizo pobre".

Dios gobierna todas las cosas, incluso la capacidad de los moteles, por amor a sus hijos. El camino al Calvario comienza con un cartel de "sin habitaciones" en Belén, y termina con las burlas y los escupitajos de la cruz en Jerusalén.

Y no debemos olvidar que Él dijo: "El que quiera seguirme, niéguese a sí mismo y tome su cruz".

Nos unimos a Él en el camino al Calvario y le oímos decir en Juan 15:20: "Acordaos de la palabra que yo os he dicho: El siervo no es mayor que su señor. Si a mí me han perseguido, también a vosotros os perseguirán".

A aquel que dice con entusiasmo: "Señor, te seguiré adondequiera que vayas", Jesús le responde: "Las zorras tienen guaridas, y las aves de los cielos nidos; mas el Hijo del Hombre no tiene dónde recostar la cabeza".

Sí, Dios podría haberse encargado de que Jesús tuviese alojamiento al nacer. Pero eso hubiese sido un desvío del camino hacia al Calvario.

Traducido de: http://solidjoys.desiringgod.org/en/devotionals/no-detour-from-calvary

No hay comentarios: