miércoles, 26 de noviembre de 2014

La visita largamente esperada. Devocional John Piper 03/12

Lucas 1:68-71: "68 Bendito el Señor Dios de Israel, Que ha visitado y redimido a su pueblo, 69 Y nos levantó un poderoso Salvador En la casa de David su siervo, 70 Como habló por boca de sus santos profetas que fueron desde el principio; 71 Salvación de nuestros enemigos, y de la mano de todos los que nos aborrecieron;"
Notemos dos cosas destacables en estas palabras de Zacarías en Lucas capítulo 1.

En primer lugar, nueve meses antes, Zacarías no podía creer que su mujer fuese a tener un niño. Ahora, lleno con el Espíritu Santo, tiene tanta confianza en la obra de redención que Dios hará a través del Mesías que viene, que la pone en tiempo pasado. Para una mente de fe, un acto prometido por Dios es cosa hecha. Zacarías ha aprendido a tomarle la palabra a Dios, y por eso tiene tanta seguridad: "Dios ha visitado y redimido".

En segundo lugar, la venida de Jesús el Mesías es una visita de Dios al mundo: "el Dios de Israel ha visitado y redimido". Durante siglos, el pueblo judío había languidecido bajo la convicción de que Dios se había apartado: El espíritu de profecía había cesado, Israel había caído en las manos de Roma, y todos los piadosos de Israel estaban esperando la visitación de Dios. Lucas nos dice en el versículo 2:25 que el devoto Simeón "esperaba la consolación de Israel", y en Lucas 2:38, Ana, llena de oración "esperaba la redención en Jerusalén".

Estos fueron días de gran expectación. Ahora la visita largamente esperada de Dios estaba a punto de ocurrir, de hecho, estaba a punto de llegar de una forma que nadie esperaba.

Traducido de: http://solidjoys.desiringgod.org/en/devotionals/the-long-awaited-visitation

No hay comentarios: