miércoles, 26 de noviembre de 2014

El Dios magnífico de María. Devocional John Piper 02/12

Lucas 1:46-55: "46 Entonces María dijo: Engrandece mi alma al Señor; 47 Y mi espíritu se regocija en Dios mi Salvador. 48 Porque ha mirado la bajeza de su sierva; Pues he aquí, desde ahora me dirán bienaventurada todas las generaciones. 49 Porque me ha hecho grandes cosas el Poderoso; Santo es su nombre, 50 Y su misericordia es de generación en generación a los que le temen. 51 Hizo proezas con su brazo; Esparció a los soberbios en el pensamiento de sus corazones. 52 Quitó de los tronos a los poderosos, Y exaltó a los humildes.53 A los hambrientos colmó de bienes, Y a los ricos envió vacíos. 54 Socorrió a Israel su siervo, Acordándose de la misericordia 55 De la cual habló a nuestros padres, Para con Abraham y su descendencia para siempre"
María puede ver claramente algo: Que Dios está a punto de cambiar el curso de la historia humana. Las 3 décadas más importantes de todos los tiempos están a punto de comenzar.

¿Y dónde está Dios? Ocupado con dos mujeres humildes y desconocidas, una de ellas es Elisabet, anciana y estéril. Otra de ellas es María, joven y virginal. Y María se conmueve tanto con esta visión de este Dios que ama a los humildes, que estalla a cantar esta canción, conocida como el Magnificat, en Lucas 1:46-55.

María y Elisabet son heroínas maravillosas en el evangelio de Lucas. A Lucas le encanta la fe de estas mujeres. Lo que más le impresiona al parecer, y lo que quiere que impresione a Teófilo, su noble lector, es la alegre humildad de Elisabet y María.

Elisabet dice en Lucas 1:43: "¿Por qué se me concede esto a mí, que la madre de mi Señor venga a mí?" y María dice en Lucas 1:48: "Él ha mirado la bajeza de su sierva".

Las únicas personas que de verdad pueden magnificar al Señor son gente como Elisabet y María. Gente que reconoce su humilde estado y que están abrumadas por la condescendencia de un Dios magnífico

Traducido de: http://solidjoys.desiringgod.org/en/devotionals/mary-s-magnificent-god

No hay comentarios: