domingo, 26 de octubre de 2014

¿Cómo alimentó (y cuidó) Noé a los animales en el arca?

De acuerdo a la Biblia, el arca de Noé era un lugar de refugio para todo tipo de animales que respiraban aire, creados por Dios. Es posible que Dios hiciese una provisión milagrosa para el cuidado diario de estos animales, pero no es necesario apelar a milagros para que las Escrituras se cumplan.

Explorar las soluciones naturales para las operaciones del día a día en el arca no desmerece el papel de Dios. El registro bíblico habla de varios milagros, como el hecho de que Dios llevó los animales hacia el Arca (Génesis 6:20; 7:9, 15), pero el estudio de soluciones de baja tecnología para cuidar los animales responde a algunas preguntas sobre el Arca, y de hecho, muchos problemas que en principio parecen insalvables, son bastante simples de solucionar.



¿Cómo cupieron los animales en el Arca?

Se sabe que los animales terrestres vertebrados forman unas 20.000 especies. Sin embargo, Noé solamente tendría que haber llevado una pareja de cada tipo básico, no de cada especie (la Biblia habla de "especie" pero no concreta a que se refiere). Cada tipo básico tiene unas 20-40 especies. Por tanto, podríamos dividir las 20.000 especies por  (20-40). Si utilizamos 25 como divisor (siendo pesimistas y tirando por lo bajo) tendremos unos 800 tipos básicos. Teniendo en cuenta una pareja de cada tipo, y contando que había animales de los que se llevó siete parejas, podríamos alcanzar una cantidad de unos 4.000 animales.

Sin embargo, según la Biblia, el Arca tenía tres pisos. Las medidas del arca serían de unos 150 m de largo, 30 m de ancho y treinta codos de altura 15 m de alto. Haciendo cuentas, son más de 13.000 metros cuadrados de superficie (contando los tres pisos). Esto da espacio para hasta 16.000 animales suponiendo que necesitasen el mismo espacio que en nuestras actuales granjas de almacenamiento y laboratorios. La mayoría de las criaturas eran pequeñas (pájaros, pequeños reptiles, mamíferos), y muchos se podrían haber enjaulado en grupos.

Desde luego, también había animales grandes como rinocerontes o elefantes. Pero cabe la posibilidad de que estos animales fueran jóvenes y no completamente desarrollados. Incluso los dinosaurios más grandes eran relativemente pequeños a los pocos años de edad.

¿Qué comían los animales?

Los grandes saurios y otros muchos animales podrían haber comido paja compactada, plantas secas, semillas y granos. Los carnívoros (si es que había carnívoros antes del diluvio) podrían haber comido carne seca u otros animales sacrificados, como por ejemplo tortugas gigantes, ballenas, o pescado preparado en seco.

No olvidemos además que Noé introdujo provisión en el arca para los animales, así como para su familia. (Génesis 6:21)

¿Cómo se cuidaban los animales?

Hemos de tener en cuenta que no es lo mismo el cuidado a largo plazo que reciben los animales en un zoo, que los cuidados de emergencia que podían recibir en el arca. La comodidad y la apariencia saludable de los animales no eran algo esencial para la supervivencia durante un año. Sobrevivir era lo principal.

Con una buena organización que evitase las caminatas, es posible que 8 personas alimentasen y cuidasen a 16.000 criaturas (recordemos que esto es un cálculo por lo alto, y que podrían haber sido solamente unas 4.000). Noé probablemente guardaba la comida y el agua cerca de cada animal. O aún puede que el agua potable estuviese canalizada por comederos. Los chinos han utilizado tubos de bambú durante miles de años para este propósito. Puede que también se utilizasen comederos con algún sistema rudimentario de autoabastecimiento. Todo esto hubiese ahorrado tiempo de cuidado a las personas en el arca.



¿Cómo respiraban los animales?

Es probable que bastase con una ventilación básica y sin mecanismos. El arca era de gran volumen, y la densidad de animales sería muy inferior a la que encontramos en algunas granjas modernas de almacenamiento masivo (tales como las granjas de pollos), que no requieren ventilación mecánica especial.

Por tanto es razonable creer que una ventana relativamente pequeña podría haber ventilado el arca. Por supuesto, si había una ventana larga en la sección superior central (lo cual no entra en contradicción con la Biblia), todos hubiesen estado más cómodos. También es interesante notar que el movimiento del aire se podría regir por la diferencia de temperatura entre los animales, de sangre caliente, y las superficies frías del interior.

Sin embargo, si hubiese sido necesario un sistema adicional de ventilación, este podía haberse provisto por el movimiento de las olas, o por un pequeño grupo de animales accionando algún tipo de ventilador rotatorio lento.

¿Qué hacían Noé y su Familia con los desechos animales?

Diariamente podían producirse varias toneladas de residuos animales. La clave para mantenerlo todo limpio era evitar que Noé y su familia tuviesen que hacer todo el trabajo. Noé pudo haber conseguido esto de distintas maneras. Una posibilidad es que se dejase que los residuos se acumularan bajo los animales utilizando aberturas con rampas.



Los animales más pequeños, como los pájaros, podrían haber tenido diferentes niveles en sus jaulas, acumulándose los residuos en la parte de abajo.

El peligro de gases tóxicos o explosivos debido al estiércol, tales como metano, podía haberse aliviado por el movimiento constante del arca. El metano tiene la mitad de densidad que el aire, y podría fluir hacia el exterior a través de una abertura pequeña como la de una ventana. No hay razón para creer que los niveles de esos gases en el Arca hubiesen alcanzado niveles peligrosos.

Además, suelos inclinados podrían haber permitido que los desechos cayesen en canales centrales, de forma que la familia de Noé podría haberlos eliminado sin necesidad de una gran mano de obra.

Aunque el viaje en el arca seguramente no fue cómodo ni fácil, era realizable. Incluso en estas circunstancias sin precedentes.

Traducido de: https://answersingenesis.org/noahs-ark/caring-for-the-animals-on-the-ark/



No hay comentarios: