jueves, 7 de agosto de 2014

Ten misericordia de mí, oh Dios Devocional John Piper 10/08

Salmos 51:1: "Ten piedad de mí, oh Dios, conforme a tu misericordia; Conforme a la multitud de tus piedades borra mis rebeliones"
David hace en este salmo tres peticiones: "Ten piedad", "conforme a tu misericordia" y "conforme a la multitud de tus piedades".

Eso es lo que Dios había prometido en Éxodo 34:6-7:

6 ¡Yahweh!¡Yahweh! fuerte, misericordioso y piadoso; tardo para la ira, y grande en misericordia y verdad;7 que guarda misericordia a millares, que perdona la iniquidad, la rebelión y el pecado, y que de ningún modo tendrá por inocente al malvado.
David sabía que había malvados que no serían perdonados, y que había culpables que, mediante alguna obra de redención misteriosa, no serían contados como culpables, sino que serían perdonados. El Salmo 51 era su forma de apropiarse de ese misterio de misericordia.

Nosotros sabemos más de lo que sabía David acerca de este misterio de redención. Conocemos a Cristo. Pero nos apropiamos de la misericordia de la misma forma en que David lo hizo.

Lo primero que hace David es saber que no puede hacer nada y acudir a Dios. En el día de hoy hemos de saber que no podemos hacer nada, y acudir a Cristo.

Traducido de: http://solidjoys.desiringgod.org/en/devotionals/have-mercy-on-me-o-god

No hay comentarios: