martes, 5 de agosto de 2014

Jesús adquirió tu perseverancia Devocional John Piper 06/08

Lucas 22:20: "Esta copa es el nuevo pacto en mi sangre, que por vosotros se derrama"
Lo que significa este versículo es que el nuevo pacto, que fue prometido de manera explícita en Jeremías 31 y 32, fue asegurado y sellado por la sangre de Jesús. El nuevo pacto se hace realidad porque Jesús murió para establecerlo.

¿Qué es lo que asegura el nuevo pacto para aquellos que pertenecen a Cristo? Asegura la perseverancia en la fe hasta el final.

Escucha Jeremías 32:40:

Y haré con ellos pacto eterno, que no me volveré atrás de hacerles bien, y pondré mi temor en el corazón de ellos, para que no se aparten de mí.
El pacto eterno es el nuevo pacto, que incluye una promesa inquebrantable: "pondré mi temor en el corazón de ellos, para que no se aparten de mí". No podrás apartarte, y no te apartarás. Cristo selló este pacto con su sangre. Él adquirió tu perseverancia.

Si estás perseverando hoy en la fe, se lo debes a la sangre de Jesús. El Espíritu Santo, que obra dentro de tí para guardar tu fe, está honrando la adquisición que hizo Jesús. El Espíritu de Dios obra en nosotros lo que el Hijo de Dios obtuvo para nosotros. El Padre lo planeó, Cristo lo adquirió y el Espíritu lo aplica. Y todo esto se hace de manera infalible.

Dios está totalmente comprometido con la seguridad eterna de sus hijos, que fue adquirida con sangre.

Traducido de: http://solidjoys.desiringgod.org/en/devotionals/jesus-bought-your-endurance

No hay comentarios: