sábado, 23 de agosto de 2014

El objetivo del amor de Cristo Devocional 05/09

Juan 17:24: "Padre, aquellos que me has dado, quiero que donde yo estoy, también ellos estén conmigo, para que vean mi gloria que me has dado; porque me has amado desde antes de la fundación del mundo"

Los creyentes en Jesús son preciosos para Dios (¡porque somos la novia de Jesús!) y Él nos ama tanto que no permitirá que nuestra preciosidad se convierta en nuestro dios.

Dios desde luego hace mucho de nosotros (¡nos adopta!), pero lo hace de tal forma que nos saca fuera de nosotros para disfrutar de su grandeza.

Pruébate a ti mismo. Si Jesús viniese a pasar un día contigo, te sentara en el sillón y te dijese "de verdad te amo", ¿En qué te centrarías el resto del día que pasarías junto a Él?

Me parece que demasiadas canciones y sermones nos dan una respuesta equivocada. Dejan la impresión de que la plenitud de nuestro gozo está en el sentimiento recurrente de ser amados. "¡Me ama!, ¡Me ama!" desde luego, esto significa gozo. Pero no es el centro y no es la plenitud.

¿Qué es lo que decimos con las palabras "soy amado"? ¿Qué queremos significar?¿Qué es "ser amado"?

No se encontraría el mayor gozo, el gozo que más exalta a Cristo, en el hecho de contemplarle todo el día y estallar diciendo "¡Eres asombroso!, ¡Eres asombroso!".

* Él responde las preguntas más difíciles, y su sabiduría es asombrosa.

* Él toca llagas sucias y que supuran y su compasión es asombrosa.

* Él resucita a una mujer muerta en la oficina del examinador, y su poder es asombroso.

* Él predice lo que va a suceder en la tarde, y su capacidad de predicción es asombrosa.

* Él es capaz de dormir durante un terremoto, y su falta de temor es asombrosa.

* Él dice "antes de que Abraham fuese, YO SOY" y sus palabras son asombrosas.

Caminamos con Él completamente asombrados de lo que vemos.

¿No es más bien este amor que tiene por nosotros su disposición para hacer todo lo que deba hacer (incluyendo el morir por nosotros) de forma que nosotros podamos quedar maravillados con Él sin ser incinerados? La redención, propiciación, perdón, justificación, reconciliación ... todo esto debe suceder, es un acto de amor.

Pero el objetivo del amor que realiza esos actos con amor, es que estemos con Él y veamos su gloria, que nos deja con la boca abierta y atónitos. En esos momentos nos olvidamos de nosotros mismos y le vemos y le sentimos.

Así que insto a los pastores y maestros: Lleven a la gente a través de los actos del amor de Cristo hacia el objetivo de su amor. Si la redención, la propiciación, el perdón, la justificación y la reconciliación no nos están llevando a disfrutar de Jesús mismo, no son amor.

Haz énfasis en esto. Es por esto que Jesús oró.


Traducido de: http://solidjoys.desiringgod.org/en/devotionals/the-goal-of-christ-s-love

No hay comentarios: