miércoles, 16 de julio de 2014

Jesús guarda a sus ovejas. Devocional John Piper 24/07

Lucas 22:31-32: "Dijo también el Señor: Simón, Simón, he aquí Satanás os ha pedido para zarandearos como a trigo; pero yo he rogado por ti, que tu fe no falte; y tú, una vez vuelto, confirma a tus hermanos"
Aunque Pedro falló miserablemente, la oración de Jesús lo preservó de la ruina completa. Pedro fue traído a un llanto amargo y restaurado al gozo y la valentía de Pentecostés. De la misma forma Jesús está intercediendo por nosotros hoy mismo, para que nuestra fe no falle (ver Romanos 8:34).

Jesús prometió que sus ovejas serían preservadas y que nunca perecerían. Juan 10:27-28 dice: "Mis ovejas oyen mi voz, y yo las conozco, y me siguen, y yo les doy vida eterna; y no perecerán jamás, ni nadie las arrebatará de mi mano".

La razón de esto es que Dios obra para preservar la fe de las ovejas: Filipenses 1:6 dice: "el que comenzó en vosotros la buena obra, la perfeccionará hasta el día de Jesucristo".

No se nos deja solos a la hora de luchar la batalla de la fe. Filipenses 2:13 dice: "Porque Dios es el que en vosotros produce así el querer como el hacer, por su buena voluntad".

La Palabra de Dios te asegura que, si eres su hijo, él te "hará apto en toda obra buena para que hagáis su voluntad, haciendo él en vosotros lo que es agradable delante de él por Jesucristo" (Hebreos 13:21).

Nuestra perseverancia en al fe y en el gozo está de manera decisiva y final en las manos de Dios. Sí, nosotros hemos de luchar, pero esa misma lucha es lo que Dios "obra en nosotros". Y ciertamente lo hará, porque como dice Romanos 8:30: "y a los que justificó, a estos también glorificó".

No perderá ninguno de los que ha traído a la fe y ha justificado.


Traducido de: http://solidjoys.desiringgod.org/en/devotionals/jesus-keeps-his-sheep

No hay comentarios: